Factores sorprendentes que causan estreñimiento

Elena Martínez · 23 noviembre, 2017
¿Sabías que factores como el estrés, el sedentarismo o seguir una dieta desequilibrada pueden ser los desencadenantes del estreñimiento, así como de otros problemas digestivos?

Cuando nos referimos al estreñimiento solemos relacionar este trastorno con una mala alimentación o con cuestiones genéticas. No obstante, existen algunos factores que influyen en este desequilibrio y que con toda probabilidad nos sorprenderán.

Descubre en este artículo las causas desconocidas del estreñimiento para superar este mal de una vez por todas sin tener que recurrir a los laxantes. 

Estreñimiento agudo o crónico

A la hora de diagnosticar y tratar el estreñimiento es fundamental definir si es un trastorno puntual, causado por una situación temporal, o bien si es un problema de salud que arrastramos desde hace años.

En el caso del estreñimiento agudo, algunos remedios naturales pueden resultar muy efectivos desde el primer día:

  • Semillas de chía
  • Semillas de lino
  • Ciruelas pasas
  • Kiwi
  • Manzana con su peladura
  • Zaragatona (Plantago psyllium)
  • Agar agar

Si sufrimos estreñimiento crónico, por el contrario, podemos analizar los siguientes factores para determinar cuál puede estar influyendo en nuestro caso.

Ver también: 8 frutas que ayudan a combatir el estreñimiento

Factores que causan estreñimiento

1. Nerviosismo y estrés

Mujer en tratamiento con ansiolíticos

Cuando sufrimos estrés o cualquier situación emocional que nos cuesta sobrellevar, el sistema nervioso se altera, lo cual influye de manera negativa en el funcionamiento general de nuestro organismo.

No nos podemos imaginar hasta qué punto nuestros nervios afectan a nuestra salud.

La solución en estos casos no consiste en tomar laxantes, sino en equilibrar el sistema nervioso con los siguientes consejos:

  • Alimentación variada, rica en frutas y vegetales crudos, alimentos integrales y grasas de buena calidad (aguacate, frutos secos, semillas, aceite de oliva, aceite de coco, etc.).
  • Suplementos reguladores del sistema nervioso: levadura de cerveza, germen de trigo, polen, espirulina, magnesio.
  • Plantas medicinales relajantes: melisa, pasiflora, valeriana, tila.
  • Terapias y ejercicios relajantes: masajes, yoga, tai chi, estiramientos, bailes, etc.

2. Falta de proteína en la dieta

Este factor es uno de los más desconocidos: Una alimentación con un alto contenido en carbohidratos y muy poca proteína puede causar estreñimiento, aunque consumamos fibra.

Esto puede ser un problema para algunas personas vegetarianas o veganas que no sigan una dieta equilibrada. No obstante, la solución no está en comer mucha proteína, sino en buscar fuentes de buena calidad.

Hay muchos alimentos de origen vegetal que contienen proteína:

  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Semillas
  • Aguacate
  • Cereales integrales

3. Demasiada carne

carnes

Si nos vamos al otro extremo, las dietas que tienen un alto contenido en carnes y embutidos también favorecen el estreñimiento, sobre todo si consumimos también grasas de mala calidad (fritos, precocinados, etc.) y poca fibra vegetal.

La carne rica en grasa (carne roja, embutido), además, inflama el intestino y puede causar cáncer.

4. Deshidratación permanente

Beber poca agua es un grave perjuicio para la salud que puede causarnos muchos trastornos como, por ejemplo, estreñimiento.

Para evacuar las heces nuestro organismo necesita cierto grado de hidratación. Cuando las heces tienen la forma de pequeñas bolas es muy probable que la causa principal sea la deshidratación.

5. Estrógenos altos en las mujeres

Estrógenos y progesterona

Los niveles hormonales de estrógenos en las mujeres pueden estar relacionados con el estreñimiento crónico.

La manera de comprobarlo es cuando la mujer deja de padecer este trastorno justo los días antes del período e incluso durante el mismo, ya que es el momento en que los niveles de estrógenos son más bajos.

Uno de los mejores remedios para regular los niveles de estrógenos es el sauzgatillo, que podemos tomar en infusiones o comprimidos.

6. Sedentarismo

La falta de ejercicio y pasar la mayor parte del día sentados afecta de manera muy negativa a los movimientos peristálticos intestinales.

Debemos movernos cada poco rato y realizar deporte más intenso, al menos, dos veces por semana.

Te recomendamos leer: Riesgos del sedentarismo

7. Abuso de laxantes y medicamentos

laxantes

Los laxantes irritantes y algunos tipos de medicamentos destruyen la delicada flora bacteriana de nuestro intestino y alteran por completo su función.

Siempre que sea posible, debemos sustituir estos medicamentos por alternativas naturales y no irritantes, además de tomar durante una temporada suplementos para regenerar la flora intestinal.

8. Hígado débil

Cuanto nuestro hígado no funciona por diferentes motivos, ya sea por alguna enfermedad hepática o bien por un exceso de toxinas en nuestro organismo, las sales biliares deficientes impiden una buena función intestinal.

Algunos remedios muy beneficiosos son los siguientes:

  • Cardo mariano
  • Boldo
  • Alcachofera
  • Jugo de limón con aceite de oliva en ayunas

Sería conveniente, además, realizar alguna depuración de manera periódica.