Aprende a hacer un buen filtro de arena en casa

Haz el mejor filtro de arena en la comodidad de tu casa y disfruta del agua filtrada y sus múltiples ventajas para la salud.

Un filtro de arena se utiliza para obtener agua filtrada, o sea sin impurezas para que este en óptimas condiciones para su consumo.

Te enseñaremos a realizar uno en casa que es muy similar a los que puedes encontrar en negocios a la venta. También se puede utilizar en casos de emergencia en los cuales dudamos de la procedencia del agua.

¿Qué es un filtro de arena?

Es un dispositivo que se utiliza para filtrar agua que pueda llegar a tener contaminantes en bajas cantidades. Retiene partículas pequeñas de hasta 20 micras de tamaño. Un lecho de arena filtra el agua e impide el paso a estas partículas. Aunque no lo creas, tú puedes realizar uno de manera sencilla.

Ver también: Opciones para tomar en casa un agua de calidad

Ventajas de beber agua filtrada

beber-agua

No está de más decir que beber agua es muy importante para nuestra vida. El agua filtrada presenta las siguientes ventajas:

  • No agrega ninguna sustancia química y el proceso es completamente natural.
  • Impide el paso de algunas sales minerales que pueda llegar a tener.
  • Elimina los residuos e impide el paso de los microorganismos.
  • Elimina el mal sabor que puede llegar a tener el cloro.
  • Deja el agua transparente y limpia.

Cómo realizar tu propio filtro de arena

Materiales que necesitarás

  • Tijeras.
  • Algodón.
  • Arena fina.
  • Grava fina.
  • Grava gruesa.
  • Arena gruesa.
  • Carbón activado.
  • Piedras un poco más grandes.
  • Botella plástica vacía de 2 litros.
  • Bidón vacío de plástico de 5 litros.

Elaboración

Con simples pasos podrás obtener tu filtro de arena para asegurarte de que el agua de tu hogar sea potable.

  • Tomas el bidón de 5 litros, lo lavas muy bien con jabón neutro y lo secas.
  • Vas a proceder a cortar su base.
  • No elimines la parte del pico ni su tapa. Ya que luego será de utilidad.
  • Primero colocas algodón en la base. Todos los materiales los vas a poner por la parte que cortaste y haces presión sobre el pico, que ahora será tu base. 5 centímetros de algodón está perfecto.
  • Luego colocas las piedras grandes. Deben estar limpias.
  • Le siguen las piedras medianas.
  • Colocas las gravas más pequeñas. La cantidad dependerá de la altura de tu bidón. Pero lo ideal es que puedas ver las diferentes capas desde afuera.
  • A continuación va la arena gruesa, sobre esta, colocarás la arena fina. Finalmente añadirás carbón activado.
  • Coloca el filtro en un jarrón donde pueda caer el agua.

Veamos cómo funciona el filtro de arena

10E

  • El agua es colocada arriba y por la gravedad tiende a bajar.
  • Las diferentes capas van capturando las partículas.
  • El carbón activado actúa como un tamiz impidiendo el paso de los materiales pesados. Actúa como un imán para las moléculas dañinas como el cloro.
  • Funciona de una manera muy simple.

Te recomendamos leer: Descubre cómo puede mejorar tu salud al beber más agua cada día

Ventajas al hacer y usar filtro de arena

  • Es una manera natural de filtrar el agua.
  • Utilizas materiales simples.
  • Puedes hacerlo en zonas rurales con pocos recursos.
  • No contaminas el resto del agua.
  • Eliminas gran cantidad de partículas y bacterias.
  • Puedes armarlo rápidamente ante una emergencia.
  • Dura bastante, dependiendo del estado del agua. Aproximadamente 10 litros.
  • Los desechos son degradables.
  • Los elementos plásticos los puedes lavar bien y secar y los usas las veces que desees.

Realiza un pequeño experimento

Realiza un pequeño experimento

Para que puedas comprobar el efecto del purificador, te proponemos que realices la siguiente prueba:

  • Toma agua del grifo y colócala en un vaso.
  • Luego toma del mismo grifo un litro de agua y ponla en una jarra.
  • Vierte el agua de la jarra en tu purificador de arena.
  • Deja que decante y pase por todas las capas del filtro.
  • Luego recoge esa agua y ponla en otro vaso.
  • Toma primero el agua del vaso que contiene agua del grifo sin purificar.
  • Sin esperar mucho tiempo, bebe agua del vaso que recogiste con agua filtrada.
  • Seguramente vas a sentir la diferencia entre ambos líquidos.

Conclusión

Muchas veces pensamos que el agua corriente de nuestras casas se encuentra en perfectas condiciones. Debemos tener en cuenta que el agua es el principal nutriente que recibe nuestro cuerpo.

Entre sus principales funciones tenemos que nos hidrata, nos ayuda a eliminar toxinas y nos ayuda a regular la temperatura corporal.

Si consumimos agua con partículas nocivas podemos perjudicar nuestra salud sin querer y sin saberlo. Siempre es mejor tomar todas las precauciones que podamos para protegernos a nosotros y a nuestra familia.