Fisting, una práctica sexual extrema

26 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Dentro de las prácticas sexuales extremas y de alto riesgo para la salud se encuentra el fisting. Te contamos más a continuación.

En el mundo del sexo existen muchas prácticas cuyo objetivo es estimular las zonas erógenas y brindar el máximo placer posible. Sin embargo, no todas son seguras. Una de las más riesgosas es el fisting. ¿Has oído hablar de ella?

De seguro has disfrutado de la penetración con un dedo, ya sea en la vagina o en el ano. Sin embargo, ¿qué tal si se involucra más de uno? ¿O la mano entera?

¿En qué consiste esta práctica?

El fisting es una práctica sexual extrema que consiste introducir en la vagina o en el ano todos los dedos de la mano para lograr la estimulación.

Es una práctica peligrosa y, por tanto, debe practicarse con ciertos cuidados. Para empezar, las manos deben estar desinfectadas (si bien o ideal sería usar guantes de látex, para mayor seguridad) y los puntos en donde estas van a introducirse deben estar limpios.

Además, es necesario destacar que será indispensable haber realizado una estimulación previa y progresiva para conseguir la dilatación de los puntos y así, poder practicar el fisting sin causar dolor. Por supuesto, el uso de un lubricante apropiado, a base de agua, es más que recomendable. 

Para realizar el fisting o fist-fucking se debe tener en cuenta que es un acto que implica planificación, escoger un entorno tranquilo, con una persona de confianza y a ser posible con experiencia. Veamos los dos tipos de fisting que existen.

Pareja manteniendo relaciones

Descubre: Errores que causan dolor al practicar sexo anal

1. Fisting vaginal

El objetivo es conseguir un orgasmo intenso. Con la mano en la vagina, las contracciones se vuelven más fuertes, logrando así la estimulación secuencial del útero y el interior de la vagina.

¿Cómo hacerlo?

  • Primero, acaricia los genitales de tu pareja para conseguir que se relaje tanto como sea posible.
  • Además, utiliza un guante de látex y un lubricante a base de agua en los dedos.
  • Inserta un dedo y haz movimientos circulares.
  • Luego, inserta un segundo dedo.
  • Al sentir la vagina dilatada, introduce un tercer dedo manteniendo movimientos en círculo y la estimulación del clítoris.
  • Una vez que se han introducido cuatro dedos, detén los movimientos circulares y estimula el clítoris.
  • Pon el pulgar hacia adentro, para lo cual debes realinear los cuatro dedos que ya tienes dentro de la cavidad vaginal en forma horizontal.
  • Finalmente, coloca un poco de lubricante en la muñeca y empuja la mano despacio, haciendo un puño y moviendo suavemente con un desplazamiento de entrada y salida.

2. Fisting anal

Es preferido por parejas que disfrutan los placeres del sexo anal. Contrario a lo que comúnmente se cree, el ano y el recto son muy elásticos y flexibles.

¿Cómo hacerlo?

  • Primero, aplica lubricante en los dedos.
  • Luego, coloca cuatro dedos en una posición horizontal y el pulgar debajo de ellos.
  • Aprieta la mano para que los cinco dedos se unan.
  • Después, introduce los dedos lentamente y con cuidado.
  • Además, haz movimientos suaves hacia arriba y hacia abajo con progresión ligera en el interior.
  • Colócate lubricante a la muñeca y empuja con delicadeza.
  • Finalmente, haz un puño con la mano y comienza un movimiento penetrante con velocidad alterna, hasta alcanzar el orgasmo.

Conoce al detalle: Fisiología del ano y el recto

Recomendaciones

Productos que jamás debes usar como lubricante.

  • Mantén las uñas cortadas y limadas.
  • Elige un lubricante adecuado. No utilices saliva. 
  • Desinfecta bien las manos antes de realizar el acto.
  • Los puntos (vagina y ano) deben estar limpios también.
  • Utiliza guantes de látex para evitar infecciones. No producen tanta fricción y facilitan la penetración.
  • No practiques fisting con anillos ni accesorios afines puestos.
  • Siempre que la práctica produzca dolor o incomodidad debe suspenderse. 
  • La comunicación con la pareja siempre es importante antes, durante y después del acto.
  • Los preliminares y la paciencia son fundamentales para lograr la dilatación de los puntos. Por ende, evita saltártelos y, por el contrario, aprovéchalos al máximo.

Tomar las precauciones necesarias no solo ayudará a preservar la salud, sino a disfrutar de un encuentro sexual placentero.

  • Delacroix, J., Brown, J., Kadenhe-Chiweshe, A., Bodenstein, L., Stimell-Rauch, M., & Lowe, T. (2011). Rectal perforation secondary to rape and fisting in a female adolescent. Pediatric Emergency Care. https://doi.org/10.1097/PEC.0b013e318209af63
  • Cohen, C. E., Giles, A., & Nelson, M. (2004). Sexual trauma associated with fisting and recreational drugs. Sexually Transmitted Infections. https://doi.org/10.1136/sti.2004.011171
  • Cappelletti, S., Aromatario, M., Bottoni, E., Fiore, P. A., Fineschi, V., di Luca, N. M., & Ciallella, C. (2016). Variability in findings of anogenital injury in consensual and non-consensual fisting intercourse: A systematic review. Journal of Forensic and Legal Medicine. https://doi.org/10.1016/j.jflm.2016.08.013