¿Funcionan las fajas reductoras para reducir la cintura?

Puesto que hay diferentes tipos de fajas reductoras, deberemos informarnos bien de cuál es la que más se adapta a nuestras necesidades y utilizarla siempre con cuidado para no correr riesgos

Muchas personas buscan maneras de reducir la cintura a partir de cremas, alimentos, terapias y remedios. Aunque han oído hablar de ellas, hay quien aún no tiene claro para qué sirven y cómo deben usar las fajas reductoras.

Descubre en este artículo cómo puedes reducir la cintura y mejorar tu silueta con la faja reductora adecuada. Además, te ofrecemos algunos consejos muy efectivos sobre cómo usarlas. 

¿Qué son las fajas reductoras?

Como su mismo nombre indica, las fajas reductoras nos ayudan a reducir la cintura de manera progresiva, mediante la compresión de la zona abdominal.

Qué son las fajas reductoras

Existen dos tipos de fajas reductoras con diferentes funciones. Por un lado, hay fajas fabricadas con materiales que fomentan la sudoración y, por  tanto, la pérdida de líquidos que se acumulan en esta zona. Al quitarla podremos observar la cantidad de agua que hemos perdido.

Otras, en cambio, funcionan a nivel moldeador, dando la forma deseada gracias a la presión progresiva que se realiza con la ayuda de corchetes u otro tipo de cierre a diferentes anchuras. De este modo, podemos ir estrechando la faja a medida que vayamos perdiendo centímetros.

Lee también: ¿Cuál es el secreto para quemar grasa de manera adecuada?

¿Cuál elijo?

Es importante conocer las diferencias entre estas fajas para decidir cuál es la que más nos conviene.

La faja que aumenta la sudoración es más adecuada para personas que sufren retención de líquidos y que, por lo tanto, pueden ver cambios en el volumen del vientre. Es también ideal para personas que realicen ejercicio cardiovascular y quieran aprovechar el esfuerzo para sudar más en la zona de la cintura.

Las fajas reductoras progresivas funcionan más bien para dar la forma deseada a nuestro vientre. Aunque no eliminan la grasa, sí que es cierto que la pueden moldear. También es la mejor opción para mujeres que han ganado demasiada musculatura abdominal y quieren afinar la cintura.

Recomendamos optar siempre por fajas de buena calidad, elaboradas con tejidos adecuados para estar en contacto con nuestra piel durante varias horas al día. En caso contrario corremos el riesgo de sufrir reacciones alérgicas. Las fajas reductoras progresivas más reconocidas a nivel internacional son las que se fabrican en Colombia.

¿Todas las fajas funcionan?

Todas las fajas funcionan

No todas las fajas están diseñadas para reducir la cintura. De hecho, una gran mayoría se comercializan con el único objetivo de moldear la figura durante el tiempo que las llevemos puestas. Esto lo logran mediante una ligera presión que no nos impedirá realizar nuestras actividades rutinarias.

Existen fajas moldeadoras de diferentes tamaños y adaptadas a diferentes partes del cuerpo (muslos, glúteos, vientre y pecho) que se promocionan para llevar debajo de la ropa ceñida y dar un aspecto más esbelto y firme durante un rato.

Aunque las fajas reductoras también pueden cumplir esta función, es posible que no nos resulten cómodas para llevarlas siempre debajo de la ropa. Algunas incluso pueden marcarse un poco si llevamos ropa muy ajustada. Por ese motivo, podemos combinar ambos tipos de fajas.

¿Cómo las usamos?

reducir la cintura

Es muy importante aprender a usar de manera correcta estas fajas reductoras. No solamente para que cumplan nuestro objetivo, sino también para que no nos perjudiquen:

  • Empezaremos siempre haciendo una breve prueba, durante un máximo de 30 minutos.
  • Se aumenta el tiempo de uso, poco a poco, a medida que nos sintamos cómodas.
  • Nos la quitaremos de inmediato si sentimos molestias, malestar o ansiedad.
  • Evitaremos usarlas al acostarnos o mientras estemos haciendo la digestión.
  • No recomendamos su uso durante los días de la menstruación.
  • Aunque podemos usarla mientras estemos sentadas, el momento más adecuado es cuando estamos de pie, haciendo tareas que no requieran posturas complicadas o grandes esfuerzos.

Por ejemplo, para ir a hacer alguna compra pequeña, mientras hacemos cosas por la casa, etc.

Visita este artículo: Los pensamientos rumiantes generadores de ansiedad

¿Sirven para mejorar la postura?

Muchas mujeres afirman que mientras llevan puesta la faja reductora sienten también una mejora a nivel postural, ya que les ayuda a estar más rectas. En realidad, también existen fajas especiales para problemas de columna.

Si bien es cierto que las fajas pueden ayudar, no debemos olvidar que es fundamental realizar ejercicios abdominales de manera habitual. Así el abdomen se convertirá en un soporte fuerte y natural para nuestra espalda.

Cualquier método para estrechar la cintura debe ir acompañado de una alimentación equilibrada y ejercicio físico al menos dos veces por semana.

Te puede gustar