8 consejos que ayudarán a que tu hijo supere la fobia escolar

Si tu niño presenta un miedo irracional hacia la idea de ir a la escuela, que hasta incluye malestar físico, tiene fobia escolar. Con la ayuda de un terapeuta pueden superarla.

Cuando un niño siente un miedo incontrolable e irracional de ir a la escuela se le llama fobia escolar. El terror que genera en el niño la sola idea de asistir a clases va a acompañado de malestares físicos y emocionales.

La fobia escolar debe ser entendida como un trastorno mental, tal y como deben ser consideradas todas las fobias. Sin embargo, algunos especialistas consideran que el verdadero problema que aqueja al niño es la ansiedad por separación.

La fobia escolar es más común a partir de los 12 años, mientras que la ansiedad por separación es más frecuente en niños pequeños. Sin embargo, afecta a niños de todas las edades. Más allá de los tecnicismos, estamos frente a una situación que afecta la vida cotidiana de los niños que la padecen.

¿Qué causa la fobia escolar?

Los niños con fobia escolar sienten una profunda ansiedad ante la sola posibilidad de asistir a clases. Es mucho más profundo que el típico miedo o falta de adaptación de los primeros días.

Los pequeños suelen referir que el miedo se debe a la posibilidad de fracasar en los estudios. También ha sido motivada por bullying o acoso escolar. Otra causa probable es que el niño está pasando por un duelo (muerte de un padre o divorcio) y lo manifieste con fobia hacia la escuela.

A diferencia del abandono escolar asociado a la negligencia familiar, en este caso los padres están conscientes de las inasistencia escolar y quieren que la situación se resuelva. Las dificultades logísticas que se generan porque los niños no van al colegio, aumentan el malestar general.

Niño triste y madre preocupada.

Distinguir la fobia escolar y de la ansiedad por separación es complejo. En ocasiones llega a considerarse que son el mismo trastorno. Se puede presentar de forma combinada en un mismo niño, pero también aparecen de forma aislada.

¿Cómo ocurre la fobia escolar?

  • El miedo que siente el niño lo lleva a negarse a asistir a clases.
  • El niño presenta síntomas de un malestar físico antes de ir al colegio, lo que ocasiona que no asista.
  • Estos síntomas son más intensos en las horas previas a ir al colegio, mejoran durante el día y empeoran de nuevo por la noche ante la expectativa de ir a clases al día siguiente.
  • Los síntomas desaparecen en vacaciones o cuando el niño se queda en casa. Vuelven a aparecer los domingos por la noche, los lunes por la mañana y al finalizar el período vacacional.
  • Al incrementarse el número de inasistencias, se produce retraso académico lo que alimenta el miedo que siente el niño.
  • En niños mayores y adolescentes el cambio de conducta es gradual. En niños pequeños es abrupto.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Ansiedad intensa
  • Nauseas, vómitos, diarrea o anorexia
  • Quejas por dolores de cabeza o abdominal
  • Crisis de angustia, con llanto y palidez
  • Pueden aparecer síntomas de depresión como aislamiento, pérdida del interés, dificultad en las relaciones interpersonales

Leer también: 6 ejercicios de relajación recomendados para dormir tranquilamente

¿Cómo ayudo a mi niño a superar la fobia escolar?

Un niño con fobia escolar debe ser atendido por un psicólogo o psiquiatra, quien indicará cuál es la terapia para superar el miedo irracional que genera la asistencia a clases. También puedes ayudar a tu hijo siguiendo las siguientes 8 recomendaciones.

1. Evita que el niño se quede sin asistir a la escuela, sin tener una actitud rígida e impositiva al respecto. Ello puede empeorar la situación.

Niña enfadada.

2. La actitud tiene que ser compresiva y de aceptación de lo que ocurre al niño. La empatía es la clave: “Me doy cuenta de que lo estás pasando mal por ir al colegio. Vamos a encontrar la forma de ayudarte a superar ese miedo, pero quedándote en casa no lo vas a resolver”.

3. Ayuda al niño a realizar ejercicios de relajación antes de ir a clases.

4. Ayuda al niño a visualizar imágenes agradables sobre las cosas buenas que encuentra en la escuela, así como la forma de resolver las dificultades que pueda tener con un profesor u otros compañeros.

5. Si se conoce el motivo que alimenta la fobia escolar, hay que hablar sobre ello con la maestra, el consejero escolar y el personal directivo de la institución. La actitud tolerante y comprensiva de maestros o profesores es fundamental para resolver la situación.

6. Con suavidad y firmeza hay que insistir en que el niño regrese todos los días a clases.

Niña yendo a la escuela con su madre.

7. Durante el camino al colegio es bueno tener una conversación sobre temas agradables, si el niño insiste en expresar su malestar, hay que motivarlo a enfrentar su miedo.

Te interesa leer: Herramientas mentales cuando llega la depresión

8. Ayuda a tu hijo a pasar más tiempo con niños de su edad fuera del horario de clases.

Puedes validar estas recomendaciones con el terapauta, juntos hallarán el mejor camino para superar los miedos del niño. Incluso puede indicar medicamentos si hay síntomas de depresión. Sin embargo, es importante que siempre te expliquen cuáles son los efectos secundarios que genera el uso de este tipo de drogas.