Fettuccine Alfredo con gambas

Mariela Ibarra · 13 julio, 2015
Si queremos que la pasta quede al dente, es importante que cuando la escurramos le añadamos agua fría para cortar la cocción. Así obtendremos el punto justo

Salir de lo cotidiano en la cocina es realmente fácil y los platos con pasta se prestan para esto. Como ejemplo te traemos este fettuccine Alfredo con gambas con el que te chuparás los dedos, y lo mejor es que lo puedes tener listo en menos de 40 minutos.

La salsa Alfredo es una salsa cremosa, perfecta para acompañar pasta junto con otros ingredientes. Elaborada a base de queso parmesano y nata líquida, tiene muchas variantes. En este caso hemos incorporado gambas, que le aportarán todo ese sabor fuerte y tropical.

Ingredientes

  • 18 gambas pequeñas
  • 160 g de fettuccine
  • 2 taza de queso parmesano
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 tazas de nata
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta
  • Perejil picado fresco
pasta con gambas y limon

Preparación

  • Pon a hervir agua en una olla grande y honda, espera hasta que esté burbujeando, adiciona una cucharada de aceite, una pizca de sal y pon la pasta. Deja que se cocine hasta que esté al dente (este proceso no suele exceder los diez minutos).
  • Una vez que la pasta llegue al punto ideal retírala del fuego, elimina el agua y pásala por un chorro de agua fría. Déjala reposando en un recipiente.
  • En una sartén derrite la mantequilla, después adiciona el ajo picado finamente y deja que tome un poco de color sin que esto implique que se tueste.
  • Limpia las gambas y retírales el caparazón, añádelas a la mantequilla y deja que se cocinen hasta que tomen un color rosado o salmón. Una vez han tomado ese color retíralas del fuego y resérvalas aparte.
  • Vuelve a poner la sartén en el fuego sin limpiarla y coloca dos tazas de nata, cocínala a fuego lento hasta que empiece a hervir, revuelve de vez en cuando.
  • Cuando haya espesado la nata puedes adicionar el queso parmesano, sigue cocinando hasta que el queso se funda y se incorpore completamente a la receta.
  • Cuando la salsa esté bien cremosa, añade nuevamente las gambas y la pasta. Revuelve hasta que todo se haya mezclado, pero ten cuidado de no ir a partir la pasta.
  • Sazona con un poco de pimienta y sal. Para finalizar, espolvorea con un poco de perejil picado.
  • Para servir este plato puedes acompañarlo de pan, una ensalada, pescado o mariscos. Igualmente usa un buen vino que resalte el sabor de la salsa Alfredo.
pasta gambas setas queso

Consejos adicionales

  • Las gambas al ajillo aportan muchísimo sabor a las recetas, por eso pueden combinarse con cualquier tipo de pasta.
  • Muchas personas se preguntan cuanta cantidad de agua deben utilizar para cocinar las pastas, para esto debes usar un litro por cada 100 gramos de pasta.
  • Es común que escuches decir que agregues solo una pizca de sal, pero esta medida es engañosa. Una medida un poco más exacta para que no te quede la pasta demasiado salada o simple es una cucharada sopera por cada dos litros de agua.
  • Sabrás que tu pasta se encuentra al dente cuando al partirla por la mitad, ves que en el centro se forma un pequeño punto blanco. De esta forma conservará mejor su forma. Cuando detectes que tu pasta está al dente, agrega un vaso de agua fría al agua hirviendo.
  • Se pasa la pasta por el chorro de agua fría para evitar que siga cocinándose en el recipiente donde las dejarás reposar.
  • Lo mejor sería que compres las gambas listas para preparar, en especial si no sabes cómo limpiarlas o sacarles el caparazón.
  • Recuerda que el queso parmesano le aporta la textura cremosa a la salsa, por lo cual es importante adicionarlo a la nata cuando ésta esté espesa, pero no demasiado.
  • Si tienes la posibilidad de comprar pimienta negra fresca y molerla tu mismo, sería maravilloso para esta receta.