Flores de Bach y otros remedios para no comer compulsivamente

Es fundamental mentalizarse para comer más despacio. Además, elegir los alimentos adecuados, sumado a los remedios naturales y las flores de Bach puede ayudarnos a acabar con esa ansia

Hay personas que sufren a la hora de comer porque lo hacen de manera compulsiva, sin tener la suficiente fuerza de voluntad para comer estrictamente lo que el organismo necesita. A menudo esto causa otros problemas como malas digestiones, acidez, gases o sobrepeso, además de problemas anímicos como frustración, irritabilidad o depresión.

Generalmente la causa está relacionada con la ansiedad, la cual no podemos controlar fácilmente y por eso nos lleva a comer de esta manera. Por ello en este artículo damos a conocer algunos remedios como las Flores de Bach, algunos alimentos saciantes y plantas medicinales relajantes que nos ayudarán a superar este problema de manera natural y sin sufrimientos, para aprender a come de una manera natural y equilibrada.

¿Qué són y cómo nos ayudan las Flores de Bach?

Las flores de Bach son 38 esencias florales que curan los trastornos emocionales y psicológicos a nivel energético, intentando deshacer nuestros bloqueos mediante la energía sutil de las esencias. Estos remedios funcionan como un verdadero botiquín emocional, ya que nos ayudan en nuestro día a día y en nuestro desarrollo personal.

Lo más importante es que pueden ser muy útiles para cualquier persona, y dado que no tienen contraindicaciones ni efectos adversos, se recomiendan también en niños, embarazadas, gente mayor y mascotas.

¿Cuáles debemos tomar?

Para tratar concretamente el problema de comer compulsivamente recomendamos una mezcla con las siguientes flores, de las cuales podríamos quitar alguna si así lo consideramos:

  • Cherry Plum: nos ayuda a tomar el control de una situación. Ideal para cuando queremos reforzar nuestra voluntad.
  • Impatiens: para cuando realizamos las cosas con demasiada rapidez, de manera impaciente.
  • Agrimony: esta flor nos ayuda a evitar comer para esconder otros problemas que guardamos en nuestro interior
  • Vervain: ideal para persionas nerviosas e impulsivas, nos ayuda a relajarnos
  • Walnut: si estamos comiendo compulsivamente coincidiendo con un importante cambio en nuestra vida.
  • Pine: para evitar la frustración y la culpabilidad que nos genera comer de esta manera
  • Rescate: mezcla de flores ideal para cuando estamos sufriendo una etapa de crisis personal

Flores Bach Ricardo Torres

¿Cómo las tomamos?

La dosis habitual son cuatro gotas debajo de la lengua cuatro veces al día. Si estamos peor podemos aumentar las tomas, pero deberán ser siempre cuatro gotas.

Las podemos conseguir en herbolarios, dietéticas, algunas farmacias y centros especializados de productos naturales y terapias alternativas. Si necesitamos más de una flor pediremos que nos hagan un preparado con un máximo de siete flores.

Alimentos saciantes beneficiosos

Cuando comemos compulsivamente cometemos varios errores:

  • No masticamos bien los alimentos
  • Dificultamos el proceso digestivo
  • Tardamos más tiempo del normal en saciarnos
  • Comemos más cantidad
  • Elegimos alimentos que no nos convienen, ricos en grasas y azúcares

Precisamente para evitar esto, si tenemos la necesidad de comer algo elegiremos principalmente alimentos saludables, ricos en agua y fibra, para que nos sacien fácilmente y no tengamos necesidad de seguir comiendo de esa manera, como por ejemplo:

  • Gelatinas (por ejemplo, de agar agar)
  • Cereales integrales
  • Frutas como la sandía o el melón
  • Batidos (de fruta, bebida vegetal, etc.)
  • Manzana al horno
  • Cremas de verduras
  • Arroz integral elaborado con leche de arroz
  • Tortitas de arroz o maíz
  • Salvado

agar agar high over happy

Además, intentaremos masticar bien los alimentos y beber agua suficiente fuera de las comidas, así como infusiones, que también serán un apoyo para no estar picando. Podemos ponernos una disciplina de que, si ya sabemos en qué momentos solemos comer de esa manera, intentaremos prevenir y tener preparada ya una ensalada de frutas o una infusión a esa hora, para que no estemos desprevenidos y terminemos comiendo cualquier cosa.

Infusiones relajantes de melisa

Si tenemos la certeza de que somos personas con tendencia nerviosa también podemos apostar por tomarnos durante el día de una a tres infusiones de plantas con propiedades relajantes. Destacamos especialmente la melisa porque además de relajar nuestro sistema nervioso también calma el nerviosismo que afecta al aparato digestivo y nos ayuda a mejorar la digestión, por lo que la podremos tomar también después de habernos excedido con la comida. También podemos combinarla con otras plantas medicinales relajantes como la pasiflora, la tila, la lavanda o la valeriana.
Imágenes por cortesía de Ricardo Torres y over happy

Te puede gustar