Faringitis crónica: síntomas, causas y tratamiento

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 12 diciembre, 2018
La aparición de faringitis crónica puede deberse a múltiples causas. Aspectos tan simples como el frío o calor excesivos, o vivir en climas secos pueden conllevar a que se genere esta patología, que en ocasiones puede resultar difícil de diagnosticar y tratar.

La faringitis crónica es una afección que implica la inflamación crónica de la mucosa que reviste la faringe provocando dolor y malestar en la zona.

En este artículo hablaremos un poco sobre esta enfermedad, sus síntomas, causas, tipos y tratamientos. Infórmate.

¿Qué es la faringitis crónica?

Como mencionamos, la faringitis crónica conlleva una inflamación de carácter crónico en la pared de la faringe y en las mucosas que la revisten.

Cabe mencionar que este tipo de inflamación está causada por agentes nocivos externos. Es decir, no tiene un carácter infeccioso, como en el caso de la faringitis aguda.

Se presenta por un debilitamiento de la mucosa faríngea. Este puede ser causado por diferentes sustancias irritantes o alergias. Asimismo, existe una gran predisposición genética a padecer este tipo de afección.

Diversos factores se han vinculado con su desarrollo, como el calor o el frio, la sequedad o sustancias irritantes como humo, polvo o tabaco.

Por otro lado, los desajustes hormonales durante la menopausia también pueden conllevar la aparición de faringitis crónica. También, ciertas cirugías pueden generarlo.

Faringitis crónica

Te recomendamos leer: prevenir la faringitis crónica naturalmente

Síntomas de la faringitis crónica

Los síntomas de la faringitis pueden variar en función del subtipo que se padezca y estos son recurrentes a lo largo de la vida de la persona afectada. No obstante, se incrementan significativamente cuando esta se expone al agente causal.

Entonces, entre los síntomas más comunes tenemos:

  • Sensación de sequedad en la garganta
  • Carraspeos
  • Malestar y dolor en la garganta
  • Dolor al tragar
  • Sensación de tener un objeto extraño en la garganta
  • Secreciones densas e incoloras
  • Tos irritante
  • Nauseas

Tipos de faringitis crónicas

Los diferentes tipos de faringitis se clasifican en función de los síntomas y los efectos fisiológicos que causa.

Faringitis crónica simple

La mucosa faríngea está altamente inflamada. Por lo tanto, genera tos, carraspeo, sensación de un cuerpo extraño en la garganta. Asimismo se presenta dolor y malestar en la garganta.

Faringitis crónica hiperplásica o granulosa

En este tipo de faringitis, los tejidos linfáticos de la faringe se inflaman, provocando la aparición de engrosamientos (gránulos) en la mucosa faríngea.

También ocasiona dolor y malestar al tragar. Puede incluso generar nauseas, causadas por la presencia de estos gránulos en la garganta. En estos casos además, existen secreciones faríngeas abundantes, densas e incoloras.

Este tipo de faringitis crónica es muy común entre fumadores.

Faringitis crónica seca

En este caso la mucosa que reviste las paredes de la faringe, además de irritarse e inflamarse, se seca. Esto causa una sensación de malestar y sequedad.

Esta sensación de sequedad en la garganta, unida a la inflamación de la misma, hace que en ocasiones las personas que la sufren tengan una sensación de ahogo, sobre todo al dormir.

Es un tipo de faringitis muy común en personas mayores. Por otro lado, su aparición se incrementa en climas secos y cálidos.

Causas

Las causas que llevan a la aparición de la faringitis crónica pueden ser muy diversas. Se clasifican principalmente en estas categorías:

  • Agentes irritantes. Existen numerosos agentes, tanto físicos como químicos, que pueden causar una irritación en la faringe. El caso más obvio es quizá el del humo del tabaco. Sin embargo, existen otros humos químicos, o condiciones tales como ambientes secos o con abundante polvo que pueden provocar la afección.
  • Alteraciones digestivas. La existencia de un reflujo gastroesofágico elevado, o el consumo excesivo de alcohol y picante, pueden causar daños en la mucosa de la faringe. En consecuencia, puede desarrollarse la enfermedad.
  • Alteraciones endocrinas. Aquí se engloban ciertas alteraciones hormonales existentes durante la menopausia o en personas con diabetes, que pueden ayudar a la aparición de la faringitis crónica.
  • Alergias. La faringitis crónica se puede desarrollar tras una constante exposición a ciertos alérgenos, que desencadenan una respuesta inflamatoria continua y acaban dañando la mucosa faríngea de forma crónica.
Las alergias pueden contribuir a que se genere la faringitis crónica

Lee también: cómo tratar la faringitis de manera natural

Tratamiento

Debido a las diferentes causas existentes que pueden provocar la aparición de la faringitis crónica, el tratamiento para dicha afección variará en función del agente causal.

Así pues, algunos de los cuidados recomendados para el tratamiento de la faringitis crónica son:

  • Supresión del tabaco, alcohol y comidas picantes.
  • Evitar el aire acondicionado y los ambientes secos.
  • Evitar tomar bebidas muy calientes o frías.
  • Empleo de mucolíticos.
  • Fármacos para tratar las patologías intestinales, cuando la faringitis está causada por las mismas.
  • Tratamientos antiinflamatorios locales.
  • Rehabilitación fonatoria, en los casos en los que la faringitis sea causa de un mal uso vocal.
Supresión del tabaco

Entonces, ten presente que si notas alguno de estos síntomas lo más recomendable es que acudas con tu médico para un correcto diagnóstico y tratamiento.

  • Choby, B. A. (2009). Diagnosis and treatment of streptococcal pharyngitis. American Family Physician.
  • Frye R, Bailey J, Blevins AE. Clinical inquiries. Which treatments provide the most relief for pharyngitis pain? J Fam Pract. 2011;60(5):293-294. PMID: 21544279
 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21544279.
  • Tanz RR. Acute pharyngitis. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 381.