Formas naturales de reducir la resequedad de la piel

Ana Quintana 8 diciembre, 2017
La piel experimenta cambios debido a la mala alimentación, el clima o el paso del tiempo. La hidratación retrasa el envejecimiento. Sigue los pasos para hidratar tu piel con tratamientos naturales.

¿Qué es la piel seca? Se trata de una condición frecuente en la que la dermis experimenta cambios debido a la mala alimentación, el clima o el paso del tiempo. Todo comienza cuando las glándulas sebáceas empiezan a disminuir la cantidad de fluidos que ayudan a hidratar la piel y a evitar la pérdida de agua.

Las sustancias hidratantes se encargan de mantener la homeostasis de la piel, retrasar el envejecimiento y combatir cualquier problema en la dermis. La ausencia de esta hidratación puede presentarse en distintas formas, por ejemplo, a través de grietas o picor. Sin embargo, los síntomas varían según el grado de deshidratación.

Apariencia de una piel seca

  • Rostro opaco y sensible.
  • Textura delgada.
  • Poros finos y cerrados.
  • Enrojecimiento.
  • Arrugas prematuras.
  • Sensación de tirantez.
  • Descamación.
  • En casos severos hay ligeros sangrados entre los pliegues.

Pasos para hidratar

Limpia tu rostro

  • Lo primero que tienes que hacer es limpiar muy bien el rostro, de preferencia con una leche limpiadora.
  • Posteriormente, utiliza un tónico sin alcohol y aplica de manera uniforme.
  • De igual modo, hay que aplicar el hidratante que contenga factor de protección solar. Esto debe hacerse todos los días por la mañana.
  • Además de la crema hidratante también hay que poner crema nutritiva, la cual es exclusiva para uso  nocturno. Te ayudará a prevenir el envejecimiento y la flacidez.
  • No olvides el contorno de los ojos y los labios, pues son parte del tratamiento.
  • Recuerda aplicar una mascarilla, por lo menos, cada 15 días.
  • Finalmente, exfolia una vez a la semana para retirar de manera más profunda las impurezas y células muertas.

Lee también: Las mejores 12 mascarillas caseras para tu rostro 

Tratamientos naturales

Mascarilla hidratante

El alto contenido de potasio en el plátano lo vuelve un excelente aliado a la hora de combatir arrugas. Mientras que la avena y la miel nutren e hidratan el rostro.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 4 cucharadas de avena (60 g)
  • 1 cuchara de miel (15 g)

Preparación

  • En primer lugar, coloca el plátano en un recipiente y con ayuda de un tenedor machaca hasta formar una pasta.
  • Enseguida, agrega las cucharadas de avena y mezcla hasta que se incorporen.
  • Finalmente, pon la cucharada de miel.

Modo de uso

  • Primero, enjuaga y seca ligeramente el rostro.
  • Enseguida, aplica la mascarilla dando masajes circulares.
  • Para finalizar, deja actuar durante 15 minutos y enjuaga.

Baño de leche

La leche desnatada no ayuda a adelgazar

No por nada la leche era uno de los ingredientes más usados por los egipcios en cuestiones de belleza. Sus propiedades se siguen utilizando hasta el día de hoy, podemos encontrarla en cientos de jabones y cremas.

¿La razón? Está compuesta por hidratos de carbono, proteínas y grasas que se encargan de nutrir la piel. Sobre todo, su contenido de ácido láctico que también funciona como exfoliante.

¿Cómo usarla?

Humectante

  • Para empezar, limpia bien tu rostro.
  • Seguidamente, pasa un algodón humedecido con leche y espera 5 minutos.
  • Finalmente, enjuaga con agua tibia.

Desmaquillante

  • Antes de acostarte moja tus toallitas desmaquillantes con un poco de leche entera, de preferencia tibia.
  • Retira el maquillaje.
  • Finalmente, seca con un algodón.

Exfoliante

En este caso vas a utilizar también un poco de avena molida y miel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena molida (30 g)
  • 1 cucharada de miel (15 g)
  • ¼  vaso de leche entera (35 ml)

Preparación

  • Primeramente, vierte las 2 cucharadas de avena en la leche.
  • Enseguida, agrega la miel y bate hasta que se incorporen los ingredientes.
  • Para finalizar, aplica la mascarilla.

Modo de uso

  • Pon la mascarilla sobre tu piel.
  • Deja reposar 15 minutos.
  • Finalmente, enjuaga con agua tibia.

Aceite de oliva

Aceite de oliva

El aceite de oliva ayuda a combatir la sequedad en la piel por su alto contenido de ácidos grasos. Sin embargo, es importante utilizarla en cantidades pequeñas.

Ingredientes

  • ½ cucharada de aceite de oliva (15 g)
  • Crema de uso habitual
  • Algodón

Preparación

  • Para empezar, lava tu cara con leche limpiadora.
  • Enseguida, aplica el tónico y espera a que tu piel lo absorba.
  • Posteriormente, humedece un algodón con el aceite de oliva y aplica en el rostro.
  • Deja actuar durante 10 minutos.
  • Después, enjuaga con agua tibia y aplica tu crema hidratante.
  • Finalmente, repite el procedimiento durante 1 semana y notarás la diferencia. 

No te pierdas: 5 mascarillas caseras para tonificar y rejuvenecer la piel 

Consejos

  • Evita los productos que contengan alcohol.
  • Usa mascarillas hidratantes.
  • Aumenta la ingesta de líquidos.
  • Lleva una dieta balanceada y rica en nutrientes.
  • Utiliza crema hidratante todos los días, sobre todo, las que contengan vitaminas, elastina y colágeno.
  • Por ningún motivo te duermas sin desmaquillar.
  • Reduce el consumo del cigarrillo, porque interrumpe la oxigenación en los tejidos.

Y bien, ¿lista para hidratar tu piel?

Te puede gustar