Factores que afectan tu psoriasis

Aunque la psoriasis es una condición crónica y en muchos casos genética, podemos controlarla en gran medida si tenemos en cuenta los factores externos que influyen en la aparición de los brotes

Si vives con psoriasis ya sabes lo frustrante y dolorosa que resulta. Enrojecimiento, granitos y lesiones que aparecen constantemente y tardan mucho en desaparecer.

Esto sucede porque quienes sufren este padecimiento tienen un sistema inmune que no funciona correctamente.

A esto se le pueden agregar algunas complicaciones ocasionadas por acciones diarias poco favorables.

¿Tienes idea de cuáles son los factores que afectan tu psoriasis? Quizás tú misma estés agravando tu problema sin imaginarlo siquiera.

En general, los malos hábitos que empeoran tu psoriasis pueden clasificarse en seis tipos y aquí te los decimos.

Conócelos y elíminalos de tu vida para ayudar en tu tratamiento y eliminar las molestias tanto como sea posible.

1. Estrés

El primero de los factores que afectan tu psoriasis, y a tu vida en general, es el molesto estrés. Cuando sientes que estás al límite de tu capacidad tu cuerpo también se ve afectado.

Básicamente tu sistema inmune recibe la orden de que debe defenderte.

Entonces, comienza a atacar y se origina la inflamación general, ya que realmente no hay nada que eliminar. Cuando entres en situaciones que te generen mucho estrés tómate tu tiempo para relajarte, libera la mente de ideas negativas y medita.

Es inevitable tener preocupaciones y sentirte sobrepasado por algunas situaciones, pero debes buscar qué actividades te relajan.  Nuestras sugerencias son:

  • Escuchar música.
  • Leer.
  • Salir a caminar.
  • Practicar algún deporte.
  • Meditar.

Ver también: Fluir: un maravilloso enfoque para combatir el estrés

2. Medicamentos

Medicamentos para dejar de fumar

Tu psoriasis puede verse afectada cuando tomas medicamentos para otros problemas de salud. Un ejemplo común son los que disminuyen la presión arterial y el litio que controla desórdenes psiquiátricos.

Lo que puedes hacer en estos casos es recordárselo a tu médico o avisarle de qué medicamentos tomas. Si visitas a varios especialistas para controlar varios problemas, todos deben estar al tanto de lo que te estás tratando y cómo.

De esta forma pueden darte los medicamentos que mejor funcionen sin alterar otros tratamientos.

Recuerda que estos ajustes pueden ocasionar algo de retraso en tus controles, porque necesitarás hacer varias evaluaciones y tener en cuentas más factores de los habituales.

No te desesperes y recuerda que es un proceso que conlleva algún tiempo.

3. Infecciones

Debido a que el sistema inmune influye demasiado en la psoriasis y su tratamiento, debes asegurarte de que tus defensas siempre estén en niveles óptimos. Cualquier infección puede ayudar a la aparición de los síntomas de la psoriasis.

Tan pronto como detectes una posible infección o el riesgo de una, acude con tu médico. Recuerda que las infecciones pueden ser de diversos tipos. Desde una estomacal a una causada por ciertas bacterias.

No se trata de tener miedo y limitar tu vida, sino de controlar lo que pasa en torno a ti.

4. Alcohol

Evita los excesos de alcohol

Todos disfrutamos de un rato con los amigos, bebiendo una copa y conversando sobre cualquier tema. El problema es que muchas de esas bebidas incluyen alcohol y este altera significativamente tu psoriasis.

Lo ideal sería limitar tu consumo de alcohol a dos bebidas por semana, en especial la cerveza. Tal vez creas que tu cuerpo puede soportar mucho sin sentirte ebrio pero la psoriasis no necesita que llegues al límite.

Además, el alcohol interfiere con los efectos de los medicamentos. Si tu ingesta de alcohol es constante y en grandes cantidades, algunos medicamentos pueden dejar de funcionar y otros volverse tóxicos.

En caso de que acompañes tu copa con un cigarro no olvides que el tabaco daña a tu sistema inmunológico. Te recomendamos que aprendas a preparar bebidas sin alcohol y que cambies este hábito.

De lo contrario, poco podrás hacer contra la psoriasis.

5. Clima extremo

Siempre te recomendamos hacer ejercicio y salir a caminar. No obstante, si padeces psoriasis debes hacerlo evitando el aire húmedo o el frío. Sabemos que en ocasiones el clima es poco amigable en este sentido, pero puedes usar una chaqueta ligera.

Los extremos dañan tu piel, tanto el clima frío como el ambiente demasiado seco. Si el clima es seco, aplica una crema hidratante cada vez que la piel se vea reseca. Asimismo, procura beber diariamente los dos litros de agua recomendados y consumir fruta.

En climas demasiado fríos evita la ducha con agua muy caliente y siempre lleva una chaqueta que te proteja.

6. Piel mal cuidada

Piel mal cuidada

¿Aplicas crema hidratante siempre que el clima lo requiere? ¿Usas repelente de mosquitos cuando es necesario? ¿Te aseguras de no lastimar tu piel? Estas tres cosas parecen muy simples y poco importantes, pero son todo lo contrario.

Un corte o arañazo mal cuidado puede empeorar tu psoriasis. Ayuda a tu sistema inmune manteniendo la piel lo más sana posible.

Algunas buenas estrategias son:

  • Aplicar protector solar. Pasar varias horas bajo el sol provoca desde enrojecimiento hasta pequeñas ampollas. Evita esto con un buen protector solar con factor mínimo de 50. Recuerda aplicarlo cada dos horas.
  • Evita cortes. Ten cuidado al depilarte y realizar tus actividades diarias. Evita toda clase de cortes y heridas. Si llegas a tener alguno, mantenlo limpio para evitar infecciones.

Te recomendamos leer: ¿Por qué los mosquitos “eligen” a ciertas personas para picar?

Controla los factores que afectan tu psoriasis

Algunos de estos factores pueden requerir un esfuerzo extra, pero es posible controlarlos, y siempre será mejor que lidiar con las molestias de la psoriasis.

Toma las medidas necesarias y realiza los cambios de hábitos que sean necesarios.

Verás que al final vale la pena y te ahorras mucho dinero y dolor.

¿Qué estrategias sigues? ¿Cuáles son las que más se te dificultan?