Flan de yogur con frutas

Indira Ramírez Terán · 28 enero, 2019
Si deseas restarle calorías a este postre opta por sustituir la leche condensada por crema de leche y la miel por edulcorante. El resultado final será igualmente delicioso

El flan de yogur con frutas que hoy te enseñamos a preparar es un postre bajo en calorías, nutritivo y perfecto para llenar el estómago y saciar antojos sin posteriores remordimientos.

Se trata de un falso flan a base de yogur natural, o griego, y gelatina sin sabor que luego se endulza y enriquece con frutas frescas. Es mucho más ligero que la receta de flan tradicional.

Este flan de yogur con frutas contiene poco azúcar. Son las frutas las que le otorgan el color y sabor a este postre de verano, perfecto para acompañar regímenes alimenticios hipocalóricos y continuar consumiendo alimentos llenos de sabor.

Receta del flan de yogur con frutas

Continúa leyendo y verás lo fácil que es la preparación de este postre cuyos ingredientes de seguro ya tienes en la despensa de tu cocina.

Ingredientes:

  • 400 g de yogur natural.
  • 200 g de leche condensada (o crema de leche)
  • 2 tabletas o 15 g de gelatina sin sabor en polvo (hidratada con 150 ml de agua)
  • 150 g de frutas frescas o frutas en almíbar (frutos rojos, melocotones, kiwi, etc)
  • Para endulzar: 50 ml de miel o edulcorante

Utensilios:

  • Cuatro envases individuales de flaneras
  • Un envase amplio
  • Una olla mediana
  • Un cuchillo de chef

Preparación:

Yogurt

  • Primero, toma la gelatina en polvo o tableta e hidrátala con 100 ml aproximadamente de agua tibia.
  • Después, en otro envase, pon el yogur y mezcla usando la batidora a la máxima potencia. También puedes usar la licuadora.
  • A continuación, incorpora al yogur la crema de leche o leche condensada.
  • Posteriormente, añade la miel (o edulcorante).
  • Luego, añade la gelatina ya hidratada al yogur con miel.
  • A continuación, corta en trozos pequeños (macedonias) las frutas.
  • Además, puedes hervir las frutas a fuego lento con azúcar si quieres que se forme almíbar. De lo contrario, incorpóralas directamente al flan.
  • Reparte la mezcla en envases individuales de gelatina y refrigera por tres horas o hasta que el flan de yogur y frutas se solidifique.
  • Finalmente, al momento de servir acompaña con más frutas troceadas e hilos de miel.

¿Has visto lo fácil que es preparar este rico postre del que puedes hacer variaciones bastante interesantes?

Datos de interés:

  • Hay quienes sustituyen la gelatina y la nata por huevos y azúcar. El resultado obviamente es más dulce y con más sabor a flan que a yogur. Sin embargo, sigue siendo una extraordinaria opción.
  • El yogur puedes reemplazarlo por un sustituto vegano. También podrías sustituir el yogur por leche de almendras.
  • Hidrata muy bien la gelatina y mezcla todos los ingredientes para que nos quede un flan de textura lisa y cremosa, sin grumos.
  • Si te gusta mucho el dulce, puedes hacer un caramelo y añadirlo a los envases individuales antes de incorporar el yogur.
  • También podrías añadir al almíbar de frutas, jarabes, colorante para resaltar el color y licores para aportar contrastes al flan. Todo depende de la intención que busques con el plato final.
  • Un flan de yogur con mango y piña es una delicia, además de exótico.
  • Además, al momento de servir, también podrías acompañar con frutos secos para darle crocancia al postre.
  • También podrías hacer una combinación de flan de yogur con gelatina de frutas y frutas frescas. Si bien la preparación es más compleja, la mezcla de texturas y colores vale la pena. El resultado será un postre de dos colores y texturas.
  • De igual manera, la leche condensada o crema de leche puedes sustituirla por queso crema, pero recuerda entonces agregar más miel o azúcar.
  • En la cocina se le conoce como corte macedonia a los cubos de frutas de 4 mm a 6 mm. También se llama macedonia a la ensalada de frutas cortadas en cubos acompañada con azúcar, licor y zumos.
frutas yogur

Información sobre el yogur

El yogur es un derivado que se logra al hervir y luego fermentar la leche. Es de origen turco y bastante longevo. De hecho, hay quienes indican que sus orígenes se remontan a 4500 años. El yogur es un producto perecedero, por lo que se recomienda conservar refrigerado o en lugares frescos. En el mercado existen el yogur firme y el yogur líquido, que con frecuencia es base de smoothies.

Con gelatina y frutas, disfrutarás de un plato saludable, ligero y sabrosísimo.

  • Fundación de Estudios Médicos de Molina de Segura, “El yogur”, s.f. https://www.um.es/lafem/Nutricion/DiscoLibro/07-Modificaciones/Saber%20mas/07-00.pdf
  • Brown AC, Valiere A., “Probiotics and medical nutrition therapy”, Nutr Clin Care. 2004 Apr-Jun;7(2):56-68.
  • File SE et al. “Beneficial effects of glycine (bioglycin) on memory and attention in young and middle-aged adults”, J Clin Psychopharmacol. 1999 Dec;19(6):506-12.