Flor de Loto: postura sexual muy romántica

Una postura sexual que combina pasión, romanticismo y complicidad, tres condimentos esenciales para las relaciones de pareja. Te mostramos las ventajas, técnicas y desventajas de esta postura. ¡Anímate a practicarla! No te arrepentirás.

Combinar pasión y romanticismo es excelente para las parejas que prefieren tener una unión constante. La flor de loto está considerada una de las posturas sexuales más románticas. Pues brinda la posibilidad de besos y caricias desde el principio al fin. Algo que a los enamorados más cariñosos les encanta.

Hay quienes buscan con el sexo solamente saciar sus deseos y fantasías. Por lo que intentan innovar con posiciones más alocadas. Pero en los momentos en que la intimidad necesita de fuertes abrazos y contención, la flor de loto es la indicada.

Al instante de hacer el amor influyen, además del deseo, los factores emocionales. Por tal motivo es muy positivo conocer diferentes variantes para cada ocasión. Algunas veces es necesario estimular más un sentido u otro, según el estado de ánimo. Por ejemplo, la flor de loto es una postura sexual muy recomendada para las reconciliaciones. Ya que se logra expresar el verdadero amor y hay un fuerte contacto visual.

¿Cómo practicar la postura sexual flor de loto?

En la flor de loto las manos están libres.

El hombre se debe sentar en un lugar firme y doblar sus piernas de manera que sus talones se acerquen entre sí. Es una posición utilizada también para ejercicios de meditación. La mujer suavemente se sienta encima y con sus piernas rodea la cintura del amante. Lo ideal es estar abrazados para que el contacto sea total. Aunque, claro está, durante el acto se usan las manos para otras caricias. Ahora solo se trata de hacer suaves movimientos al compás para entregarse al placer.

La penetración es profunda y armónica. Y lo más importante de esta práctica es la conexión. Las manifestaciones afectivas son las estrellas. Por lo que hay que mirar a los ojos, sonreír, besar y acariciar sin temor a pecar por melosos. El resultado es nada más y nada menos que una sensación de amor pleno.

Lee también: Postura del misionero y sus 8 variantes

Ventajas de la postura flor de loto

La postura de la flor de loto invita al juego.

  • Fortalece el vínculo. La cercanía de los cuerpos otorga la seguridad que tantas veces se necesita del otro. Los abrazos fuertes dicen mucho más que las palabras. Además, se puede hablar suavemente al oído para generar mayor conexión.
  • Estimulación de zonas erógenas. Cuello, orejas y pechos son las partes del cuerpo más excitantes. Aquí puede besarse a cada una de ellas mientras se hace el amor. Lógicamente el clímax llegará a puntos inimaginables.
  • Variedad de movimientos. No se limita a subir y bajar. La comodidad de la postura flor de loto permite que se formen círculos y otras formas con las caderas. Por momentos, ella puede tirarse un poco hacia atrás y tomar el control del ritmo.
  • Diversidad de lugares. Se puede realizar en la cama, en un sofá y es muy aconsejada para hacer en el auto. Un recreo en el viaje puede convertirlo en algo realmente pasional.
  • Las ropas no están de sobra. Para alimentar algunas fantasías, utilizar disfraces es una alternativa fabulosa. Juegos de interpretación de roles vuelve locos a los hombres. El consejo es que siempre lleves falda para facilitar la penetración.
  • Control de la eyaculaciónEl mayor control lo tiene quien está debajo. Puede tomarla de la cintura para frenar el ritmo y hacer pequeñas pausas para evitar un final precoz. Intercalar con momentos de solo besos y caricias, y retomar luego los movimientos. Es una forma de seguir brindando amor por mucho más rato.
  • Libre exploración. Las manos de ambos están totalmente libres. Hay que atreverse a explorar al máximo cada parte del compañero. Seguramente, encontraréis nuevos puntos claves para aumentar la excitación.

Visita este artículo: Postura 42: nueva posición sexual para practicar el sexo oral

Desventajas de la postura sexual flor de loto

Desventajas de la postura sexual de la flor de loto

  • Sexo anal es arriesgado. Intentar sexo anal es posible, pero hay que tener mucho cuidado. Un movimiento brusco involuntario puede ocasionar una fractura de pene.
  • Buen estado físico. Para poder realizar esta postura sin llegar a tener calambres, hay que estar preparado. Ejercitar los músculos de las piernas es fundamental.

Si tienes unos minutos llama a tu pareja e intenta sorprenderlo con esta postura. O si habéis discutido, hazle una visita y simplemente sentaos en esta postura a dialogar. Naturalmente vendrá lo demás. Es un juego del que nadie debe privarse. Amor, confianza, seguridad y pasión os dejarán exhaustos, pero felices.