Algunas bases del feng shui para armonizar nuestro hogar

Gracias al feng shui, con unos pequeños cambios podemos lograr que fluya mejor la energía en nuestro hogar y conseguir que sea mucho más agradable y acogedor

Es posible que hayas oído hablar del feng shui o que algún conocido te haya aconsejado alguno de sus principios para mejorar el equilibrio de tu hogar.

Algunas propuestas son difíciles de llevar a cabo en los pisos de las ciudades o en casas antiguas. No obstante, otras pautas las podemos cumplir con facilidad para lograr mejoras muy significativas.

Descubre en este artículo cómo el feng shui te puede ayudar a que tu hogar sea más armonioso, agradable y acogedor con algunos cambios muy sencillos y prácticos.

¿Qué es el feng shui?

El feng shui es un antiguo método filosófico chino basado en la mejora de nuestro entorno (el hogar, la oficina, etc.) a partir de conocimientos ancestrales con el objetivo de mejorar la armonía y el equilibrio de la persona que lo habita.

Para lograrlo deberemos tener en cuenta:

  • La distribución de los muebles
  • La iluminación
  • La ventilación
  • El color de las paredes
  • Los espejos y elementos decorativos
  • También algunos factores más difíciles de cambiar, como la ubicación del edificio.

A continuación detallamos algunas de las claves del feng shui para armonizar un espacio de manera sencilla y conseguir grandes beneficios para nuestro bienestar.

La puerta de entrada

La puerta de entrada al hogar tiene una importancia vital, ya que su simbolismo es fundamental a la hora de darnos la bienvenida cada día, así como para recibir a nuestros invitados.

Debe ser una puerta grande, robusta y clara, que se pueda abrir de par en par, y que nos lleve por un camino sin obstáculos hacia la primera estancia de la casa.

puerta de entrada

La luz es energía

En nuestro hogar debe haber luz, ya sea natural o bien eléctrica, para lograr una ambientación cálida y agradable. Siempre optaremos por la luz natural y las ventanas grandes.

Cuando no sea posible, podemos elegir lámparas, velas y otros elementos luminosos.

Por el contrario, por la noche deberemos evitar cualquier tipo de luz en el dormitorio, por pequeña que sea, ya que interferiría en nuestro descanso.

Los cuartos de baño

Los cuartos de baño deben tener siempre una ubicación discreta. Es decir, nunca deberían ser visibles desde el recibidor, la cocina o el salón.

Para ello estudiaremos bien la ubicación de las puertas e incluso el ángulo de apertura. También podemos contar con la ayuda de biombos o cortinas para ocultarlos cuando su acceso sea directo desde alguna estancia principal.

Otro detalle que destaca el feng shui es la tapa del inodoro, que siempre debería estar bajada. Más que una cuestión estética se trata de un flujo de energía que podría ocasionarnos pérdidas económicas.

baño

La cocina de la abundancia

La cocina es un punto del hogar muy importante, ya que simboliza la riqueza y la abundancia de la familia.

La transformación de los alimentos por medio del agua y el fuego se convierte en un proceso muy adecuado para obtener mayores beneficios.

Por lo tanto, los fogones deben estar alejados o separados del fregadero para establecer una distancia entre estos dos elementos opuestos.

Además, evitaremos que la persona que esté cocinando se encuentre de espaldas a la puerta de entrada a la cocina.

Por último, incorporaremos elementos de madera y fruta fresca o flores naturales para dar un toque vivo y de color a la cocina.

cocina

Un descanso armónico

El dormitorio es la estancia destinada a la intimidad y al descanso, y no debería tener ninguna otra función. No se recomienda destinar esta habitación a ningún tipo de trabajo, ya que podría desequilibrar el espacio.

A continuación destacamos las claves para que la energía fluya en tu dormitorio, de acuerdo a los principios del feng shui:

  • Elegiremos tejidos y materiales naturales, así como colores pastel y suaves. Podemos incluir algún detalle de colores más vivos, como, por ejemplo, el rojo, pero debe ser en pequeña cantidad.
  • Otra de las cuestiones más importantes del dormitorio es la dirección en la que está orientada la cama. La cabecera debe apuntar hacia el norte o el este.
  • Hay que evitar los espejos que reflejen la cama.
  • A pesar de que son lugares muy prácticos para guardar cosas en los dormitorios pequeños, no debe haber objetos debajo de la cama ni tampoco en la cabecera, ya que dificultan el descanso nocturno.
Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar