¿Qué factor de protección solar es el más adecuado?

2 mayo, 2018
Existen diferentes factores de protección solar disponibles en el mercado, descubre cual es el más adecuado para tu tipo de piel.

El factor de protección solar (FPS) indica el tiempo que nuestra piel puede estar expuesta al sol sin quemarse. Es el número que encontramos en las cremas solares y que en realidad, hace referencia al número de horas que nuestra piel está protegida del sol con dicha crema.

El FPS permite, mediante una sencilla fórmula, calcular el tiempo que podemos exponernos al sol sin quemarnos. Para ello debemos saber cuánto tiempo tarda nuestra piel en quemarse sin ningún tipo de crema protectora y a continuación, multiplicar este número por el FPS que vayamos a usar, el resultado será el tiempo durante el que estaremos protegidos de la radiación solar.

Por ejemplo, si una persona tardaría 5 minutos en quemarse tomando el sol sin protección solar y usa un FPS de 50, en teoría, estaría protegida de la radiación solar durante 250 min.

Mujer aplicándose crema solar.

Consideraciones

Si volvemos al caso del ejemplo anterior, en el cual, teóricamente una persona estaría protegida del sol durante 4 horas, debemos matizar que esto no hay que tomarlo al pie de la letra. En 4 horas nos tocamos repetidas veces la piel, sudamos y nuestra piel reabsorbe la crema que nos hemos aplicado. Por este motivo, se recomienda volver a aplicarse crema cada 2 horas, a fin de asegurar la protección.

Ver también: Cómo hacer un protector solar casero

Tipos de radiaciones solares

Existen dos tipos de radiación solar ultravioleta, que es el tipo de radiación solar que nos afecta a la piel:

  • Rayos UVA: muy enérgicos, capaces de atravesar vidrio, agua y nuestra propia piel, llegando hasta la dermis (capa profunda de la piel). Debido a su alta energía, esta radiación es capaz de provocar mutaciones en nuestro ADN, pudiendo originar cáncer.
  • Rayos UVB: menos enérgicos y por tanto menos penetrantes. Es la radiación responsable del bronceado, pero también de las quemaduras solares por su capacidad de quemar tejido. Son por tanto los rayos que provocan un daño directo en la piel.

Teniendo esto en cuenta, a la hora de elegir una crema de protección solar es importante evaluar si esta tiene una protección de amplio espectro, ya que solo las cremas que lo indican específicamente protegen tanto de los rayos UVA como de los UVB.

Calma las quemaduras solares.

Tipos de fototipos

El fototipo es la capacidad que tiene la piel para asimilar las radiaciones procedentes del sol. Es decir, el tipo de adaptación al sol, que determina si una piel se broncea o no y en qué grado lo hace. Existen 6 tipos:

  • Fototipo I: individuos de piel muy blanca y clara, pelirojos, ojos azules y con pecas en la piel. Suelen quemarse intensamente tras la exposición al sol y prácticamente no se broncean.
  • Fototipo II: individuos de piel clara, rubios y de ojos azules, también pueden presentar pecas en la piel. Se queman fácilmente y de forma intensa y se broncean ligeramente.
  • Fototipo III: individuos de piel blanca, aunque algo más oscura que los fototipos anteriores, ojos azules, verdes o castaño claro y pelo rubio o castaño. Se queman y broncean de forma moderada.
  • Fototipo IV: individuos de piel morena, ligeramente amarronada, con pelo y ojos oscuros. Se queman de forma moderada, se broncean fácil y rápidamente tras la exposición al sol.
  • Fototipo V: individuos de piel oscura. No suelen quemarse al sol y se broncean con mucha facilidad.
  • Fototipo VI: individuos de raza negra, piel muy morena, no se queman nunca y presentan un bronceado inmediato tras la exposición al sol.
Tipos de piel.

Índice de radiación ultravioleta

Por otra parte, se deben tener en cuenta los índices de radiación ultravioleta. El índice ultravioleta (UVI) es una medida de la intensidad de la radiación UV que alcanza la superficie de la tierra. Existen diferentes categorías:

  • Baja: de 1 a 2. Se puede permanecer al sol sin riesgo.
  • Moderada: de 3 a 5. Se necesita protección.
  • Alta: de 6 a 7. Se necesita protección, se recomienda mantenerse a la sombra en las horas centrales del día.
  • Muy alta: de 8 a 10. Necesita protección extra.
  • Extrema: valores superiores a 10. Necesita protección extra, se recomienda evitar el sol en las horas centrales del día y usar camisas y sombrero.
Te puede gustar