El Ébola: fiebre hemorrágica

Aunque el virus del ébola ha estado presente durante muchos años, el brote más grande comenzó en África Occidental en marzo de 2014. Este brote ha demostrado ser más letal, severo y generalizado que los brotes previos.

El Ébola es un virus grave y mortal transmitido por animales y humanos. Inicialmente se detectó en 1976 en Sudán y la República Democrática del Congo. Hasta hace poco, el ébola solo aparecía en África. El síntoma más notorio puede ser la fiebre hemorrágica, pero el virus es en realidad uno de los muchos que pueden causar hemorragia nasal y el sangrado característico de la boca, los oídos y otros lugares.

Conocidas colectivamente como fiebres hemorrágicas virales (VHF, por sus siglas en inglés), estas enfermedades generalmente causan fiebre y una disfunción extrema en la red de vasos sanguíneos del cuerpo, lo que puede provocar hemorragias profusas.

La hemorragia asociada a los VHF puede deberse a varios factores diferentes según el virus con el que está infectada una persona. En el caso de las personas con Ébola, la hemorragia ocurre cuando el virus infecta el hígado. Lo que afecta la capacidad del cuerpo para producir proteínas que coagulan la sangre y hacer que los vasos sanguíneos se filtren.

Causas

Causas ebola

El virus Ébola pertenece a la familia viral Filoviridae. Los científicos también lo llaman Filovirus. Se puede dividir en subtipos que se nombran para la ubicación donde se identificaron. Estas incluyen: Bundibugyo, Reston, Sudán, Taï Forest (anteriormente conocido como Costa de Marfil) y Zaire.

El virus del Ébola probablemente se originó en murciélagos de la fruta africanos. Es conocido como un virus zoonótico porque se transmite a los humanos de los animales. Los humanos también pueden transferir el virus entre ellos. Los siguientes animales pueden transmitirlo: gorilas, monos, chimpancés, puerco espines, y antílopes forestales.

Dado que algunas personas pueden manejar de cerca estos animales infectados, el virus puede transmitirse a través de la sangre y los fluidos corporales del animal

¿No lo sabías? ¿El ébola puede llegar al continente Americano? ¿Cómo actuar?

Factores de riesgo y transmisión

A diferencia de otros tipos de virus, el Ébola no se puede transmitir a través del aire o solo por contacto. Debe tener contacto directo con los fluidos corporales de alguien que lo tenga. El virus puede transmitirse a través de los fluidos corporales: semen, orina, diarrea, heces, vómito, saliva, sudor, sangre y la leche materna.

La transmisión puede ocurrir a través de los ojos, la nariz, la boca, la piel rota o el contacto sexual. Los trabajadores de la salud están especialmente en riesgo de contraer el ébola porque a menudo se ocupan de la sangre y los fluidos corporales de pacientes infectados. Otros factores de riesgo incluyen:

  • Exposición a objetos infectados.

  • Interacciones con animales infectados.

  • Viajar a áreas donde ha ocurrido un brote reciente.

  • Asistir a las ceremonias funerarias de alguien que ha muerto a causa del Ébola.

Síntomas

Es grave el dolor de barriga

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los síntomas del Ébola suelen aparecer entre 8 y 10 días después de la exposición. La fatiga extrema es a menudo el primer y más prominente síntoma. Otros síntomas incluyen: fiebre, dolor de cabeza, vómitos, sangrado o moretones inexplicables, dolor de estómago, diarrea, y dolor muscular

Si ha entrado en contacto o ha brindado atención a alguien diagnosticado con Ébola o ha manipulado animales infectados y tiene algún síntoma, debe buscar atención médica de inmediato.

¿Quieres conocer más?  Cómo quitar el dolor muscular sin tomar analgésicos

Complicaciones

El sistema inmunitario de las personas puede responder de manera diferente al Ébola. Mientras que algunos pueden recuperarse del virus sin complicaciones, otros pueden tener efectos residuales. Estos efectos persistentes pueden incluir: ictericia, delirio, cambios sensoriales, fatiga, debilidad extrema, pérdida de cabello, problemas en las articulaciones, inflamación del hígado y los ojos.

Las complicaciones pueden durar de algunas semanas a varios meses

Otras complicaciones del virus pueden ser mortales, como: sangrado severo, estado de shock, coma y fallo de múltiples órganos.

¿Cómo se diagnostica?

Diagnóstico (5)

Los primeros síntomas pueden imitar otras enfermedades como la gripe, la malaria y la fiebre tifoidea. Los análisis de sangre pueden identificar anticuerpos del virus del Ébola. Estos también pueden revelar: enzimas hepáticas elevadas, niveles anormales de factor de coagulación, recuentos de glóbulos blancos (inusualmente bajos o altos), bajos recuentos de plaquetas.

Debido a que el Ébola puede ocurrir dentro de las 3 semanas posteriores a la exposición, cualquier persona con posible exposición podría sufrir un período de incubación del mismo período de tiempo. Si no aparecen síntomas dentro de los 21 días, se descarta que se trate de Ébola.

Tratamiento

El virus del Ébola no tiene una cura o vacuna en este momento. En cambio, se toman medidas para mantener a la persona lo más cómoda posible. Las medidas de cuidados de apoyo pueden incluir:

  • Suministro de líquidos intravenosos u orales para prevenir la deshidratación.

  • Suministro de medicamentos para mantener equilibrada la presión arterial.

  • Administración de productos sanguíneos (si está indicado).

  • Proporcionar oxígeno extra (si es necesario).

  • Prevenir la ocurrencia de otras infecciones.
  • Gestionar balances electrolíticos.

  • Tratar infecciones coexistentes.

Prevención

gel-manos

  • Evitar el contacto con sangre y fluidos corporales.

  • Practicar una higiene de manos cuidadosa, incluyendo lavarse las manos con agua y jabón o un desinfectante de manos a base de alcohol.

  • Abstenerse de participar en rituales de entierro que involucran el manejo del cuerpo de una persona que murió de ébola.

  • Usar ropa protectora alrededor de la vida silvestre.

  • Abstenerse de manipular artículos que ha manejado una persona con Ébola (esto incluye ropa, ropa de cama, agujas o equipo médico).

Los trabajadores de la salud y los técnicos de laboratorio también deben practicar precauciones. Esto incluye aislar a las personas con el virus y usar vestidos protectores, guantes, máscaras y protectores oculares al entrar en contacto con la persona infectada o sus pertenencias.

El protocolo cuidadoso y la eliminación de estos materiales protectores también son vitales para la prevención de infecciones

Los equipos de limpieza deben usar una solución de lejía para limpiar pisos y superficies que puedan haber estado en contacto con el virus. Se están realizando más investigaciones para ayudar a prevenir futuros brotes. A partir de abril de 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que se están probando dos vacunas posibles para la seguridad humana.

El Ébola y su panorama 

Según la OMS, la tasa de mortalidad promedio de una persona infectada es del 50%. Algunas cepas del virus son más mortales que otras.

Cuanto antes se diagnostique la infección, mejores serán las perspectivas para los pacientes infectados. El CDC estima que los sobrevivientes de este virus tienen anticuerpos contra el virus durante aproximadamente 10 años. Hasta que haya una vacuna disponible, es importante estar alerta para evitar la propagación del Ébola.

Referencias

Ebola (Ebola Virus Disease), CDC Center for Diseases Control and Prevention, https://www.cdc.gov/vhf/ebola/about.html

Host genetic diversity enables Ebola hemorrhagic fever pathogenesis and resistance, Science, http://science.sciencemag.org/content/346/6212/987

Ebola Hemorrhagic Fever, by David Zeitler, http://www.austincc.edu/microbio/2704u/ev.htm

Virus disease / ebola hemorrhagic fever, Sino Biological, http://www.sinobiological.com/Ebola-virus-disease-ebola-hemorrhagic-fever.html

Ebola Hemorrhagic Fever and Septic Shock, Mike Bray Siddhartha Mahanty, The Journal of Infectious Diseases, Volume 188, Issue 11, 1 December 2003, Pages 1613–1617, https://academic.oup.com/jid/article/188/11/1613/862149

Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar