7 fórmulas naturales para eliminar la cera de los oídos

Daniela Castro 5 diciembre, 2016
Dado que el uso de bastoncillos o hisopos puede ser perjudicial, a la hora de limpiar la cera de los oídos es conveniente optar por soluciones naturales

La cera o cerumen es un lubricante natural segregado por las glándulas del canal auditivo con el fin de brindar una barrera protectora contra los microorganismos y agentes externos.

Con una textura similar a la de un gel, está compuesta por secreciones grasas y células muertas que, lejos de ser un desecho, se encargan de alejar los virus, las bacterias y los hongos.

El inconveniente surge cuando esta se acumula en cantidades excesivas, bloqueando el conducto y provocando incómodos síntomas como los zumbidos, la disminución en la audición y el picor.

Lo más preocupante es que no todos saben actuar de la forma correcta y suelen emplear elementos inapropiados para su eliminación.

Como consecuencia pueden desarrollarse infecciones graves y otras patologías que afectan la salud auditiva.

Por esta razón es conveniente conocer otros métodos para eliminarla de manera adecuada y sin provocar complicaciones.

A continuación te revelamos 7  fórmulas naturales que te facilitarán esta tarea.

1. Aceite de mostaza para eliminar la cera de los oídos

aceite de mostaza

El aceite de mostaza es un producto natural que facilita la eliminación del exceso de cerumen en el oído.

Sus propiedades antimicrobianas crean una barrera protectora contra los gérmenes y disminuyen el riesgo de infecciones.

Ver también: 10 remedios para las infecciones del pie diabético

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon a calentar unas gotas del aceite al baño María y, cuando alcance una temperatura moderada, aplícalo en los oídos.
  • Mantén el producto durante unos minutos y voltea la cabeza para eliminar los desechos.
  • Repítelo en cada lado y, para finalizar, limpia los alrededores con un poco de algodón.

2. Vinagre de sidra de manzana

El lavado de la oreja con un poco de vinagre de sidra de manzana disminuye el exceso de cera y restaura el pH natural.

Su aplicación reduce la presencia de microorganismos, controla la inflamación y evita el desarrollo de infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye una cucharada de vinagre de manzana en media taza de agua tibia y, luego, viértelo en un gotero para facilitar su aplicación.
  • Pon 4 o 5 gotas en cada oído y déjalo actuar varios minutos.
  • Repítelo, por lo menos, una vez a la semana.

3. Aceite de parafina

Aceite-quemagrasa

Este aceite frena el exceso de producción de cerilla y, a su vez, ablanda la que ya está acumulada.

¿Cómo utilizarlo?

  • Caliente un poco el producto y aplica 3 o 4 gotas en el oído con la ayuda de un gotero.
  • Mantén el cuello inclinado unos minutos y drena la solución.

4. Aceite de almendras

Entre las múltiples aplicaciones del aceite de almendras nos encontramos con que es un buen aliado para la limpieza de los oídos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Vierte un poco de aceite de almendras en un gotero, aplica 3 o 4 gotas en el oído afectado y permanece en la misma posición durante 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, drena el líquido y limpia los alrededores con un paño suave.

5. Bicarbonato de sodio

bicarbonato

Las propiedades del bicarbonato de sodio ayudan en la limpieza del oído, ablandan la cera y protegen frente a los microorganismos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato (5 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega una cucharadita de bicarbonato en media taza de agua tibia, agítalo bien y coloca unas cuantas gotas en el oído.
  • Deja que actúe varios minutos, retira los excesos y seca con un paño suave.

6. Ajo

Las propiedades antibióticas del ajo facilitan la limpieza del canal auditivo y frenan el crecimiento de bacterias y hongos en el mismo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tritura un par de dientes de ajo y caliéntalos en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  • Espera a que se enfríe, retira los trozos de ajo y aplica el producto con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Espera unos minutos para que haga efecto y enjuaga con agua tibia.
  • Limpia el área con una toalla suave y repite el procedimiento en cada lado.

7. Aceite de coco

Aceite de coco

Los ácidos grasos del aceite de coco, sumados a su poder antibacteriano, lo convierten en una de las mejores alternativas para limpiar y proteger los oídos.

Te recomendamos leer: Esto es lo que puede hacer el aceite de coco por tu cabello

¿Cómo utilizarlo?

  • Calienta una pequeña cantidad de aceite de coco y aplícalo sobre el oído con la ayuda de un gotero.
  • Espera alrededor de 5 minutos, drena los desechos y limpia los restos con un paño.
  • Repite su uso, por lo menos, una vez al mes.

Como lo acabas de notar, son muchas las opciones para eliminar el exceso de cera sin hacerle daño a los canales auditivos.

Evita el uso de hisopos de algodón u otros elementos contundentes que pueden provocar agresiones.

 

 

Te puede gustar