Los extractos florales en los productos para cuidar la piel

Brunilda Zuñiga · 14 noviembre, 2017 · Última actualización: 16 enero, 2019 16 enero, 2019
Los extractos florales, en combinación con varios compuestos químicos, tienen un gran alcance en el cuidado de la piel.

Los extractos florales son un ingrediente muy común, tanto dentro como fuera de la cosmética natural, para limpiar, nutrir y reparar la piel del rostro. Y es que, a diferencia de lo que se pueda pensar a simple vista, hoy en día las mascarillas, cremas, lociones y demás tratamientos ya no están elaborados a partir de los pétalos u hojas de las plantas como tal, sino de su agua, aceite esencial o bien, sus extractos.

Las propiedades más apreciadas en la mayoría de los extractos florales son la antimicrobiana y la antiinflamatoria. Ahora bien, los extractos no son el único ingrediente de los productos cosméticos para el cuidado y belleza de la piel, sino que se encuentran en fórmulas junto con múltiples compuestos químicos.

Beneficios de los extractos florales

Por lo general, los productos botánicos son una fuente rica en vitaminas, antioxidantes, proteínas y otros compuestos bioactivos. Ahora bien, según su composición, pueden tener:

  • Actividad antioxidante –> ideal para combatir la agresión de los factores ambientales y los radicales libres.
  • Actividad antimicrobiana –> excelente para combatir infecciones. 

En suma, el uso de extractos bioactivos o fitoquímicos cumple una gran función: proveer nutrientes a la piel para que esté sana.

Mascarillas florales para cuidar la piel

Aunque no tienen el mismo alcance que un preparado de farmacia, las siguientes mascarillas florales son una buena opción para cuidar la piel, de una forma simple y natural. 

Hay que recordar que siempre es necesario aplicar un poco de las mascarilla en la zona de la muñeca, dejar sobre la piel unos minutos y observar si ocurre alguna reacción desfavorable (enrojecimiento, inflamación, picazón, etcétera). En caso de que no ocurra ninguna reacción desfavorable, se puede proceder a aplicar sobre la piel del rostro.

1. Lavanda y avena

Aceite de lavanda.

 

Las flores de lavanda no solo tienen un aroma muy agradable sino que también son muy buenas para mimar la piel. Al combinarla con la avena, se obtiene una mascarilla perfecta para devolverle la tersura a la piel del rostro de una forma suave. 

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 3 cucharadas de avena molida (30 g).
  • 2 cucharadas de flores de lavanda (20 g).

Preparación

  • En un recipiente, lleva el agua a hervir.
  • Mientras tanto, machaca las flores de lavanda en un mortero.
  • Una vez alcance el punto de ebullición, agrega la pasta de las flores de lavanda y déjala cocer durante 10 minutos.
  • Apaga y retira del fuego. Una vez tibia, mezcla todo con la avena molida y deja reposar durante 20 minutos.
  • Aplica sobre la piel y deja actuar 20-25 minutos aproximadamente. 

Descubre: 6 mascarillas con aceite de nuez para cuidar la piel

2. Flores de manzanilla y harina de trigo integral

Junto con el aloe vera, la manzanilla es una de las plantas que más aportes brinda a la piel. Las flores de manzanilla tienen un efecto calmante y suavizante, con lo cual, resultan muy beneficiosas incluso para las pieles más sensibles.

Ingredientes

  • 1 cucharada de harina de trigo integral (10 g).
  • 2 cucharadas de pétalos de manzanilla (20 g).
  • 3 cucharaditas de leche o bebida de arroz (15 ml).

Preparación

  • Tritura las mitad de las flores de manzanilla en el mortero y prepara una infusión con la otra mitad.
  • Mezcla todos los ingredientes hasta integrar por completo. 
  • Aplica sobre la piel limpia y deja actuar 20 minutos.

3. Flor de hibiscus y yogur

Mascarilla de hibiscus y yogurt para refrescar

¿Te expusiste demasiado al sol y quieres refrescar un poco la piel de tu rostro? En ese caso, esta mascarilla es buena para ello. Además de tener un aroma delicioso, obtendrás una piel suave y tonificada.

Ingredientes

  • Los pétalos de una flor de hibiscus.
  • 4 cucharadas de yogur natural (40 g).

Preparación

  • En un recipiente, mezcla los pétalos hibiscus y el yogur.
  • Cuando obtengas una mezcla homogénea, llévala al refrigerador por 5 minutos.
  • Aplica sobre la piel limpia y deja actuar durante 15 minutos.

Descubre: 6 flores con excelentes beneficios para tu salud

Para recordar

  • Las mascarillas nunca se aplican sobre la zona de los párpados ni los labios. 
  • Se deben conservar las preparaciones en el refrigerador por un máximo de 3 días.
  • Antes de proceder a aplicarlas, debe limpiarse la piel con agua fresca y jabón.
  • Lo más recomendable es aplicar las mascarillas por la noche, antes de ir a descansar.
  • No hay que olvidar que las mascarillas caseras no pueden sustituir ningún tratamiento indicado por un dermatólogo.
  • Clarke, Sue. (2008). ''Composition of essential oils and other materials''. Essential Chemistry for Aromatherapy. Second Edition.

  • Ferreira, Elaine & Vasques, Christiane & Jesus, Cristine & Reis, Paula. (2015). ''Topical effects of Chamomilla Recutita in skin damage: A literature review''. Pharmacologyonline. 3. 123.
  • Shin, Sujin. (2013). ''Antimicrobial and Improvement Effects of Tea Tree and Lavender Oils on Acne Lesions''. Journal of Convergence Information Technology. 8, 339.
  • Srivastava, Janmejai K et al. “Chamomile: A herbal medicine of the past with bright future” Molecular medicine reports vol. 3,6 (2010): 895-901.
  • Ribeiro, Estanqueiro, Oliveir y ''Sousa. Main Benefits and Applicability of Plant Extracts in Skin Care Products''. Cosmetics 2015, 2, 48-65; doi:10.3390/cosmetics2020048