Anatomía y función del folículo piloso

Edith Sánchez 19 diciembre, 2017
Los folículos pilosos son un gran reservorio de células madre. Además, su fácil acceso genera unas perspectivas muy optimistas en el campo de la investigación con células madre.

El folículo piloso es una cavidad que está bajo la piel justo debajo de cada uno de los pelos que hay en el cuerpo. Se le considera una de las estructuras cutáneas más dinámicas del organismo.

Los folículos pilosos también se definen como pequeñas glándulas cuya principal función es producir pelo. Se extiende desde la capa superficial de la piel, o epidermis, hasta la capa profunda, o dermis. Así mismo, penetra un poco en la capa grasa que está debajo de la piel y que recibe el nombre de hipodermis.

Un pelo permanece dentro del folículo piloso entre dos y seis años. Posteriormente se desprende para dar lugar a un nuevo pelo. Este ciclo se repite alrededor de 25 veces a lo largo de la vida. Hay folículos pilosos en toda la piel, excepto en los labios y las plantas de las manos y de los pies.

Anatomía del folículo piloso

Anatomía del folículo piloso

El folículo piloso está está compuesto por varias partes, lo que le otorga una estructura compleja. Los componentes básicos de esta pequeña glándula son:

  • Glándulas sebáceas. Producen sebo, una sustancia grasosa que lubrica la superficie del cabello. Están ubicadas en la dermis media y formadas por unas células ricas en lípidos. La secreción de estas glándulas es continua.
  • Bulbo. Es una expansión del folículo piloso que se origina en la parte más profunda del mismo. Es la “matriz germinativa” del folículo o la región proliferativa porque allí es donde se produce continuamente la división celular que da origen al pelo. Está recubierto por fibras nerviosas.
  • Papila dérmica. Es una estructura pequeña en forma de cono. Está compuesta por las células fibroblásticas, que son las responsables de la formación del pelo y de los ciclos pilosos. Suministran nutrientes al pelo.
  • Canal folicular. Es la cavidad donde nacen los pelo.
  • Músculo erector. Se forma en la dermis adyacente y llega al folículo piloso. Se encuentra insertado en las papilas dérmicas. Cuando se contrae, el vello se eriza. En ese caso se forman unos hoyuelos que se conocen popularmente como “piel de gallina”.
  • Glándulas sudoríparas apocrinas. Propiamente no forman parte del folículo, pero desembocan en este. Se encuentran en las zonas donde hay mayor cantidad de pelo, como el cuero cabelludo, los genitales y las axilas.

¿No lo sabías? 6 recomendaciones para evitar la aparición de vellos encarnados

El ciclo de crecimiento del pelo

El ciclo de crecimiento del pelo

Un ser humano promedio tiene alrededor de cinco millones de folículos pilosos. Estos dan origen a dos tipos de pelos: pelo terminal y pelo velloso. El primero más largo, grueso y pigmentado; generalmente se extienden hasta el tejido subcutáneo. Es característico de las cejas, el cuero cabelludo, el pubis, las axilas, etc. Los segundos son más finos, cortos y no están pigmentados; habitualmente solo llegan a la dermis superficial y media. Corresponden al pelo fino y sin color que recubre el cuerpo de niños y adultos. También hay pelos indeterminados, que tienen características de unos y otros. El ciclo de crecimiento del pelo consta de tres fases:

  • Anagen. Dura entre 2 y 7 años. Es la etapa de crecimiento activo del pelo. En las cejas solo dura unos meses.
  • Catagen. Es una fase de involución que dura entre dos y tres semanas.
  • Telogen. Dura alrededor de 100 días y es una fase de reposo. Los pelos que están en la etapa telógena se encuentran muertos; se les llama “pelos club” y alrededor de 100 de ellos se desprenden del cuerpo cada día.

No todos los folículos se encuentran en la misma fase, al mismo tiempo. Alrededor del 90% está en la fase anágena. Entre el 10 y el 14% se encuentra en la fase telógena y solo entre el 1 y 2% está en la etapa catágena.

¿Quieres conocer más?  Combate la infección de los folículos capilares con 5 remedios caseros

Los folículos pilosos y las células madre

Los folículos pilosos y las células madre

El folículo piloso contiene una gran variedad de tipos celulares. Entre ellos, células madre. De hecho, es el nicho más prolífico de células madre en la piel. Estas se ubican en una prominencia llamada “bulge”. Se halla en el punto de inserción del músculo erector. Precisamente por esa localización, el acceso a las células madre en los folículos pilosos es más fácil que en otras partes del cuerpo.

Los avances en el conocimiento de la estructura del folículo piloso están haciendo posible la utilización médica de las células madre de los folículos pilosos en ingeniería de tejidos y medicina regenerativa.

Las posibilidades que esto ofrece son muy amplias. Actualmente se están llevando a cabo investigaciones para generar folículos pilosos humanos, con buenas perspectivas. De lograrse, sería una revolución. Se aplicaría básicamente al amplio campo de la alopecia.

Te puede gustar