Fettuccine con salsa Alfredo y pollo

En caso de que la salsa nos quede muy espesa, podemos aligerarla con un poco de agua.

La pasta con carne (o con pollo) es un plato único que contiene hidratos de carbono y proteínas, por lo que se convierte en una comida completa, y es muy sencillo de hacer. Una de las formas de aderezar este plato es la salsa Alfredo, que resalta el sabor tanto del pollo como de la pasta, lo que la convierte en la salsa ideal para una cena con invitados imprevistos. Además, realizarla no resulta tan complicado como parece y por lo tanto puede hacerse rápidamente. Los fettuccine con salsa Alfredo y pollo son el plato ideal para una cena rápida o para ese día en el que no te apetece cocinar.

Opción 1: Fettuccine con salsa Alfredo y pollo

Ingredientes:

  • 225 g de fettuccine
  • 1-2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 500 g de pechuga de pollo
  • ½ taza de caldo de pollo
  • 1 taza de mitad y mitad de nata (o media taza de leche y media de nata)
  • ½ taza de queso parmesano rallado
  • ½ cebolla mediana picada
  • 2 dientes de ajo
  • 1-2 cucharadas de aceite vegetal
  • 4 cucharaditas de harina
  • 2 tazas de brócoli cocido

Procedimiento

pasta con salmon

  • Poner a calentar agua con sal y un chorrito de aceite. Una vez hierva, agregar los fettuccine y cocinar entre 10 y 12 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se peguen.
  • Aparte, saltear el pollo troceado y la cebolla picada en el aceite vegetal en una sartén grande, a fuego medio, hasta que el pollo esté bien cocinado (sin que se le vea nada de rosa) y la cebolla esté transparente.
  • Agregar el ajo y saltear un minuto más hasta que el ajo se cocine.
  • Poner la harina a la mezcla de pollo, cebolla, ajo y remover bien hasta cubrir los trozos de pollo. La harina y el aceite deberían formar una pasta espesa y cremosa. Si la pasta que se forma es dura, o no se absorbe toda la harina en el aceite, añadir más aceite hasta formar una pasta cremosa. Dejar burbujear durante 1 minuto hasta cocinar la harina.
  • Verter el caldo de pollo y la nata (o la mezcla de nata y leche), removiendo constantemente. Llevar a ebullición mientras se remueve (¡cuidado!, la leche y la nata suben cuando hierven). Una vez hierva, reducir el fuego y dejar reposar durante 2 minutos removiendo constantemente, hasta que se forme una salsa espesa.
  • Añadir el queso parmesano y remover para incorporarlo.
  • Agregar los brotes de brócoli (previamente cocidos) a la mezcla y remover para que se unan bien.
  • Escurrir totalmente la pasta con un colador y colocarla en los platos para servir.
  • Verter la salsa sobre la pasta en cada plato.

Opción 2: Fettuccine Alfredo con pollo y ajo

Ingredientes:

  • 4 filetes de pechuga de pollo cortados en trozos medianos
  • 8 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de ajo finamente picado
  • ½ taza de nata
  • ½ taza de queso parmesano rallado
  • 250 g de fettuccine
  • Sal
  • Pimienta

Procedimiento:

Beneficios-del-jugo-de-ajo

  • Sazonar los trozos de pollo con sal y pimienta.
  • Derretir 1 cucharada de la mantequilla en una sartén a fuego medio y saltear el pollo hasta que esté cocido y ligeramente dorado. Agregar el ajo, mezclar bien y cocinar durante 2 minutos.
  • Agregar el resto de la mantequilla y la nata a la mezcla que ya tenemos. Cuando hierva, bajar el fuego y, sin dejar de remover, esperar a que la mantequilla termine de derretirse y la salsa espese ligeramente.
  • Cocinar la pasta en agua hirviendo con sal y un chorrito de aceite hasta que estén al dente (o al gusto del cocinero). Escurrir y reservar.
  • Agregar el queso a la mezcla del pollo con la nata y mezclar bien. Si la salsa estuviese muy espesa, se puede aligerar con un poco del agua de la cocción de los tallarines.
  • Sazonar la salsa con sal y pimienta y mezclar con los fettuccine. Servir.