Fabrica tu propio rompehongos natural para las uñas

Daniela Echeverri Castro·
27 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
18 Noviembre, 2019
Se considera que, además del tratamiento pautado por el médico, se podría recurrir al siguiente remedio casero para eliminar los hongos en las uñas.

En caso de tener hongos en las uñas, lo más adecuado es consultar con el médico o, en su defecto, el farmacéutico, para obtener un tratamiento adecuado. Y si el profesional lo autoriza, a modo de complemento podemos recurrir al rompehongos casero.

El rompehongos casero es una preparación que tiene como objetivo ayudar a eliminar los hongos de las uñas. Está compuesto por tres ingredientes con propiedades antibacterianas y antimicrobianas: el vinagre blanco, el alcohol etílico y el agua oxigenada.

Los hongos en las uñas, un problema común

Los hongos en las uñas son un problema que debe tratarse, no solo por cuestiones de estética, sino por salud. Por ello, es necesario acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado para nuestro caso. 

La onicomicosis (también conocida como ‘tiña‘) es una de las infecciones más comunes que puede afectar a las uñas y, en concreto, la lámina ungueal. Esta se origina por la acción de los dermatofitos, levaduras o mohos no dermatofitos, microorganismos patógenos que crecen con facilidad en ambientes húmedos y cálidos.

uñas con hongos

Suele afectar con mayor frecuencia a las uñas de los pies, sin embargo, también puede afectar las uñas de las manos. Y se caracteriza por provocar más síntomas visibles que sensitivos, en especial cuando apenas se está empezando a desarrollar.

Esta afección hace que las uñas tengan un mal aspecto y presenten alteraciones varias en cuanto forma, tamaño, color e incluso olor. Por ello pueden apreciarse amarillentas, gruesas y quebradizas (o escamosas), mientras que la piel de sus alrededores se ve inflamada y rojiza.

Cuando no se aplica el tratamiento adecuado, se corre el riesgo de que la uña se debilite y se caiga. Debido a esto es primordial prestarle atención desde sus etapas iniciales y seguir las indicaciones del médico.

Las personas con diabetes son propensas a tener hongos en las uñas de los pies, por ello, deben procurar mantener ciertas medias de precaución.

Los ingredientes del rompehongos para las uñas

Según la sabiduría popular, este ‘rompehongos’ de uso tópico podría ayudar a combatir la infección en las uñas. Para elaborarlo, solo se necesitan tres ingredientes a los que se atribuyen propiedades antimicrobinas y antibacterianas:

  • Agua oxigenada.
  • Alcohol etílico al 90 %.
  • Vinagre blanco.

Beneficios del agua oxigenada

Agua oxigenada

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un producto muy utilizado para la desinfección de heridas. Tiene un átomo más de oxígeno que el agua normal y la presentación que más se vende en las farmacias es la de 3 %.

Hace parte del catálogo de desinfectantes ecológicos, ya que la acción química de la oxidación es la que se encarga de eliminar los agentes patógenos (bacterias) que causan la infección de las uñas.

Su aplicación en las uñas favorece la destrucción de las levaduras y dermatofitos que provocan la infección.

Descubre: 8 increíbles usos del agua oxigenada que seguro no conoces

Beneficios del alcohol etílico al 90 %

El alcohol etílico es aquel que es destilado con fines medicinales y, por lo tanto, casi todos lo tienen dentro de su botiquín de primeros auxilios.

  • Este se utiliza como desinfectante y antibacteriano, sobre todo, en las lesiones que afectan la piel.
  • Está comprobado que es eficaz contra la mayoría de bacterias y hongos, pero no contra las esporas bacterianas.

A nivel estético forma parte de la manicura y pedicura. Este disminuye la presencia de hongos en las uñas y elimina los microorganismos que puedan quedar en las herramientas.

Beneficios del vinagre blanco

Vinagre blanco

Se cree que los compuestos ácidos que contiene el vinagre blanco  podrían contribuir con el tratamiento de los hongos en la piel. Además se considera que este líquido es un buen antiséptico y también un antimicótico natural. Por ello, podría hacerle frente a la onicomicosis y el conocido ‘pie de atleta’.

Su aplicación reduce la sensación de comezón, el color amarillo y las antiestéticas durezas que impiden lucir unos pies bonitos.

Lee: 8 usos del vinagre blanco que no podrás creer: ¡Descúbrelos!

Receta del rompehongos para las uñas

cuidado de las uñas

El rompehongos se prepara fácilmente a partir de tres ingredientes con propiedades antimicrobianas y antibacterianas: vinagre blanco, agua oxigenada y alcohol etílico.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de alcohol etílico al 90 % (50 ml).
  • 5 cucharadas de agua oxigenada (50 ml).
  • 2 cucharadas de vinagre blanco (20 ml).

Utensilios

  • 1 recipiente de vidrio (con tapa).
  • 1 cuchara de metal o plástico.

Procedimiento

  • Coloca el agua oxigenada y el alcohol etílico en un recipiente de vidrio.
  • Incorpora el vinagre blanco y agita para que todo quede bien integrado.
  • Tapa el frasco y déjalo en un lugar fresco y seco.
  • Lava muy bien la uña afectada.
  • Sécala con una toalla suave y aplícale un poco de tratamiento con la ayuda de un algodón.
  • Si está demasiado gruesa, lima con cuidado su superficie y frota el preparado.
  • Úsalo con regularidad a la par del tratamiento pautado por el médico para obtener buenos resultados.

Además de aplicarte el rompehongos, ¿qué más debes hacer?

Si tienes hongos en las uñas, lo más recomendable es que consultes con tu médico cuál puede ser el tratamiento más adecuado para ti. Y si el profesional lo autoriza, puedes utilizar algunos complementos, como el rompehongos que te comentamos anteriormente.

No es recomendable que recurras exclusivamente a los remedios naturales, ya que de ser así, la infección podría empeorar y no curarse como es debido. Por ello, debes considerarlos siempre como posibles ayudas complementarias.

En caso de que tengas hongos en las uñas de los pies, procura desinfectar tus zapatos, calcetines y todo tipo de elementos (toallas, por ejemplo), con un poco de bicarbonato de sodio, para asegurarte de no volver a infectarte.