Faringitis: Síntomas, tratamiento y remedios naturales

No debemos tomar antibióticos para aliviar los síntomas de la faringitis si no es bajo prescripción médica. Como remedio casero, podemos hacer gárgaras con agua tibia y sal para calmar el dolor

Al menos en algún momento de la vida todos hemos sufrido un dolor de garganta, la cual es, en la mayoría de los casos, una molesta dolencia llamada faringitis. Aunque no es na dolencia grave, debemos conocer sus síntomas y el tratamiento adecuado.

Descubre en este artículo los datos más importantes sobre la faringitis. Cuáles son sus síntomas habituales y el tratamiento médico adecuado, así como algunos remedios naturales muy efectivos.

¿Qué causa la faringitis?

Las infecciones virales causantes del resfriado y de la gripe son las que causan más a menudo la inflamación de la faringe. Esta se encuentra en la parte posterior de la garganta, entre las amígdalas y la laringe.

La causa de esta inflamación también puede estar relacionada con algunas bacterias como los estreotococos. Esto se produce con mucha frecuencia, puesto que en el ambiente se encuentran miles de bacterias que a diario pueden afectar nuestra salud.

En algunos países, en épocas de invierno, estas situaciones aumentan de manera dramática. Se pueden producir entonces infecciones que llegarán a causar la inflamación de la faringe.

Faringitis

¿Qué otros síntomas nos alertan sobre la faringitis?

Tener la faringe inflamada no solo nos causa dolor cuando tratamos de comer o tomar algún líquido. También puede producir fiebre, fuerte dolor de cabeza, dolor en los músculos y la inflamación de los ganglios del cuello.

Este es el modo en que el cuerpo nos avisa que tenemos un problema de infección en la faringe. Por tanto, deben ser síntomas que nos lleven a acudir al médico de cabecera.

¿Qué tratamientos hay para la faringitis?

Si el dolor de garganta lo están produciendo las bacterias, el tratamiento indicado para la faringitis se hace mediante antibióticos. Se pueden prescribir penicilina, cefalexina o amoxicilina.

Estos medicamentos debe recetarlos el médico, pues solo son efectivos contra las infecciones bacterianas y no cuando los dolores de garganta son producidos por virus. Cuando una faringitis es causada por un resfriado común, no es recomendable de ninguna manera tratarlo con antibióticos.

En todo caso, no todas las personas pueden ser tratadas con antibióticos, debido al peligro de una reacción alérgica. Por este motivo estos medicamentos solamente se deben consumir mediante recomendación y supervisión médica.

El tratamiento para la faringitis en el que se utilizan los antibióticos es efectivo para matar las bacterias. También reducen el peligro de contagiar a otras personas después de 24 horas de haber empezado el tratamiento.

Lo que hacen los antibióticos es activar el sistema inmunitario. De este modo el organismo se defiende de otras infecciones, calma el dolor y de esta manera acelera la curación.

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/cropped-shot-woman-doctor-checking-throat-612229811?src=LWYDkTvHLYGN4uUZHIRlaA-1-4

¿Qué remedios caseros curan la faringitis?

Además de los antibióticos podemos recurrir a algunos remedios caseros para prevenir o curar la faringitis:

  • Mantener una adecuada hidratación. Una forma de hacerlo es beber abundante té con miel y limón, lo cual calmará y quitará el dolor de garganta.
  • También se pueden hacer gárgaras con agua tibia con sal.
  • Utilizar un vaporizador también será muy buena opción.
  • Comer caramelos duros o regaliz también puede suavizar el dolor de garganta.
  • Hay algunos casos en los que el médico tratante puede recomendar algunos medicamentos de venta libre. Las pastillas o aerosoles pueden ser muy útiles para quitar el dolor de garganta.

Imagen cortesía de Angie Roger