Dile adiós al flujo vaginal excesivo con estos 6 remedios caseros

El flujo vaginal nos ayuda a combatir infecciones y a que todo funcione correctamente en nuestra zona íntima. Si se producen cambios en su textura u olor puede ser indicativo de algún problema

Los fluidos vaginales desempeñan un papel muy importante en el cuidado de la zona íntima de la mujer, ya que contienen bacterias saludables que ayudan a prevenir las infecciones bacterianas o por levaduras. No obstante, si existe un flujo vaginal excesivo, puede ser un problema.

El flujo normal tiene un color transparente o blanquecino que, aunque para algunas es incómodo, indica que el pH se encuentra en niveles estables.

El problema es que muchas veces presenta alteraciones en su textura, color y olor, las cuales indican la presencia y crecimiento de gérmenes dañinos.

Esta situación da lugar a incómodas infecciones que, además de dolor, pueden afectar la vida sexual y la autoestima.

La buena noticia es que hay varias soluciones de origen natural cuyas propiedades regulan la flora vaginal para controlar la producción excesiva de flujo.

A continuación queremos compartir 6 buenas opciones que puedes probar cuando notes algún cambio en tus secreciones.

1. Yogur natural contra el flujo vaginal excesivo

flujo vaginal excesivo

El yogur natural contiene cultivos vivos similares a los de la flora vaginal y, por tal razón, es una solución eficaz contra las alteraciones que aumentan la producción de fluidos.

Sus probióticos actúan de forma directa sobre los agentes infecciosos. Así, inhiben su crecimiento y restablecen el ambiente natural de la zona íntima.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma un par de cucharadas de yogur natural y frótalo sobre las áreas externas de la vagina.
  • Deja que se seque sin enjuagar y repite su aplicación 2 o 3 veces al día.
  • De forma complementaria, consume un vaso de yogur al día.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 alimentos que benefician tu zona íntima

2. Infusión de caléndula

Las propiedades antiinflamatorias y antibióticas de las flores de caléndula se emplean como remedio alternativo contra las infecciones íntimas que producen mal olor, irritación y flujos abundantes.

Sus compuestos no generan irritaciones en la delicada piel de la vagina y, de hecho, reducen su enrojecimiento y comezón.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una infusión concentrada con flores de caléndula. Entonces, déjala reposar y usa el líquido para hacerte baños de asiento 2 veces al día.

3. Infusión de salvia

flujo vaginal excesivo

La salvia cuenta con propiedades que ayudan a equilibrar la flora vaginal. En resumen, disminuyen el exceso de flujo vaginal y los malos olores.

La infusión preparada con sus hojas refresca la piel irritada y disminuye la infección por hongos y bacterias.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara un litro de infusión de salvia y usa el líquido para enjugar la zona íntima.
  • Repite el tratamiento 2 veces al día hasta aliviar el problema.

4. Infusión de ajo

El ajo es un poderoso antibiótico que puede emplearse como tratamiento alternativo contra las infecciones que afectan la zona íntima.

Sus compuestos activos eliminan las levaduras y bacterias mientras frenan la producción excesiva de flujo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Machaca 2 o 3 ajos en un mortero y déjalos reposar 15 minutos en un litro de agua hirviendo.
  • Pasado este tiempo, pásalo por un colador y usa el líquido para lavar la zona afectada.
  • Repite el proceso cada noche, durante una semana.

5. Vinagre de manzana

flujo vaginal excesivo

Los ácidos naturales que contiene el vinagre de manzana se pueden usar como remedio contra los desbalances del pH vaginal.

Estas sustancias alimentan las bacterias saludables de la flora vaginal. Por lo tanto, ayudan a combatir los microorganismos dañinos.

Por otro lado, sus propiedades antifúngicas y antimicrobianas facilitan el control de los malos olores y las secreciones.

Visita este artículo: 5 curiosos usos del vinagre de manzana que te gustará conocer

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye media taza de vinagre de manzana en el agua de la tina y lava especialmente la zona íntima.
  • Realiza el tratamiento 2 veces al día, mínimo durante una semana.

6. Bicarbonato de sodio

Los compuestos orgánicos que caracterizan al bicarbonato de sodio permiten emplearlo como solución contra el flujo vaginal excesivo y de mal olor.

Estos ayudan a restablecer el pH de la zona vaginal y favorecen la producción de bacterias saludables para crear una barrera protectora contra los hongos y gérmenes dañinos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  • Incorpora una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y consúmelo una vez al día.
  • Para mejores resultados, agrega media taza del producto en agua tibia y realiza baños de asiento durante 5 o 10 minutos.
  • Repite el tratamiento durante una semana o hasta regular los fluidos.

En conclusión, son varias las opciones naturales para controlar el flujo vaginal excesivo. Además de otros síntomas de las infecciones íntimas.

Elige el remedio que más te llame la atención y pruébalo siguiendo las recomendaciones dadas.

  • González, Carolina, et al. "Flora vaginal en pacientes que asisten a consulta ginecológica." Revista de la Sociedad Venezolana de Microbiología 26.1 (2006): 19-26.
  • Martín, Rebeca, et al. "La microbiota vaginal: composición, papel protector, patología asociada y perspectivas terapéuticas." Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 26.3 (2008): 160-167.
  • Medina, Ruth, Adolfo Rechkemmer, and Marco Garcia-Hjarles. "Prevalencia de vaginitis y vaginosis bacteriana en pacientes con flujo vaginal anormal en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza." Revista Medica Herediana 10.4 (1999): 144-150.