Prepara un exquisito pescado al horno en sus jugos

El pescado al horno en sus jugos es una de las mejores formas de tomar estos productos marinos. Esta receta es sencilla de elaborar y deliciosa. ¡Apunta nuestros trucos!

El pescado al horno en sus jugos es una excelente opción para cuando se tiene invitados en casa o simplemente cuando se desea disfrutar de una cena ligera y saludable en familia. Especialmente porque se prepara en poco tiempo y de una manera muy fácil.

Al ser una preparación sencilla, es fundamental que los ingredientes sean de excelente calidad y que los tiempos de cocción sean adecuados. A continuación, veremos algunas recomendaciones para preparar en casa un delicioso pescado al horno en sus jugos.

Cómo elegir un buen pescado

Para que esta preparación tenga éxito, lo más importante es que el pescado esté muy fresco y sea de buena calidad. Para eso, sigue estos consejos:

  • Si se compra un pescado entero, una forma de comprobar su frescura es mirándole los ojos. Si el color es claro y brillante y se puede ver el iris, es señal de que el pescado está fresco. Cuando los ojos son oscuros o tienen venas negras, ha estado demasiado tiempo en la pescadería o el supermercado.
  • La piel poco brillante o las escamas que se desprenden de la piel, así como las branquias de un color grisáceo, también son señales de que el pescado no es fresco.
  • Si se eligen filetes, lo importante es verificar que la carne esté firme al tacto y que el olor se parezca al olor del mar. Si el pescado tiene piel, se puede verificar que esté bien pegada a la carne; cuando el pescado ha estado mucho tiempo fuera del agua, la piel se empieza a desprender.

Lee también: 6 tipos de pescado que no debes consumir

Tipos de pescados y técnicas de cocción

Pescados que puedes preparar al horno en sus jugos

Hay muchos tipos de pescados en el mercado. Para preparar con éxito un pescado al horno en sus jugos, es necesario conocer las características de la especie que se ha elegido; es importante conservar todos sus nutrientes:

Pescados blancos

Los llamados pescados blancos son aquellos cuya carne es precisamente de ese color; son magros porque su contenido de grasa es muy bajo.

Y es justamente por esta razón que al prepararlos hay que tener mucho cuidado para que no se sequen. Entre los más conocidos se encuentran la merluza, el lenguado, el mero y el bacalao fresco.

Una buena manera de preparar este pescado es en papillote. Este método de cocción consiste en envolver las piezas en papel aluminio y cocinarlos en el horno a temperatura media.

También quedan muy bien con cualquier tipo de salsa; un ejemplo de ello es la merluza en salsa verde, muy utilizada en la cocina española tradicional.

Pescados azules

También están los pescados azules como el salmón o el atún. Tienen un alto contenido de grasa. Con un simple toque de sal y hierbas y el tiempo de cocción adecuado se puede obtener un jugoso pescado al horno.

Pescados semigrasos

Finalmente, existen los pescados semigrasos que son muy versátiles y se pueden preparar casi de cualquier forma. Entre ellos se encuentra la corvina, la trucha, los boquerones y la lubina.

Ver también: ¿Cómo identificar un pescado en mal estado?

Receta fácil de pescado al horno en sus jugos

Receta fácil de pescado al horno en sus jugos

Esta receta se puede preparar con cualquier tipo de pescado blanco o semigraso. En este caso se ha elegido la merluza, pero puede quedar muy bien con corvina, mero o cualquier otro.

Ingredientes

  • Limón.
  • ¾ taza de tomate picado (40 g).
  • ½ taza de cebolla picada (40 g).
  • 3 filetes de merluza (200 g).
  • Sal, pimienta y aceite de oliva (al gusto).
  • 1 cucharada de cilantro, perejil, tomillo o romero (10 g).

Preparación

  • Primero, debes sazonar los filetes con sal, pimienta y zumo de limón, y reservar.
  • Pica finamente la cebolla y el cilantro.
  • Corta los tomates en cubos muy pequeños.
  • Precalienta el horno a 180º C.
  • Luego, corta pedazos de papel de aluminio, calculando que los filetes se puedan envolver en ellos.
  • Con la ayuda de una brocha de cocina, pon aceite de oliva en cada papel de aluminio. Coloca una capa de cebolla picada, tomate y cilantro. Salpimienta.
  • Coloca encima un filete de merluza y vuelve a cubrir con otra capa de cebolla, cilantro y tomate. Salpimienta y pon un chorrito de aceite de oliva.
  • Después, cierra los papeles en paquetes individuales, doblando bien los bordes para que no se escapen los jugos (como si fueran paquetes de regalo).
  • Coloca los paquetitos en un recipiente para horno y deja durante aproximadamente 10 a 15 minutos.
  • Al final de ese tiempo, abre con mucho cuidado un paquete y verificar la cocción.

Este delicioso pescado al horno en sus jugos se puede servir acompañado de arroz blanco o patatas cocidas. Es una receta muy ligera y saludable, ideal para la cena.