Formas de limpiar los oídos correctamente

Antes de llevar a cabo esta limpieza podemos consultar con un especialista para que nos revise los oídos y nos indique cómo realizarla de la forma más segura

La limpieza de los oídos es muy importante, ya que se pueden evitar muchas complicaciones, entre ellas el dolor, la sensación de sordera y algunas infecciones. Para poder hacer una limpieza adecuada y correcta se deben conocer algunos métodos y pasos importantes.

Esa capa de cera que aparece en el interior de los oídos es simplemente suciedad que se va acumulando día a día, esta suciedad solo es grasa de la piel, células muertas y polvo, todo esto forma una capa que se quedará allí hasta que realicemos la limpieza adecuada.

¿Como se debe limpiar el oído interno?

Lo mas conveniente sería hacerlo solamente una vez por semana, pues no se recomienda realizar estas limpiezas todos los días. Si se sufre de algún problema de oídos será mejor no intentar realizar esta limpieza.

Para hacer esta limpieza vas a necesitar:

  • – Jeringuilla de oído
  • – Peróxido de hidrógeno al 3%
  • – Una toalla

Manera de proceder

  • – Inclina la cabeza para un lado.
  • – Llena la jeringa con el peróxido de hidrógeno e introdúcelas en el oído.
  • – No te preocupes si sientes burbujear dentro de tu oído, esto significa que el procedimiento se esta realizando correctamente y la solución está haciendo efecto.
  • – Cuando el burbujeo termine esto significa que la limpieza ha terminado y puedes voltear la cabeza para que el líquido salga por completo, utiliza la toalla para secar tu cara.
  • – Puedes repetir el procedimiento con el otro oído.

¿Cómo puedes limpiar el oído externo?

El oído externo se compone por el lóbulo de la oreja y el borde de la abertura del canal auditivo, esta zona de los oídos se pueden limpiar diariamente sin ningún tipo de complicación.

Para este tipo de limpieza vas a necesitar:

  • – Un paño suave
  • – Agua
  • – Hisopos de algodón

Pasos a seguir para limpiar el oído externo

  • – Humedecer el paño suave con agua tibia.
  • – Retuerce el paño para asegurarte de que no tiene demasiada agua.
  • – Limpia con cuidado el oído externo.
  • – Limpia también detrás de las orejas.
  • – El hisopo debes utilizarlo sólo para limpiar los pliegues de las orejas, jamás se deben introducir en el canal auditivo, ya que podrías lastimarte o empujar la cera hacia el oído interno.

Si tienes algún problema con tus oídos lo más apropiado sera que acudas al otorrinolaringólogo, solamente él podrá explicarte la mejor forma de proceder para limpiar tus oídos. A lo mejor el momento más apropiado para realizar esta limpieza es después del baño diario, si notas que hay cera dura dentro de tu oídos no intentes quitarla de ninguna manera, acude a tu médico para que sea el quien te realice el procedimiento mas adecuado.

No te olvides de limpiar debidamente esta zona de tu cuerpo que es tan importante como cualquier otra. Nunca debemos descuidar cualquier señal que nos indique que algo anda mal, como por ejemplo picazón dentro del oído, dolor leve o fuerte, mal olor, sordera; ante cualquiera de estos signos debemos acudir al médico y no aplicar ningún tipo de gotas sin que sean recetadas para evitar problemas más serios.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar