¿Cuáles son los factores de riesgo del lupus?

El lupus es una enfermedad autoinmune y hasta el momento no se ha descubierto una cura para erradicarla. Hoy vamos a revelar algunos factores de riesgo que pueden hacer que la suframos.

El lupus es una enfermedad autoinmune. Esto quiere decir que el sistema inmunitario ataca a las células y tejidos sanos de nuestro cuerpo por error. Hoy vamos a descubrir cuáles son los factores de riesgo del lupus para saber si podemos llegar a sufrirlo.

En la actualidad, aún no existe una cura que erradique esta enfermedad por completo. Además, hay diferentes tipos de lupus con características muy distintas. Vamos a ver cuáles son:

  • Lupus eritematoso sistémico: es el tipo más común detectado y puede ser grave o leve. El sistema inmunitario ataca a las células y tejidos de varias partes del cuerpo.
  • Lupus discoide: este tipo tiene un objetivo claro, la piel. Provoca que surjan erupciones cutáneas muy molestas que cursan con picor y escozor.
  • Lupus cutáneo subagudo: al igual que el anterior también afecta a la piel, pero solo si esta se expone al sol. Las ampollas que salen son muy dolorosas.
  • Lupus inducido por medicamentos: determinados fármacos pueden provocar que nuestro sistema inmunitario se vuelva contra nosotros. En cuanto dejamos de tomarlos, en principio, el problema debería desaparecer.
  • Lupus neonatal: es el tipo menos común y se da solo en los recién nacidos. Su aparición puede estar vinculada con determinados anticuerpos de la madre.

Un ejemplo de lupus lo encontramos en la joven cantante y actriz Selena Gómez que sufre esta enfermedad. Por ese motivo, en algunos momentos de su carrera se ha mantenido alejada de los focos y las cámaras.

Factores de riesgo del lupus

Ahora que ya sabemos algo más sobre esta enfermedad autoinmune, vamos a ver cuáles son los factores de riesgo que pueden condicionarnos a contraerla.

Factores de riesgo del lupus

El sexo

Uno de los factores de riesgo del lupus es pertenecer al sexo femenino. Las mujeres son más propensas a desarrollarlo y el motivo está en las hormonas sexuales. La cantidad de estrógenos, mucho mayor en las mujeres que en los hombres, afecta al sistema inmune potenciando el lupus.

Por este motivo, las mujeres que desarrollan la enfermedad no deben tomar anticonceptivos. Estos métodos para regular los ciclos y prevenir la natalidad tienen una gran cantidad de estrógenos que la agravarían.

La edad

La edad también es otro de los factores de riesgo del lupus. Entre los 15 y los 45 años, las mujeres se encuentran en su etapa más fértil. El motivo está, otra vez, en los estrógenos.

Los estrógenos intervienen en la fertilidad de la mujer, protegiendo al cuerpo y preparándolo para un posible embarazo. Con esto, lo más habitual es que los primeros síntomas de lupus se detecten antes de los 18 años.

La raza

En el lupus intervienen factores como la raza. Por ello, es más común que esta enfermedad la sufran personas afroamericanas, hispano-latinas, asiáticas o indígenas americanas.

Niño enfermo de Lupus Eritematoso Sistémico

Cuando el lupus se desarrolla en personas de las razas mencionadas suele aparecer a una edad temprana y su afectación es mayor o más grave. En la actualidad continúa investigándose al respecto.

Antecedentes familiares

El último de los factores de riesgo del lupus está en los antecedentes familiares. Al igual que con muchas otras enfermedades, el hecho de que alguien de la familia la haya tenido aumenta las posibilidades de contraerla.

Si en la familia hay algún tío o bisabuelo, por ejemplo, que haya sufrido lupus, habrá más riesgos de tenerlo. Una curiosidad sobre esta afección es que no es habitual que se herede directamente de madres a hijos.

¿Cómo tratar el lupus?

Como el lupus no tiene cura, el tratamiento debe que estar destinado a evitar futuros brotes, tratar los síntomas y reducir el daño que pueda provocar la enfermedad. Dependiendo del tipo de lupus que suframos podemos padecer artritis, anemia, problemas de riñón, depresión, úlceras, colesterol…

Para intentar reducir estos síntomas y problemas se utilizarán medicamentos específicos que contengan hidroxicloroquina y cloroquina. Así se podrán obtener los siguientes beneficios:

  • Reducción de la inflamación y el dolor.
  • Prevención de futuros brotes.
  • Ayuda para el sistema inmunitario.
  • Reducción y prevención del daño en las articulaciones.
  • Equilibrar las hormonas.

La enfermedad del lupus suele causar mucho estrés, ansiedad y depresión debido a que nos va a acompañar para siempre. Esto causa desesperanza y frustración. Sin embargo, si se da con el tratamiento adecuado puede mantenerse bajo control y disfrutar de una mejor calidad de vida.

  • Fessel WF. Epidemiology of systemic lupus erythematosus. Rheum Dis Clin North Am 1988;14:15-23.
  • Lawrence JS, Martins CL, Drake GL. A family survey of lupus erythematosus heritability. J Rheumatol 1987;14:913-921.
  • Alvaro-García JM, Humbría A, García-Vicuña R, Ariza A, García-Vadillo A, Laffón A. Systemic lupus erythematosus and tetrasomy-X. J Rheumatol 1989;16:1486-1488.
  • Deapen D, Escalante A, Weinrib L, Horwitz D, Bachman B, Roy-Burman P et al. A revised estimate of twin concordance in systemic lupus erythematosus. Arthritis Rheum 1992;35:311-318.