Flores de pimiento con huevo

Mariela Ibarra Piedrahita · 9 septiembre, 2015
Para que cuando agreguemos el huevo no se salga del molde de pimiento, es importante cortar este un poco grueso para que haga de barrera.

Las flores de pimiento con huevo son una receta tan creativa como fácil de hacer. Es más, si tienes experiencia preparando huevos en canasta, esta preparación será pan comido. Sigue nuestras recomendaciones y sorprende a todos con esta hermosa sorpresa.

Ingredientes

  • Aceite de girasol (al gusto).
  • 6 huevos grandes (360 g).
  • Orégano triturado (al gusto).
  • Sal y pimienta negra (al gusto).
  • 3 pimientos de colores (120 g).
pimientos

Preparación

  • Lava muy bien los pimientos con un poco de agua tibia.
  • En una tabla para picar corta la cabeza de los pimientos y elimina las semillas y la parte interna de la pulpa. Reserva la cabeza del pimiento para decorar después.
  • Corta los pimientos en rodajas de medio centímetro de grosor.
  • Rompe un huevo en un bol. Retira cualquier trozo de cáscara que pueda caerle en el interior.
  • Pon a calentar en un sartén cinco cucharadas soperas de aceite de girasol.
  • Cuando esté caliente pon a dorar las rodajas de pimiento.
  • Agrega un huevo en el interior de cada rodaja de pimiento con cuidado de no ir a derramarlo.
  • Cocina a fuego lento hasta que las claras se solidifiquen y las yemas estén firmes.
  • Retira con mucho cuidado las flores de pimiento con huevo de la sartén, ayudándote de una espátula, hazlo con paciencia para no ir a romper las yemas.
  • Espolvorea tus huevos con el orégano, la sal y la pimienta.
  • Te aconsejamos emplatar con una rebanada de pan, esto no solo le dará un toque muy lindo, sino que absorberá bien las yemas y será un buen acompañante.
  • Coloca, de ser posible, sobre cada huevo la cabeza del pimiento que reservaste al inicio. A pesar de ser un elemento enteramente decorativo, puedes sofreírlas para que queden del mismo color y textura que los pimientos que usas como molde.
Tratamiento-con-yema-huevo

Datos de interés

Ante todo, ten en cuenta que siempre debes lavar bien las verduras antes de proceder a utilizarlas. Sobre todo si vas a utilizarlas crudas. Luego, a la hora de cortar los pimientos en rodajas, asegúrate de hacerlo con calma y un buen cuchillo, para evitar que se rompan. Recuerda que, para que los huevos se mantengan »en su sitio» es necesario que la rodaja esté entera.

Rompiendo los huevos primero en un bol facilitas el proceso de extracción de cualquier elemento que pueda caer dentro, pues dentro del pimiento será difícil hacer esto.

Una añadidura perfecta para esta receta de flores de pimiento con huevo son las lonchas de queso. Coloca una loncha sobre cada flor de pimiento una vez haya cuajado la yema, deja que el queso se derrita un poco sobre el huevo y después retira de la sartén.

Te sugerimos dorar por ambos lados las rodajas de pimiento antes de adicionar los huevos, sabrán mejor de esta forma y el aceite absorberá parte del sabor.

Si te gustan los huevos bien duros, te recomendamos tapar la sartén hasta que la yema tome un color amarillo.

Si deseas hacer esta receta de una forma más saludable, reemplaza el aceite por agua o utiliza la menor cantidad de aceite posible. Lo ideal sería que calientes primero el agua a fuego medio mientras cocinas las rodajas de pimiento. Cuando estén bien cocinadas y el agua muy caliente, pon en el interior de las rodajas lo huevos y espera hasta que se cocinen.

¿Existen variantes?

Las flores de pimiento con huevo no solo pueden hacerse con dicho vegetal, sino también con salchichas, pan y otros ingredientes. La cuestión está en imaginar qué alimento puede ser un buen »molde» y atreverse a darle uso.

También existe la variación con huevos revueltos para esta receta. Para esto deberás revolver los huevos en el bol con anterioridad y adicionarlos cuando el aceite esté caliente. Si vas a usar salchichas u otros ingredientes, recuerda que debes sofreírlos aparte primero.

Es mejor que prepares este plato solo cubriendo la sartén con la tapa, pero si deseas dorar los huevos por ambos lados, puedes voltear las flores usando una espátula con cuidado de no ir a dañar el molde o desbaratar lo huevos.