Fiebre del heno: 10 remedios para combatirla

Elena Martínez Blasco·
11 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
04 Diciembre, 2018
Es posible combinar varios remedios naturales para aliviar la rinitis alérigica. Es fundamental consultar con el médico antes de recurrir a cualquiera de ellos.

La fiebre del heno, mejor conocida como rinitis alérgica, hace referencia a un conjunto de síntomas que se producen por una reacción del organismo a elementos como el polen, polvo, frío, entre otros. Puede ser ocasional, aunque un grupo pequeño de personas la sufren todo el año. 

De acuerdo con la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología —The American Academy Of Allergy, Asthma & Inmunology—, se trata de una condición que afecta a un 8 % de los ciudadanos estadounidenses. ¿La padeces?

Aunque los síntomas pueden variar de persona a persona, el sitio especializado Medline Plus informa que es frecuente experimentar estornudos, congestión nasal y picores en la piel. Asimismo, ocasiona ojos llorosos, picazón de la garganta y goteo posnasal.

Remedios para combatir la fiebre del heno

Para controlar los síntomas de la fiebre del heno, se suelen recomendar algunos medicamentos combinados con cambios en el estilo de vida. Es frecuente que los médicos receten fármacos antihistamínicos, gotas para los ojos y vacunas para las alergias. La consulta médica se vuelve indispensable si se padece de esta afección.

Una vez que se tienen las indicaciones del médico, y solo si este lo aprueba, se pueden utilizar como complemento algunos remedios naturales que favorecen el control de las molestias gracias a las propiedades de algunas plantas. A continuación, te mostramos algunas alternativas.

1. Ortiga

Ortiga

Según la medicina tradicional, esta planta tiene la capacidad de bloquear los efectos negativos de la histamina en las personas alérgicas al polen. No obstante, no hay evidencia acerca de esta interacción.

Sin embargo, un estudio realizado por investigadores del National College of Naturopathic Medicine (1989) afirma que la ortiga arrojó resultados positivos al ser probada como tratamiento de los síntomas de la rinitis alérgica, más allá de que estos no fueron concluyentes.

Si se opta por consumirla, una posibilidad es tomar dos infusiones o sopas de ortiga al día, o bien ingerirla en forma de cápsulas, extracto o como remedio homeopático.

Te puede interesar: ¿Es cierto que la ortiga sirve para cuidar el cabello?

2. Miel

Este alimento que nos regalan las abejas tiene numerosos beneficios para la salud y, además, es una alternativa al azúcar, un producto perjudicial para la salud. Una de sus propiedades es que, por ejemplo, es señalada por publicaciones especializadas en medicina como un posible tratamiento para los síntomas del resfrío y la tos.

Más allá de ser un alimento muy gustoso y popularmente recomendado para la alergia, una investigación publicada en el Annals of Allergy, Asthma & Immunology sostiene que sus efectos en este sentido no están comprobados.

Cabe destacar, sin embargo, que una investigación más reciente que publicó Annals of Saudi Medicine afirma que sí puede ser útil para combatir estos problemas. En cualquier caso, es fundamental saber que la miel no puede ser administrada a niños, ya que esto podría causar botulismo infantil.

3. Té verde

Esta milagrosa bebida tiene tantos beneficios que todos deberíamos tomarnos un té verde cada día, por lo menos. En este caso, esta infusión impide la producción de histamina, de manera que reduce los síntomas de la fiebre del heno. Así lo confirma un estudio del Journal of Physiology and Biochemistry.

Podemos tomar dos tés verdes cada día; popularmente se recomienda consumirlos siempre separados de las comidas, para que no impidan la asimilación de otros nutrientes.

Té-verde para la fiebre del heno

4. Regaliz

Al regaliz se lo considera beneficioso para tratar problemas como la rinitis alérgica gracias a sus propiedades antiinflamatorias, que se comprueban en un estudio publicado en Antioxidants.

Antes de su consumo, se ha de tener en cuenta que puede subir la tensión, por lo que no se recomienda a personas con hipertensión. Se puede tomar en infusión o pastillas.

5. Cítricos

Naranjas

Las frutas cítricas como el limón, la naranja, el pomelo o la mandarina son ricas en vitamina C, que es un antihistamínico natural, según confirma una investigación del Journal of American College of Nutrition.

Una buena alternativa puede ser consumir cítricos ecológicos para poder usar también su peladura en jugos, batidos, infusiones, ensaladas, postres, etc. ¡Aprovecha todas sus bondades!

6. Aloe vera

Esta planta es cada vez más conocida gracias a sus numerosas propiedades para la salud y la belleza. A nivel externo, calma e hidrata la piel sin engrasarla, a la vez que cicatriza.

A nivel interno, desinflama y descongestiona la nariz tapada y también ayuda a mejorar la función intestinal. Todos estos beneficios han sido detallados en un estudio de 2011 de Vertientes Revista Especializada en Ciencias de la Salud.

Se puede cultivar en casa o bien comprar las pencas de aloe. Asimismo, es posible usar su gelatina en jugos y batidos para disimular su textura y su sabor.

7. Kombucha

El kombucha es una bebida fermentada de manera natural con limón, azúcar de caña y la fermentación con una colonia —de aspecto gelatinoso— de bacterias y levaduras. Este remedio casero ayudaría a combatir la fiebre del heno, así como los problemas respiratorios en general y el estreñimiento.

Se trata de una alternativa extendida en la medicina tradicional, pero sin sustento científico que la respalde. Si bien es posible elaborarlo en casa, esto no es recomendable para personas no expertas, ya que se podría generar una contaminación en la preparación. Ante esto, es preferible comprarlo hecho en tiendas naturistas de confianza.

Kombucha

8. Cúrcuma 

Esta especia es tan completa que se ha ganado la fama de ser casi un medicamento natural. Es antiinflamatoria, analgésica, antioxidante, digestiva…

En este caso, puede ser efectiva para calmar los síntomas de la rinitis alérgica, según el sitio especializado WebMD. Diversos estudios en animales han comprobado que su acción se debe al bloque de inmunoglobulina E, pero esto no ha sido comprobado en humanos todavía.

Se puede tomar en comprimidos o cápsulas, o bien incluir en pequeñas cantidades en todo tipo de guisos, sopas, cremas, batidos, pasta, arroz, etc. Su sabor no es muy fuerte y dará un apetitoso color a las recetas.

Lee también: Limpia tus pulmones con un jarabe natural de jengibre y cúrcuma

9. Equinácea

equinacea

La equinácea es una planta medicinal que puede fortalecer el sistema inmunitario, el cual se resiente —en menor o mayor medida— cuando se sufre una alergia de cualquier tipo.

Sus propiedades antibióticas mejoran la respuesta del organismo ante estos agentes externos. De acuerdo con un estudio publicado en Phytotherapy Research, a este efecto beneficioso de la equinácea su suma su capacidad antibacterial y antioxidante.

Es recomendable consultar con el médico antes del consumo de esta hierba, sobre todo si se está tomando alguna medicación. Asimismo, su consumo no debe extenderse en el tiempo sin aprobación del profesional.

10. Eufrasia

La eufrasia es el remedio natural por excelencia para los ojos y todos los trastornos relacionados con ellos. En el caso de la fiebre del heno, permite combatir las molestias oculares como son el enrojecimiento o el lagrimeo constante.

Este uso se describe en una investigación publicada en el Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. Se puede tomar como remedio, usarla como colirio o bien combinar ambas opciones.

Trata la fiebre del heno con un profesional

¿Te aquejan los síntomas de la fiebre del heno? Lo primero que deberías hacer es consultar con un profesional. Luego, además de seguir el tratamiento dictado por el médico, puedes complementarlo también con las opciones naturales mencionadas antes. ¡Reduce esos molestos síntomas para sentirte mejor!

  • Sur, D. K. C., & Plesa, M. L. (2015). Treatment of Allergic Rhinitis. American Family Physician. https://doi.org/10.1111/j.1472-9733.2011.01160.x
  • Mittman, P. (1990). Randomized, Double-Blind Study of Freeze-Dried Urtica dioica in the Treatment of Allergic Rhinitis. Planta Medica. https://doi.org/10.1055/s-2006-960881
  • Rajan, T. V., Tennen, H., Lindquist, R. L., Cohen, L., & Clive, J. (2002). Effect of ingestion of honey on symptoms of rhinoconjunctivitis. Annals of Allergy, Asthma and Immunology. https://doi.org/10.1016/S1081-1206(10)61996-5
  • Kurup, V. P., & Barrios, C. S. (2008). Immunomodulatory effects of curcumin in allergy. Molecular Nutrition and Food Research. https://doi.org/10.1002/mnfr.200700293
  • Šutovská, M., Capek, P., Kazimierová, I., Pappová, L., Jošková, M., Matulová, M., … Gancarz, R. (2015). Echinacea complex – Chemical view and anti-asthmatic profile. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/j.jep.2015.09.007
  • Novy, P., Davidova, H., Serrano-Rojero, C. S., Rondevaldova, J., Pulkrabek, J., & Kokoska, L. (2015). Composition and Antimicrobial Activity of Euphrasia rostkoviana Hayne Essential Oil. Evidence-based complementary and alternative medicine : eCAM, 2015, 734101. https://doi.org/10.1155/2015/734101
  • Sharifi-Rad, Mehdi & Mnayer, Dima & Bezerra Morais Braga, Maria Flaviana & Carneiro, Joara & Bezerra, Camila & Coutinho, Henrique & Salehi, Bahare & Martorell, Miquel & Contreras, María del Mar & Soltani, Azam & Hata Uribe, Yoshie & Yousaf, Zubaida & Iriti, Marcello & Sharifi-Rad, Javad. (2018). Echinacea plants as antioxidant and antibacterial agents: From traditional medicine to biotechnological applications. Phytotherapy Research. 32. 10.1002/ptr.6101.
  • TURMERIC. WebMD. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-662/turmeric
  • Mariel Calderón-Oliver, María Alejandra Quiñones Peña, José Pedraza-Chaverri. 2011. EFECTOS BENÉFICOS DEL Aloe EN LA SALUD. VERTIENTES Revista Especializada en Ciencias de la Salud. https://www.medigraphic.com/pdfs/vertientes/vre-2011/vre112a.pdf
  • Johnston CS1, Martin LJ, Cai X. 1992. Antihistamine effect of supplemental ascorbic acid and neutrophil chemotaxis. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1578094
  • Frattaruolo, L., Carullo, G., Brindisi, M., Mazzotta, S., Bellissimo, L., Rago, V., Curcio, R., Dolce, V., Aiello, F., & Cappello, A. R. (2019). Antioxidant and Anti-Inflammatory Activities of Flavanones from Glycyrrhiza glabra L. (licorice) Leaf Phytocomplexes: Identification of Licoflavanone as a Modulator of NF-kB/MAPK Pathway. Antioxidants (Basel, Switzerland), 8(6), 186. https://doi.org/10.3390/antiox8060186
  • Melgarejo E1, Medina MA, Sánchez-Jiménez F, Urdiales JL. 2010. Targeting of histamine producing cells by EGCG: a green dart against inflammation? https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20652470
  • Effect of ingestion of honey on symptoms of rhinoconjunctivitis. Rajan, T.V. et al. Annals of Allergy, Asthma & Immunology, Volume 88, Issue 2, 198 - 203
  • Steckelberg, J. ¿Es verdad que la miel es mejor para calmar la tos que los medicamentos para la tos? Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/common-cold/expert-answers/honey/faq-20058031
  • Paul Mittman. Randomized, Double-Blind Study of Freeze-Dried Urtica dioica in the Treatment of Allergic Rhinitis. National College of Naturopathic Medicine. https://www.thieme-connect.com/products/ejournals/abstract/10.1055/s-2006-960881
  • ALLERGY STATISTICS. The American Academy Of Allergy, Asthma & Inmunology. https://www.aaaai.org/about-aaaai/newsroom/allergy-statistics
  • Rinitis alérgica. Medline Plus. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000813.htm