6 formas de aumentar la testosterona

Edith Sánchez·
13 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Elisa Martin Cano al
12 Agosto, 2020
Las mejores maneras de aumentar la testosterona tienen que ver con un estilo de vida saludable, en el que haya una dieta equilibrada, ejercicio regular y equilibrio en el estado de ánimo. También existen terapias farmacológicas que pueden ser eficaces.

Hay formas naturales para aumentar la testosterona. Esta es una hormona sexual que se encuentra en mamíferos, reptiles y aves. En el caso de los seres humanos, es producida en los testículos de los varones, así como en los ovarios de las mujeres. Las glándulas suprarrenales, por su parte, segregan pequeñas cantidades de esta sustancia.

La testosterona es la principal hormona masculina. Una de sus funciones fundamentales es favorecer el desarrollo de los testículos y la próstata. Sirve para mantener las características secundarias sexuales del varón, tales como el vello facial, la masa muscular y ósea y la voz profunda.

Efectos de la testosterona

Desde el punto de vista fisiológico, la testosterona tiene dos efectos principales: anabólicos y andróginos. Entre los primeros se cuentan los siguientes:

Los efectos androgénicos tienen que ver con la maduración de los órganos sexuales, tales como el pene y el escroto, durante la etapa prenatal. Con la pubertad se profundiza este desarrollo, dando lugar a que crezca el vello corporal, en especial en la barba y axilas. Éstos últimos se conocen como caracteres sexuales secundarios.

La testosterona es la responsable de mantener huesos y músculos en buen estado. Determina el crecimiento del cabello y la localización de la grasa en el cuerpo. Es la encargada de la producción de espermatozoides, de mantener el deseo sexual y propiciar las erecciones. También ayuda en la generación de glóbulos rojos, favorece el aumento de energía e incluso influye en el estado de ánimo.

Cuando el nivel de esta hormona disminuye, sea por causas naturales como la edad o por efectos secundarios de algunos tratamientos médicos, es importante encontrar las formas adecuadas de aumentarla para restaurar el equilibrio.

Terapia de reemplazo de testosterona
La testosterona es una hormona natural, pero puede aplicarse de manera artificial si hay indicación médica para ello.

Lee también: Papel de la testosterona en la disfunción eréctil

Formas de aumentar la testosterona

Si bien existen diversas formas de aumentar la testosterona, las naturales son las más recomendadas por su capacidad de promover un estilo de vida saludable en general. Se pueden realizar ejercicios, bajar de peso, consumir alimentos específicos, reducir el estrés cotidiano y buscar ciertos estímulos sexuales. Veamos esto con más detalle

1. Tratamiento con hormonas

Tras una consulta médica y un análisis de sangre, el profesional de cabecera podría recomendar un tratamiento con hormonas. Los medicamentos que se suministran en estos casos son formas sintéticas de la testosterona. Se trata de reemplazos que pueden administrarse por vía inyectable, parches, implantes o geles.

Si bien las terapias de reemplazo mejoran la salud ósea y demás aspectos de la salud en los que interviene la testosterona, también es posible que generen efectos secundarios. Pueden producir infertilidad, coágulos de sangre diseminados, próstata agrandada, problemas para dormir, aumento del colesterol y afecciones cardíacas.

2. Ejercicios para aumentar la testosterona

Una de las formas de aumentar la testosterona es la práctica de ejercicio físico. Los ejercicios de alta intensidad y el entrenamiento de fuerza son las más efectivas formas de incrementar la hormona de forma natural. El levantamiento de pesas es muy favorable, incluso para hombres de avanzada edad.

El entrenamiento en intervalos de alta intensidad está muy recomendado. Consiste en aumentar el peso levantado, en vez de realizar más repeticiones y hacer ejercicios que trabajen mayor cantidad de músculos. Se alternan momentos de alto esfuerzo con otros de descanso.

3. Peak fitness

El peak fitness también es aconsejable. Esta es una práctica de alta intensidad con ejercicios cortos y pausas entre una serie y otra. Se ha popularizado porque permite trabajar músculos de todo el cuerpo en pocos minutos.

En este caso, se realizan ejercicios con el mayor peso y a la mayor velocidad posible, en un lapso de 30 segundos. Luego de ello, se hace un descanso de 90 segundos más, acompañado de respiraciones profundas. Y se vuelve a comenzar con la actividad.

4. Proteínas, grasas y carbohidratos

La comida tiene un gran impacto en los niveles hormonales y es una vía para aumentar la testosterona. En principio, lo más recomendable es no comer de más, pero tampoco pasar mucho tiempo sin ingerir alimento, ya que ambos factores alteran el equilibrio.

Lo aconsejable es mantener una dieta en la que estén presentes las proteínas, grasas y carbohidratos. Estos dos últimos alimentos deben ingerirse con moderación y en proporción razonable frente a las proteínas.

5. Sol y vitamina D

Según los datos disponibles, la vitamina D es un estimulante natural que ayuda a aumentar la testosterona. Hay evidencia de que los suplementos de la misma inciden en el incremento de esa hormona.

Para que la vitamina D sea asimilada y fijada de manera correcta, sí o sí se debe tomar sol. Lo adecuado es exponerse al mismo durante lapsos de 15 a 30 minutos, todos los días. Hay que cuidarse de hacerlo en las primeras horas de la mañana o en la últimas de la tarde.

Ejercicio estimula producción de testosterona.
La práctica de ejercicio físico estimula la producción hormonal de testosterona de manera natural.

Descubre más: ¿Qué nos aporta la vitamina D?

6. Disminuir el estrés

En condiciones de estrés hay mayor producción de cortisol. Este, a su vez, ha sido asociado con la disminución de la testosterona. Por lo tanto, evitar las situaciones estresantes también es un medio para aumentar la producción de la hormona masculina.

Cuando una persona está más tranquila, los niveles de testosterona tienden a aumentar. Para alcanzar este estado se vuelve imprescindible aplicar modificaciones en el estilo de vida que tiendan a lograrlo.

Aumentar la testosterona para una mejor calidad de vida

Las recomendaciones para aumentar la cantidad de testosterona en el cuerpo no pretenden incrementar los caracteres sexuales secundarios, sino que fortalecer todos los efectos positivos de la hormona. Recordemos que la sustancia no solo incide en el aspecto masculinizante, sino también en el riesgo cardiovascular.

Puedes poner en marcha estas recomendaciones que hoy te compartimos. Todas son fáciles de aplicar y, si tienes dudas, consulta con un profesional de la salud que te asesore.

  • Basurto, L., Saucedo, R., Galván, R., Vargas, C., Córdova, N., Campos, S., ... & Zárate, A. (2010). Relación entre esteroides sexuales y densidad ósea en el hombre senescente. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 48(1), 13-16.
  • Cardoso, N. P., Pandolfi, M., Ponzo, O., Carbone, S. E., Penalba, R., Mariana, D., ... & Reynoso, R. (2010). Efectos de la administración de bisfenol A en etapas clave de la maduración sexual.
  • Buhner, S. H. (2017). Remedios naturales para aumentar la testosterona: cómo mejorar la salud sexual y la energía masculina. Simon and Schuster.
  • Álvarez Álvarez, Aimée M., Roberto M. González Suárez, and Miguel A. Marrero Falcón. "Papel de la testosterona y el cortisol en el síndrome metabólico y la diabetes mellitus tipo 2." Revista Cubana de Endocrinología 21.1 (2010): 80-90.
  • Bramswig, Jurgen H. "Estatura baja y estatura alta." Annales Nestlé (Ed. española) 65.3 (2007): 119-129.
  • Vicarioa, M. I., and María Jesús Ceñal González-Fierrob. "Adolescencia. Aspectos físicos, psicológicos y sociales." Anales de pediatría continuada 12.01 (2014): 42-46.
  • Fernández-Díaz, P., and R. Domínguez. "Efectos de la suplementación con testosterona sobre el rendimiento en resistencia." Revista Andaluza de Medicina del Deporte 9.3 (2016): 131-137.
  • Rodríguez, David Suárez. "Testosterona y hormona del crecimiento: sistemas de entrenamiento de la fuerza." RED: Revista de entrenamiento deportivo= Journal of Sports Training 30.1 (2016): 9-19.
  • Adoamnei, Evdochia, et al. "Oligoelementos en la dieta y calidad seminal y niveles de hormonas reproductivas en varones jóvenes: relación con la fertilidad." Revista Internacional de Andrología 17.2 (2019): 46-54.
  • Demirel, Azam, and Fatih Özkaya. "Deficiencia de Vitamina D en el paciente infértil." Archivos españoles de urología 71.10 (2018): 850-855.