Filetes con cebolla caramelizada

Belén Gisbert · 9 enero, 2019
Si queremos que nuestra cebolla caramelizada tenga un toque algo más salado, podemos sustituir el whisky por vinagre de Módena

Aquí tienes una receta sencilla y exquisita, ideal para una ocasión especial o para hacer en una cena de familia: filetes con cebolla caramelizada. Con un mínimo esfuerzo, conseguirás una carne sabrosa, jugosa y deliciosa.

La cebolla caramelizada le da un toque dulzón al plato y combina a la perfección con la carne de ternera (o cerdo). Aunque se suele caramelizar al fuego, hoy te proponemos que lo hagas al horno. Te llevará menos tiempo y le dará un sabor original al plato. Para preparar la carne también optaremos por el horno.

Ingredientes

Cebolla

Preparación

Sólo necesitarás una bandeja para horno y un cuchillo bien afilado. A continuación te detallamos los pasos a seguir para preparar estos deliciosos filetes con cebolla caramelizada.

1. Preparación de la carne al horno

Empieza rociando una sartén con aceite de oliva. Después frota la carne con una mezcla de pimentón, el chile en polvo y hornea a 220ºC durante 10-15 minutos. Perfora la carne con un tenedor y baja a 160ºC hasta que termine el tiempo.

Saca el asado del horno y déjalo reposar en un plato. El interior continuará cocinándose por un tiempo, y los jugos se redistribuirán. Mientras podrás ocuparte de las cebollas.

Descubre más: Prepara un rico filete de ternera a la milanesa

2. Carameliza las cebollas

Pela las cebollas y córtalas en anillos grandes. Vuelca las rodajas en una bandeja engrasada grande a fuego medio-bajo. Agregar la pimienta y cocina lentamente, revuelve hasta que las cebollas se comiencen a dorar.

Ajo y aceite

Ahora procederemos a flambear las cebollas con whisky:

  • Cuando las cebollas comiencen a amarronarse y empiecen a salir jugos de la parte inferior de la sartén, vierte un buen chorrito de whisky.
  • Revuelve para eliminar todos los trozos dorados de la parte inferior de la cacerola.
  • Cocina hasta que el alcohol se haya evaporado: dejarás de oler el humo sobre la cacerola, y el líquido en su mayoría se habrá cocinado.

Para saber más: Receta de la mermelada de cebolla

3. Filetea la carne asada

Utiliza un cuchillo muy grande sin sierra. Corta las rebanadas finas de carne asada que puedas y emplátalas. El asado estará relativamente fresco en el exterior en este punto, por lo que puedes usar las manos para lograr las rodajas los más finas posibles.

4. Agrega las cebollas

Saca las cebollas del horno y ponlas sobre las rebanadas de carne asada.

Ya puedes servir los filetes de cebolla caramelizada. Este plato hay que servirlo de inmediato, y no dudes de que tus comensales se chuparán los dedos. ¡Que los disfrutes!