Flan de queso y leche condensada al microondas

Irene Peláez Díaz-Laviada · 2 julio, 2015
No debemos preocuparnos Si vemos que pasado el tiempo de cocción en el microondas vemos nuestro flan no ha cuajado. Como tenemos que refrigerarlo, terminará de asentarse en la nevera

El flan de queso y leche condensada al microondas es un dulce ideal para cualquier postre o merienda y muy fácil de preparar, puesto que no necesita horno ni grandes preparaciones. Se cocina en el microondas en 15 minutos. Es ideal para una merienda de emergencia o con invitados sorpresa.

Opción 1: Flan de queso y leche condensada al microondas

Ingredientes:

  • 300 g de queso de untar (tipo Philadelphia)
  • 370 g de leche condensada
  • 250 ml de leche
  • 4 huevos grandes
  • Caramelo líquido
flan de huevo

Procedimiento:

  • Poner el caramelo líquido en un molde de flan, alto y apto para microondas (que no sea de metal). El caramelo también puede hacerse a mano, no hace falta comprarlo. Para ello colocar dos cucharadas de azúcar y un chorro de agua en una cacerola y ponerla sobre el fuego sin que llegue a tocarlo. Balancear la cacerola con las manos con movimientos circulares para que se reparta el calor, hasta que se funda el azúcar y se disuelva en el agua. Cuando empiece a adquirir un color tostado, colocar en el molde para microondas rápidamente.
  • En un bol aparte, mezclar el queso de untar, la leche condensada, la leche y los huevos y batir con la batidora hasta que la mezcla sea homogénea.
  • Verter en el molde de flan sobre el caramelo.
  • Introducirlo en el microondas unos 15 minutos a 750 W. Cuando esté listo, dejarlo 5 minutos reposando en el microondas antes de sacarlo.
  • Si no se está muy seguro de la cocción del flan, se puede ir parando el microondas y pinchando con una aguja.

Opción 2: Flan de queso (microondas)

Ingredientes:

  • 200 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 1 vaso de leche
  • 4 huevos
  • Caramelo líquido (puede ser comprado o hecho en casa)

Procedimiento:

  • En un bol introducir el queso crema, la leche condensada, la leche y los huevos y batir bien con la batidora de mano, hasta que se forme una mezcla homogénea.
  • Hacer caramelo líquido (ver paso 1 de la receta anterior) y colocarlo en la base de un molde de flan apto para microondas. (El caramelo puede ser comprado).
  • Verter la mezcla de queso en el molde sobre el caramelo e introducir en el microondas durante 15 minutos a máxima potencia.
  • Dejar reposar unas 6 u 8 horas antes de consumir.

Opción 3: Flan de leche condensada en microondas

flan magdalenas

Ingredientes:

  • 3 huevos (pueden ser 4, que cuaja con más facilidad)
  • 370 g de leche condensada (una lata de las pequeñas)
  • 2 medidas de la lata de leche condensada de leche entera
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • 1 vasito de azúcar
  • 1 vasito de agua
  • Zumo de limón

Procedimiento:

  • Batir los huevos lo justo para que se mezclen.
  • Añadir la leche condensada y no batir.
  • Poner el extracto de vainilla (opcional).
  • Agregar las dos latas de leche batiendo ligeramente para que se mezclen y la leche condensada no se decante al fondo del bol.
  • Colarlo en otro recipiente para que se mezcle bien, removiendo si fuese necesario para que no se separen los ingredientes.
  • Colocar en un molde para flan apto para microondas, 1 vasito de azúcar, 1 vasito de agua y unas gotas de zumo de limón. (Si se hace en moldes individuales son 3 cucharaditas de azúcar, 3 de agua y dos gotitas de zumo de limón por molde.)
  • Mezclar bien el azúcar con el agua y colocar los moldes en el borde del plato giratorio del microondas (si es un solo molde, en el centro). Calentar a potencia media durante 3 minutos y luego de 30 segundos en 30 segundos hasta que el caramelo quede dorado.
  • Llenar los moldes con la mezcla de leche condensada y volverlos a poner en el microondas.
  • Calentar a 350 y 500 W entre 14 y 17 minutos (a los 14 minutos se puede parar el microondas e ir calentando de 30 segundos en 30 segundos, hasta que esté hecho). Si empieza a hacer ‘chup-chup’ hay que pararlo.
  • Dejarlo enfriar en el microondas y luego en el frigorífico. Cuando enfríe cuajará, así que no hay que pasarse con el microondas.

Imagen destacada cortesía de Kent Wang.