5 formas de purificar el aire de tu hogar naturalmente

Aunque no lo notamos a simple vista, el aire de nuestro hogar se contamina con polvo, partículas químicas y otras sustancias que pueden perjudicar la salud. Te contamos cómo purificarlo de forma natural.

¿Sabías que puedes adoptar algunos hábitos para purificar el aire de tu hogar de manera natural? Aunque no lo notes a simple vista, este se puede contaminar por el polvo, las partículas ambientales y los productos químicos que se usan en la limpieza.

De hecho, es una de las causas más ignoradas de alergias respiratorias y molestias en la piel, dado que propicia un entorno adecuado para el crecimiento de ácaros, bacterias y otros microorganismos que atacan al sistema inmunitario.

¿Cómo purificar el aire de tu hogar naturalmente?

Si bien las tareas de aseo regulares nos hacen pensar que todo está bien, en realidad es necesario tomar otras medidas para que la calidad del aire mejore. Por esta razón, a continuación queremos compartir 5 interesantes recomendaciones que ayudan a facilitarlo.

1.- Ventilar los espacios interiores

La ventilación es fundamental para evitar humedad.

Una de las formas más recomendables para purificar el aire de tu hogar es facilitar la ventilación de los espacios interiores. Dado que es necesario que el aire circule de manera óptima, es conveniente abrir las puertas y ventanas al menos 30 minutos.

¿Qué debes hacer?

  • Procura ventilar tu hogar en horas con menos tráfico y menos carga de polen.
  • Abre las ventanas de todas las habitaciones.
  • Repite esta misma tarea todos los días para mantener el aire renovado.

2.- Controlar el crecimiento de moho

La proliferación de moho en los espacios húmedos de la casa puede incidir en las enfermedades respiratorias y de la piel. Además, esto despide un olor fuerte que resulta muy desagradable. Por lo tanto, tan pronto como se perciba, es primordial controlarlo.

¿Qué debes hacer?

  • Los lugares menos ventilados son los que más acumulan moho. Por eso, revisa el baño, los armarios y cualquier zona que pueda tener humedad.
  • Emplea productos antifúngicos para controlar su crecimiento: vinagre blanco, limón o bicarbonato de sodio son algunas opciones eficaces.
  • Si el problema de humedad es persistente, solicita la ayuda de un profesional.

3.- Evitar la acumulación de objetos

La decoración minimalista es una de las más saludables para purificar el aire de tu hogar. Aunque quizá te guste tener muchos objetos en casa, en cuestiones de salud “menos es más”. Tener muchos accesorios hace más difícil la tarea de limpiar el polvo y los ácaros.

¿Qué debes hacer?

  • Trata de despejar la casa de focos de microorganismos y polvo como los osos de peluche, tapizados y alfombras.
  • Vigila la higiene de las mascotas y mantén sus accesorios y camas desinfectadas.
  • Limpia de manera regular las porcelanas y muebles.

4.- No fumar dentro de la casa

El consumo de cigarrillo dentro de la casa es uno de los peores hábitos que se pueden practicar. Dado que sus toxinas viajan como partículas en el aire, no solo daña la salud propia sino la de toda la familia. Además, el olor a humo se queda impregnado y puede producir molestias.

¿Qué debes hacer?

  • Fumar es un hábito muy dañino para el organismo; si fumas, procura abandonar este hábito.
  • Dejar de fumar puede producir ansiedad, trata de apoyarte con remedios naturales.
  • Mantén el humo por fuera de tu casa, no permitas que nadie fume en el interior.

5.- Usar productos ecológicos de limpieza

El vinagre blanco sirve para limpiar el inodoro.

La industria nos ha hecho pensar que las mejores soluciones de limpieza son los productos químicos que ellos distribuyen. Si bien es cierto que son eficaces y facilitan estas tareas, en muchos casos no son la mejor alternativa.

Artículos de aseo como ambientadores, desinfectantes y detergentes contienen partículas químicas que pueden causar molestias respiratorias. Por eso, para no correr riesgos, lo mejor es optar por los productos ecológicos que cumplen funciones similares.

¿Qué debes hacer?

  • Infórmate sobre los ingredientes de origen natural que ayudan a desinfectar el hogar. Algunas opciones comunes incluyen: vinagre blanco, zumo de limón y bicarbonato.
  • Utiliza solo productos químicos cuando lo consideres extremadamente necesario.
  • Procura evitar el uso de sprays o aerosoles, ya que sus sustancias sintéticas afectan la atmósfera.
  • Emplea aceites esenciales y cáscaras de cítricos como alternativa para eliminar los malos olores en el hogar.

En resumen

Disminuir el uso de productos químicos y garantizar un correcto flujo de aire en el interior del hogar son algunas medidas que ayudan a descontaminar el aire. Es muy importante atender estas recomendaciones, ya que garantizan la salud de toda la familia.