Fenistil, el remedio contra las picaduras, quemaduras y urticaria

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 5 febrero, 2019
El Fenistil gel es un medicamento muy eficaz para combatir, entre otras cosas, las picaduras de los insectos. Alivia rápidamente el picor y el hinchazón por sus propiedades antihistamínicas.

El cuidado de la piel es imprescindible en cualquier época del año. Sin embargo, especialmente en los días cálidos, es importante protegerla de picaduras, quemaduras y reacciones alérgicas. Por eso, en esta oportunidad queremos presentarte Fenistil, un medicamento de uso tópico que puede solucionar estos problemas. 

El Fenistil es la marca de un gel de administración tópica cuyo principio activo es el dimetindeno maleato. Este componente pertenece al grupo de los antihistamínicos y está indicado como tratamiento para el picor asociado a reacciones alérgicas, quemaduras superficiales o picaduras de insectos. Descubre cómo funciona.

¿Cómo funciona Fenistil?

El Fenistil es un producto de uso tópico que contribuye a calmar el picor sobre pieles irritadas. Cuenta con un efecto anestésico localizado que produce cierta sensación de calma y frescura en las áreas afectadas por alergias, picaduras o quemaduras.

Todos estos usos pueden ser aplicados tanto en personas adultas, como en niños mayores de un año de edad. Por eso, se recomienda como agente protector para las actividades al aire libre o las vacaciones.

Sin embargo, el uso de este medicamento está completamente contraindicado en aquellas personas que sean alérgicas al dimetindeno de maleato o a cualquiera de sus demás componentes.

Esto se debe a que  puede desencadenar un shock anafiláctico poniendo la vida del paciente en peligro o empeorando el problema para el cual se había indicado. Por otra parte, se debe evitar la exposición prolongada al sol de las áreas de la piel que están siendo tratadas por este medicamento, así como usarlo solo en zonas de la piel que están sin heridas abiertas.

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia antes de utilizar el Fenistil deben consultar con su médico o farmacéutico. Además, es estas situaciones no deben aplicarse el gel en áreas extensas de la piel ni aplicar el producto en los pezones. En el artículo se explican los siguientes apartados sobre el Fenisitil:

  • Mecanismo de acción.
  • Farmacocinética.
  • Reacciones adversas.

Sin embargo, antes de entrar en profundidad con los puntos anteriores, para entender el funcionamiento del Fenistil debemos conocer la histamina, que es una sustancia de nuestro cuerpo directamente relacionada con el fármaco.

Descubre: Dermografismo: qué es y como se trata

Mosquito picando en la piel.

¿Qué es la histamina?

La histamina es una molécula que se sintetiza dentro de las células de nuestro organismo como pueden ser en las neuronas, en las plaquetas, en los mastocitos o en las células gástricas entre otras.

La histamina pertenece al grupo de las aminas biógenas, que son moléculas generadas por agentes biológicos

Se produce por una reacción bioquímica denominada descarboxilación. Esta reacción la sufre una molécula denominada histindina a través de la enzima L-histidin descarboxilasa.

Las bacterias de nuestra flora intestinal y muchas bacterias contenidas en los alimentos producen esta enzima. Por lo tanto, al presentar esta característica, estas bacterias son capaces de sintetizar histidina.

La histamina está involucrada en las respuestas locales del sistema inmunitario, así como en la regulación de las funciones normales en el estómago y en el sistema de neurotransmisión del sistema nervioso central.

Sin embargo, las funciones las podemos agrupar en:

  • Alergias:  interviene decisivamente en las reacciones de hipersensibilidad inmediata y alérgica. Por lo tanto, está considerada como un modulador tanto de la respuesta inmune humoral como de la celular así como el mayor mediador de reacciones de hipersinsebilidad inmediatas.
  • Papel como neurotransmisor:  puede actuar como neuromodulador, modulando o regulando las respuestas a otros neurotransmisores.
  • Regulación cardiovascular: esta sustancia es un vasodilatador, por interacción de los receptores H1 y H2 que están distribuidos en todos los vasos de resistencia y en casi todos los lechos vasculares. Esta función es muy importante para entender la eficacia del Fenistil.
  • Músculo liso extravascular:produce contracción de los músculos lisos.
  • Jugo gástrico: la molécula es un potente secretagogo gástrico y desencadena excreción abundante de ácido por las células parietales.

Lee también: La quetiapina como fármaco neuroléptico

Mecanismo de acción: ¿cómo funciona el Fenistil en nuestro cuerpo?

El dimetindeno de maleato, el principio activo del Fenistil, actúa interaccionando de manera antagonista con los receptores H1 de la histamina. Presenta una gran afinidad por estos receptores.

Al bloquear la unión de la histamina a los receptores H1, la hiperpermeabilidad capilar asociada a las reacciones de hipersensibilidad inmediata se reduce considerablemente.

A bajas concentraciones provoca una estimulación de la histamino metiltransferasa que provoca la desactivación de la histamina. Por otra parte, el dimetindeno maleato también presenta propiedades anestésicas cuando se aplica por vía tópica.

Mujer aplicándose fenistil en la mano.

Farmacocinética y reacciones adversas

El Fenistil gel penetra rápidamente en la piel y ejerce su efecto antihistamínico en pocos minutos. El efecto alcanza su máximo después de 1-4 horas. Tras la aplicación tópica, la biodisponibildad sitémica del dimetindeno de maleato es aproximadamente del 10% de la dosis aplicada.

Por otro lado, las reacciones adversas notificadas con mayor frecuencia durante el tratamiento son reacciones cutáneas leves y transitorias en el lugar de aplicación. Otros efectos adversos que se pueden desarrollar son:

  • Sequedad en la piel.
  • Sensación de ardor en la piel.
  • Dermatitis alérgica.

¿Conocías este medicamento de aplicación tópica? Si te queda alguna duda, consulta al médico. Recuerda que debes usarlo con precaución para no tener reacciones adversas por el mismo.