¿Existen superalimentos para el cerebro?

María Enriquez · 18 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 7 mayo, 2019
Una dieta sana y equilibrada en la que incluyamos estos alimentos, además de otras frutas, verduras, pescados y carnes, mantendrá nuestro cuerpo en condiciones óptimas.

El cerebro es el gran director de nuestro cuerpo. Está formado por millones de neuronas que responden a un sinfín de impulsos que vienen del exterior. Su funcionamiento es tan complejo, que hasta la fecha siguen existiendo una gran cantidad de interrogantes acerca del alcance de su poderío.

Existen diversas enfermedades que lo van deteriorando lentamente. Y a diferencia de tiempos pasados, donde se limitaban a afectar a personas de avanzada edad en su mayoría, hoy en día su incidencia también afecta a personas más jóvenes.

Existen ciertos alimentos que se ha demostrado que pueden ayudar a prevenir ese deterioro. No quiere decir que consumiéndolos esté garantizado que no suframos enfermedades degenerativas, pero sí que podemos reducir el riesgo de que aparezcan.

Arándanos

Esta fruta es muy nutritiva. Sus bondades ayudan a evitar o retrasar enfermedades degenerativas del cerebro, como el caso del Alzheimer, según este artículo publicado en la Revista mexicana de ciencias agrícolas. También es un potente antioxidante.

Frutos secos para fortalecer el cerebro

Nos aportan diversos minerales y vitaminas, entre ellos, fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del complejo B y vitamina E. Estos frutos son aliados para mantener una buena salud cardiovascular, lo que se traduce en un correcto aporte de oxígeno a todos los órganos, sin dejar de mencionar, por supuesto, al cerebro.

Frutos secos

Aguacate

Posee propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento y deterioro precoz de nuestra salud. Además, contiene omega 3, ideal para proteger al cerebro del desgaste prematuro.

Tomates

El tomate contiene una sustancia llamada licopeno, que, según un artículo publicado en la revista Idesia, previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.  

Semillas de chia

Las semillas de chia favorecen el funcionamiento de las neuronas y mejoran la actividad cerebral, lo cual ha sido demostrado en experimentos con animales. Es considerada la mayor fuente de omega 3 que conseguimos en la naturaleza. Previene el envejecimiento de los tejidos, manteniendo las funciones intactas por más tiempo.

Aceite de oliva

Posee poderosos efectos antioxidantes de protección para los tejidos, evita el daño causado por los denominados radicales libres que llevan a las diferentes enfermedades como el caso del cáncer. Hoy en día no existen evidencias de la relación entre aceite de oliva y prevención del cáncer. 

Aceite de oliva

Además, posee grasas saludables que ayudan a proteger el corazón, logrando una óptima circulación sanguínea y consiguiendo nutrir a todas las células del cuerpo para que puedan funcionar correctamente.

Pescados

Los pescados son una fuente rica de fósforo. Este mineral ayuda a fortalecer el cerebro, especialmente, mejorando la memoria. Consumir periódicamente pescados, sobre todo, el azul, por su alto contenido de omega 3, nos ayudará a proteger la salud de nuestro corazón y también del cerebro.

Té verde

Gran antioxidante, ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y las que afectan al cerebro, como se asegura en este artículo publicado en la revista Index de Enfermería. Además, ayuda a preservar la memoria, evita el daño, causado por el paso del tiempo, manteniendo protegidas a nuestras células.

Cacao

Consumido, por supuesto, con moderación el cacao puede ayudar en la buena salud del cerebro, ya que contiene antioxidantes que evitan el envejecimiento prematuro del organismo, a la vez de prevenir enfermedades del corazón. Sobre todo, como sostiene este artículo, si contiene una proporción superior del 60% del cacao.

Asimismo es rico en magnesio, un mineral que ayuda en la nutrición de nuestro sistema nervioso.

Brócoli

El brócoli posee nutrientes que tienen la capacidad de potenciar la memoria y preservar la buena salud del cerebro. También posee propiedades que ayudan a proteger al corazón, por su alto contenido en vitamina E, como se asegura en este artículo.

En resumen

Todos estos alimentos tienen la capacidad de ayudar al buen funcionamiento de tu cerebro. Por ello, debes incluirlos en tu alimentación y en la de tu familia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de 400 gramos de frutas y verduras al día para prevenir las enfermedades crónicas y mantenerse sano.

Una alimentación sana y balanceada mantendrá tu cuerpo en óptimo estado por mucho más tiempo, anímate y decide elegir día a día lo natural y beneficioso.