Potencia tu vida: 3 formas sencillas de tener una mejor salud cardiovascular

Más allá de cuidar de nuestra alimentación y evitar el tabaco, para cuidar de nuestra salud cardiovascular también es fundamental que practiquemos ejercicio. Basta con 30 minutos al día para obtener beneficios

Empieza hoy mismo a potenciar tu vida. Disfrutar de una mejor salud cardiovascular es abrazarse con fuerza a ese día a día donde gozar de un adecuado bienestar interno y externo.

El estilo de vida que muchos mantenemos a día de hoy nos obliga muchas veces a llevar a cabo pequeñas pautas que dañan nuestro corazón.

El sedentarismo continuado, la imposibilidad de gestionar de forma adecuada nuestros focos de estrés o mantener unos hábitos alimentarios poco sanos harán que, casi sin darnos cuenta, nuestro órgano más importante se resienta.

El mejor momento para cuidar de nuestra salud cardiovascular siempre es ahora, tengamos 10 o 60 años. No hay que esperar a que nuestro médico nos indique que tenemos colesterol elevado para llevar a cabo pequeños cambios.

Invertir en el presente es ganar en el futuro. Te proponemos que desde hoy mismo pongas en práctica estas sencillas estrategias con las cuales cuidar mejor de tu salud cardiovascular.

Tu corazón, un tema serio

mano-en-corazón

Somos consciente de que, en la actualidad, la enfermedad que más tememos y que mayor impacto suele causar es el cáncer.

Ahora bien, no se nos puede olvidar que la principal causa de mortalidad siguen siendo las enfermedades cardiovasculares.

Lee también “hipertensión: 5 factores a tener en cuenta”

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las 10 enfermedades que mayor número de fallecimientos causan cada año son las siguientes:

  • Cardiopatía isquémica
  • Afección cerebrovascular
  • Infecciones de las vías respiratorias inferiores
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Enfermedades diarreicas
  • VIH/SIDA
  • Cánceres de tráquea, bronquios o pulmón
  • Tuberculosis
  • Diabetes mellitus
  • Traumatismos por accidentes de tráfico
  • Cardiopatía hipertensiva
  •  Prematuridad y peso bajo al nacer

Tal y como podemos deducir de estos datos, las cardiopatías son, sin duda, el principal reto al que deben hacer frente las instituciones sanitarias.

Algo que deberíamos tener muy presente es que un buen porcentaje de esas pérdidas humanas podrían evitarse. Esto solo sería posible si cuidáramos de nuestros hábitos de vida.

Dejar-de-fumar

Practicar ejercicio, seguir una alimentación adecuada, no fumar o incluso tener en cuenta nuestros antecedentes genéticos podrían ayudarnos a tener no solo una esperanza de vida mayor, sino una mejor calidad de vida.

Tu corazón te pide cada día que cuides de él. A continuación, te explicamos tres modos de llevarlo a cabo.

Tres claves para mejorar tu salud cardiovascular

Cada 29 de septiembre, y desde el año 2000, se celebra el “Día del corazón”. Este año, la Federación Mundial del Corazón lo ha hecho bajo el lema “Potencia tu vida”.

Esta frase sencilla encaja muy bien con esa fuerza y motivación que todos deberíamos tener en el día a día para atender a nuestro corazón.

  • Algo que siempre nos revelan las instituciones médicas es que las personas aún no estamos muy concienciadas sobre los factores de riesgo que afectan a nuestro corazón.
  • El principal problema está, sin duda, en que, muchas veces, tienen un inicio silencioso. El colesterol o la hipertensión son dos condiciones que tardan bastante en dar una sintomatología evidente.

Para que abramos los ojos, para que seamos buenos arquitectos de nuestra salud, aprendamos a potenciar nuestra vida mediante estos tres consejos.

Descubre cómo entrenar tu cerebro para dormir en un minuto

1. Camina media hora al día, 5 veces por semana

Haz caminatas

Salir a caminar media hora al día no es mucho. No rompe ninguna rutina, no supone un sacrificio extremo y, cuando nuestro cuerpo se habitúa a ello, incluso lo necesitaremos.

  • Caminar a un ritmo constante y adecuado es el mejor ejercicio cardiovascular que podemos llevar a cabo.
  • Sal a andar por un entorno natural, a ser posible con buena compañía y con un calzado y ropa adecuada.
  • Si padeces problemas óseos, como artrosis de rodilla o de cadera, camina en una cinta de correr.

Andar sobre la superficie plana y más segura de estas máquinas evita sobrecargas y posibles lesiones mientras que controlas el ritmo en todo instante.

2. Vigila los factores de riesgo cardiovascular

Lo primero es establecer revisiones periódicas con nuestros médicos. Debemos controlar los siguientes indicadores:

  • Presión sanguínea
  • Colesterol
  • Glucosa en sangre
  • Índice de masa corporal

Si ,además, tenemos antecedentes genéticos asociados a diferentes dolencias cardiovasculares, hemos de hablarlo también con nuestro médico.

3. Lo que comes y cómo te alimentas es vida

Granada para tu salud cardiovascular

¿Cómo te alimentas? ¿Piensas que lo haces de la mejor manera? A veces, quien se guía solo por el placer de consumir determinados alimentos lo que consigue con ello es hacer daño al corazón.

Lee también “8 datos que debes conocer sobre la grasa y perder peso

Es necesario que cuidemos al máximo todo aquello que ponemos en nuestros platos. Sigue, si lo deseas, esto sencillos consejos:

  • Elimina las grasas saturadas, las grasas trans, los azúcares y la sal de tus comidas.
  • Consume cítricos: son ideales para reducir el colesterol.
  • A lo largo de la semana eleva el consumo de berenjenas, coles de Bruselas, alcachofas, brócoli,  rúcula y tomates. Son verduras magníficas para tu salud cardiovascular.
  • Añade a tus alimentos, batidos o yogures semillas de chía, de linaza o de sésamo.
  • Siempre que sea la temporada, aprovecha las virtudes de las granadas. Son estupendas para el corazón.
  • Consume ajo y cebolla.
  • Comer un cuadradito de chocolate negro al día alegrará tu vida y cuidará de tu corazón.
  • El salmón también es muy recomendable.

Empieza hoy mismo a cuidar un poco mejor de tu salud cardiovascular, el esfuerzo merece la pena.