El éxito es cuestión de equilibrio - Mejor con Salud

El éxito es cuestión de equilibrio

Para lograr el éxito debemos equilibrar todas las parcelas de nuestra vida y aprender a darle a cada una la importancia que tiene, pero sin descuidar el resto
éxito

El éxito es una cuestión de equilibrio. Algo que no siempre se consigue y que echa por tierra todo lo que deseamos conseguir. Por eso es tan importante ser conscientes de ello.

Pero, ¿en qué consiste realmente el equilibrio? No es tan sencillo de lograr, quizás porque requiere de un gran esfuerzo y voluntad por nuestra parte.

Lee: Los 5 pasos para encontrar el equilibrio emocional

Sin embargo, si queremos tener éxito, no le podemos dar la espalda.

La magia de la armonía

mujer-feliz

Cuando nuestras vidas derrochan armonía todo fluye, todo va bien. Aunque sigan existiendo problemas, somos capaces de solventarlos, como no podría ser de otra manera, con éxito.

No obstante, en ocasiones nos dejamos llevar demasiado por nuestras ambiciones, que nos ciegan y empiezan a instarnos a actuar de forma inadecuada.

  • Por ejemplo, nos centramos tanto en nuestro trabajo que ya no tenemos tiempo para nuestra familia.
  • Estamos tan absortos y queremos hacer tantas cosas en tan poco tiempo que aplazamos los encuentros con los amigos.

Al final, terminamos viviendo para trabajar, sin disfrutar de la vida y dejando nuestras relaciones interpersonales apartadas a un lado.

Aunque ahora no les demos la importancia que se merecen, cuando consigamos lo que queremos, sí lo haremos. El problema es que, entonces, quizás sea demasiado tarde.

Descubre: Cómo crear un hogar armonioso

mujer-ante-una-ventana-suspendida-en-el-aire

Por eso es tan necesaria la armonía. Aunque le dediquemos horas a lo que nos gusta, tenemos que priorizar lo que en verdad es importante. Porque, de lo contrario, cuando consigamos nuestras metas, nos veremos solos.

Será entonces cuando, a pesar de tener éxito, no te sentirás pleno ni dichoso.

El éxito puede desgastarte

disfrutar

Conseguir algo requiere que lo demos todo, que afrontemos retos y dificultades y que, aun así, salgamos adelante.

No obstante, si el equilibrio no está presente en este camino que estamos recorriendo, el éxito nos puede desgastar e incluso terminar con nosotros.

Puede convertirnos en personas irritables, cuando antes no lo éramos; generarnos un estrés y enfado continuos, cuando antes siempre llevábamos puesta una sonrisa.

La falta de equilibrio nos puede transformar en alguien que no queremos ser. Alguien triste, ansioso, ambicioso y con una serie de emociones negativas que se convierten en el pan del día a día.

Por este motivo es muy importante que saquemos tiempo para nosotros. Para hacer lo que nos gusta, para relajarnos y olvidarnos del intenso trabajo que tenemos.

No te pierdas: Necesitas tiempo para ti: 5 dimensiones psicológicas que te lo demuestran

Correr demasiado deprisa no nos va a beneficiar. A veces, es mejor que todo suceda más lento y que disfrutemos del camino.

Si al apresurarnos en hacerlo todo corriendo terminamos con nuestro equilibrio, generamos discusiones con nuestros seres queridos y nos irrita hasta el punto de transformar nuestro carácter, el éxito no valdrá la pena.

Pues cuando llegues a él te darás cuenta de que no has culminado tu triunfo.

Establece prioridades

mujer-en-equilibrio

Es complicado establecer prioridades cuando estamos tan enfocados en lo que nos apasiona. Sin embargo, no se trata de mirar solo hacia el frente.

Hay vida a nuestro alrededor, así que giremos la cabeza, levantémosla y bajémosla de vez en cuando.

El éxito radica en conseguir dedicarle nuestro tiempo a distintos aspectos de nuestra vida, diferentes ámbitos, personas y situaciones.

De esta manera, nos encontraremos en equilibrio, donde todas las áreas de nuestra existencia tienen su momento.

Las consecuencias de darle la espalda a una de ellas serán terribles. Si dejas de hacer lo que te gusta, de disfrutar de tu pasatiempo, ¿qué ocurrirá si un día ya no puedes hacerlo?

Si dejas a tu familia de lado, ¿por qué esperas que no haya discusiones ni recriminaciones por priorizar tu trabajo antes que a las personas?

En el momento en que no pasas tiempo con tus amigos, ¿cómo acudir a ellos y pedirles ayuda cuando necesitas desahogarte o que alguien te dedique unas palabras de aliento?

Antes de irte lee: Atrévete: inicia este viaje interior para tener claras tus prioridades

Tener éxito implica, necesariamente, sentirnos bien, felices y en armonía en todos los aspectos de nuestra vida.

Por eso, nunca debemos dejarnos cegar por la ambición y, a su vez, debemos valorar lo que ya tenemos dándoles un lugar.

Se acabaron los falsos “no tengo tiempo” o “es que lo hago por nuestro futuro”.

Estas son meras excusas que nos ponemos cuando solo miramos hacia adelante, ignorando lo que ocurre a nuestro alrededor.