Cómo mejorar el metabolismo de nuestro organismo

Formas de mejorar el metabolismo

El ejercicio físico es una de las mejores formas de acelerar nuestro metabolismo. Basta con practicar 30 minutos al día para que se mantenga activo durante horas
rituales matutinos que aceleran el metabolismo

Nuestro metabolismo sirve para transformar los alimentos y bebidas que tomamos en energía.

Algunos indicadores, como la tasa metabólica basal (BMR, por sus siglas en inglés), nos indican el porcentaje de calorías que nuestro cuerpo necesita.

Todo ello según la actividad diaria que realizamos.

El metabolismo de nuestro organismo

alimentos que destruyen el metabolismo

¿Cuál es el secreto para perder peso con un menor esfuerzo? Entre los métodos que nos recomiendan está acelerar nuestro mecanismo.

Determinados cambios en nuestra dieta y en nuestro estilo de vida nos pueden ayudar a mejorar el metabolismo.

Lee también: 5 trucos espectaculares para las personas con un metabolismo lento

Ejercicios aeróbicos

Si practicamos al día un mínimo de 30 minutos de actividades físicas vamos a mejorar nuestro metabolismo.

Puede ser caminar a paso ligero, correr, nadar, o cualquier otro ejercicio o deporte. Con ello vamos a quemar calorías y prevenir un aumento de peso.

Actividades dinámicas

Tener aficiones que conlleven movimiento físico va a ayudar a mejorar nuestro metabolismo.

Algunas actividades como la jardinería, utilizar las escaleras en lugar del ascensor, ponernos de pie cuando hablamos por teléfono y aparcar el coche lejos del lugar del destino, son ejemplos claros.

Cada día son muchas pequeñas cosas las que podemos hacer para mejorar el metabolismo.

La resistencia física

Un entrenamiento con pesas u otra maquinaria de resistencia de gimnasio, durante dos, tres o cuatro veces a la semana, será idóneo para mejorar el metabolismo.

Los efectos pueden notarse horas después del entrenamiento.

Un buen desayuno

Un buen desayuno

Un desayuno completo activa el metabolismo al inicio de cada nuevo día. Nuestra tasa metabólica disminuye durante la noche, después de no haber ingerido ningún alimento durante varias horas.

Las células de nuestro organismo necesitan ser reemplazadas por los alimentos o se adaptarán a sobrevivir con menos almacenamiento de grasa previniendo futuras privaciones.

Varias comidas al día

Aunque es el más imprescindible, el desayuno no es la única comida importante para tener el metabolismo en estado saludable.

El metabolismo funciona mucho mejor si tomamos varias comidas pequeñas al día.

Hay que comer cantidades pequeñas, de dos a cuatro horas durante el día para ayudar a regular la sangre y estimular el metabolismo para trabajar a un ritmo mayor.

Cuando saltamos alguna comida, el termostato metabólico deja de funcionar con el propósito de conservar la energía restante.

Alimentos saludables

Hay que tomar una dieta nutritiva que incluya abundantes cantidades de fibra, y poca azúcar para mejorar tu metabolismo.

Una buena alimentación incluye:

  • Granos enteros
  • Pescado
  • Verduras de hoja verde
  • Arándanos
  • Tomates

 Al tomar azúcar, ponemos en marcha un interruptor metabólico como modo de almacenar grasa.

Los altos niveles de azúcar en la sangre, además de aumentar la insulina, envían a nuestro cuerpo la orden de almacenar la energía que no usamos en forma de grasa.

Algunos alimentos picantes, como es el caso del chile, pueden ir aumentando la tasa metabólica.

El agua

Entre dos litros y dos litros y medio. Esta sería la medida de líquido que debemos ingerir cada día. Eso puede contribuir a elevar el metabolismo.

El agua fría es mucho mejor, porque hace que el cuerpo queme más calorías al trabajar para calentarla a la temperatura del cuerpo.

 Dormir lo suficiente

Dormir una hora antes

 Cuando no se duerme lo suficiente, se puede sentir hambre incluso si se está lleno.

La falta de sueño puede conducir a comer en exceso, lo que compromete la capacidad del cuerpo para metabolizar los hidratos de carbono de forma suficiente.

La consecuencia puede ser un aumento de peso, y dificultades para perderlo.

Según estudios realizados, la mayoría de los adultos necesitan entre siete y ocho horas de sueño cada noche.

Aceite de coco

Los beneficios del coco son cada vez más conocidos. Si sustituimos el aceite de cocina habitual por aceite de coco vamos a ayudar a nuestro cuerpo a quemar grasa más rápidamente.

Lo mejor es que estas grasas se digieren fácilmente y consiguen estimular al metabolismo para que queme hasta tres veces más calorías que otros aceites durante seis horas desde la última comida.

Visita este artículo: Esto es lo que puede hacer el aceite de coco por tu cabello

Incremento de las proteínas

Al aumentar ligeramente la cantidad de proteínas que tomamos en una dieta equilibrada, nuestro cuerpo va a estar mejor preparado para perder peso rápidamente.

El aporte extra de proteínas de calidad nos ayudará a potenciar la acción del metabolismo.

Al hablar de proteínas de calidad nos referimos a aquellas que responden a las necesidades del cuerpo.

Así, las que tengan unos elevados niveles de aminoácidos, como las carnes o el pescado, son una buena opción en cualquier dieta.

Por ello, las carnes magras y, sobre todo, los huevos, suponen una importante fuente de proteínas para acelerar el metabolismo.