Filosofía oriental para ahorrar dinero en casa

La filosofía oriental nos demuestra un excelente método para ahorrar dinero en casa. Todo depende de una forma adecuada de administración.

Parece como si el dinero jamás alcanza para nada. Llegar a fin de mes, a veces, se convierte en una odisea. Hay cientos de cosas en qué gastar y los ingresos se van en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, existen varios métodos para ahorrar dinero en casa y lograr que sí alcance, incluso, que sobre.

La clave está en el método. Nunca se sabe a dónde va a parar el dinero porque tampoco se le sigue la pista con juicio. Y no alcanza, sencillamente, porque no se le administra en forma adecuada. Hay que ver lo que podría llegar a rendir si se aplica el método correcto.

Ahorrar dinero en casa es fundamental para mantener unas finanzas sanas. No se necesita ganar grandes sumas para poder vivir con cierta holgura. Lo que sí se requiere es voluntad, dedicación y paciencia. Aquí, hay algunas claves que nos aporta la filosofía oriental para manejar el dinero.

El Kabeko, un excelente método para ahorrar dinero en casa

Kakebo: Método japonés para ahorrar el dinero

El Kabeko es un método japonés, creado en 1904. Como se aprecia, tiene más de un siglo y aún se sigue aplicando en todo el mundo. Fue una técnica ideada por Motoko Hani. Su objetivo era ahorrar dinero en casa mediante un riguroso control de los gastos. De paso, contribuye a una evaluación personal en la forma de gastar.

El Kabeko es un simple cuaderno de registro. Funciona de una manera muy sencilla. A comienzo de mes se anotan los ingresos y los gastos fijos. Esto es la cantidad de dinero que entra, sí o sí. Y la cantidad de dinero que sale, sin lugar a dudas. Al determinar esas cantidades se sabe cuánto se puede destinar a otros gastos, si es que se puede.

Con base en esto, la idea es fijar una meta de ahorro. Esta, se aplica tanto a los gastos fijos como al excedente, si lo hay. También, se debe pensar en qué se gastará ese ahorro. Esto es solo la primera parte del método.

La segunda parte consiste en anotar todos los gastos que se hagan. Uno a uno, cada vez que se realicen. Al final de cada semana se debe revisar el registro y evaluar en qué se fue el dinero. Esto da pistas acerca de la forma de gastar y permite encontrar las claves para ahorrar dinero en casa.

¿Quieres conocer más? Lee: Ideas geniales para ahorrar espacio en el hogar

El reto de las 52 semanas

Descubre el método japonés para ahorrar dinero

Es un método bastante antiguo para ahorrar dinero en casa, pero, últimamente, ha cobrado vigencia. Lo más importante es tener la voluntad de cumplir el reto, mantener la constancia y ser paciente. Los resultados pueden ser extraordinarios.

Simplemente, se debe ahorrar durante 52 semanas todos los días. La primera semana solo se exige ahorrar 1 euro por día. La segunda semana serán 2 y así, sucesivamente, hasta que se complete el tiempo señalado. Como al final las sumas pueden ser imposibles para algunas personas, se puede fijar un tope de 200 euros al mes como máximo.

El reto de las 52 semanas, también, se puede realizar en forma inversa. Esto quiere decir que se comienza con un ahorro de 52 euros y luego esta suma va decreciendo. A veces es más fácil de cumplir así, pues siempre al comienzo hay mayor motivación.

Lee también: 7 estrategias para comer sano sin que te cueste mucho dinero

Otros tips para ahorrar dinero en casa

ahorro

Los orientales tienen una filosofía que está más centrada en la renuncia que en la acumulación. Por eso, han logrado crear estilos de vida austeros que les permiten tener mayor control sobre el dinero. Representantes del Zen han dado consejos para ahorrar dinero en casa. Estos son algunos de ellos:

  • Visitar más frecuentemente las bibliotecas. No se gasta un céntimo y en cambio se pasa bien y se aprende.
  • Reemplazar el coche por el transporte público o, idealmente, la bicicleta o la caminata.
  • Llevar al trabajo la comida hecha en casa. Comer fuera genera grandes gastos.
  • Disminuir el consumo de tabaco y alcohol. No solo permite ahorrar dinero en casa sino que también ayuda a tener mejor salud.
  • Beber agua. Reemplazar por refrescos u otras bebidas. Esto es bueno para el organismo y evita gastos innecesarios.
  • Hacer las reparaciones caseras por uno mismo. No es necesario pagar para hacer arreglos menores que uno solo puede realizar si se empeña en ello.
  • Ahorrar energía. Hay muchas maneras de ahorrar electricidad, gas, gasolina, etc. Solo se debe emplear el sentido común.
  • Consumir productos naturales. Son más baratos que los congelados, tienen mejor sabor y cuestan menos.