Fases de la curación de una herida

¿Conoces las fases por las que pasa una herida? ¿Sabes qué ocurre en cada una? Hoy las descubrirás para que sepas cómo funciona tu cuerpo.

La piel es el órgano más grande del cuerpo que nos proporciona una gran protección. Está compuesta por 3 capas, la epidermis, la dermis y la hipodermis. Pero ¿qué sucede cuando se lesiona? ¿Cómo cicatriza? Hoy vamos a descubrir las fases de curación de una herida.

Ni todas las heridas son iguales, ni todas cicatrizan igual. Una herida profunda requerirá de ciertos cuidados para acelerar su curación, mientras que un ligero corte necesitará mucho menos tiempo. Lo que sí sucede en todos los casos es una serie de fases que siempre se cumplen. Vamos a descubrirlas.

Fase inflamatoria

Fases de la curación de una herida

Esta es la primera de las fases de curación de una herida que cursa con inflamación. Esto sucede desde que se produce la lesión y puede durar hasta el cuarto día y es una fase imprescindible. La inflamación no es más que la señal de que el cuerpo está intentando limpiar los posibles contaminantes de la herida. Sin embargo, ocurren otra serie de procesos paralelos:

  • Hemostasia: cuando nos herimos y sangramos nuestro cuerpo tiene un mecanismo fisiológico que permite detener la hemorragia progresivamente. Lo hace formando un coágulo que termina sellando la herida. Dependiendo de su gravedad esto tardará más o menos tiempo. Cuando la herida ya no sangra, se sucede el siguiente paso.
  • Fagocitosis: la herida ya está sellada y se empieza a incrementar el flujo sanguíneo en la zona donde se ha producido. El motivo es que el cuerpo está enviando neutrófilos, monocitos y linfocitos para limpiar la herida de bacterias y remover el coágulo.

En este último proceso, la herida está inflamada debido al incremento del flujo sanguíneo. Esto no es negativo, sino todo lo contrario. Significa que nuestro cuerpo está trabajando para limpiar la herida y que esta pueda pasar a la siguiente fase, la proliferativa.

Descubre: 3 plantas maravillosas para curar y cicatrizar tus heridas: ¡Descúbrelas!

Fase proliferativa

Contrariamente a la anterior, que puede durar hasta 48 horas, esta fase tiene una duración mayor, 14 días. En esta fase nos podemos encontrar con 3 procesos básicos que es necesario que veamos:

  • Granulación: se produce debido a la angiogénesis y por los fibroblastos. Sobre la herida empiezan a formarse vasos sanguíneos que darán lugar a la nueva matriz extracelular.
  • Epitelización: se caracteriza por la humedad que presenta la herida donde los queratinocitos tienen la función de regenerar una barrera contra la infección y la pérdida hidroelectrolítica. De esta manera, el proceso de curación de una herida evitará verse interrumpido.
  • Contracción: sucede gracias a los miofibroblastos que hacen que los bordes de la herida se acerquen. Al principio esto ocurre lentamente, pero después el proceso se acelera.

Es necesario que tengamos en cuenta que la fase proliferativa tardará más o menos dependiendo de lo grande que sea la herida. En los casos de pequeños cortes la situación puede resolverse en cuestión de días.

Quizás te interese: 5 remedios naturales para tratar los cortes por cuchilla al depilar

Fase de maduración

Cicatriz

Esta última de las fases de curación de una herida puede durar hasta dos años. Aunque la herida parezca que ya está curada, en realidad el cuerpo sigue trabajando para regenerarla. En los casos en los que nos queda una cicatriz esto está claro, ya que podemos ver su proceso de evolución de manera clara.

Gracias a las dos fases anteriores, la herida cuenta ahora con un depósito de colágeno que permite que la cicatriz se vaya recuperando. Si presentamos una cicatriz eritematosa, comprobaremos que, pasado un año, esta empieza a volverse más clara y plana hasta que sea imperceptible.

Como bien mencionamos ya anteriormente, puede que hagan falta más de dos años si la cicatriz que tenemos es muy grande y ha sido fruto de una herida bastante grave. No obstante, lo que nos tiene que quedar claro es que esta fase es la más larga de todas y que sus resultados dependerán de nuestra edad. Una persona mayor no cicatriza igual que un adulto.

Aunque hay algunas maneras naturales de hacer que estas fases transcurran mucho más rápido, en realidad, lo importante es que la herida termine curando de manera adecuada. Para ello, debemos proporcionarle una serie de cuidados que permitan que, sobre todo, la segunda fase transcurra de manera satisfactoria.

¿Conocías las fases de la curación de una herida? Saber su evolución te permitirá conocer mejor cómo funciona tu cuerpo ante una lesión ya sea esta grave o leve.