Fortalece las relaciones familiares

29 julio, 2018
Mantener unas relaciones familiares estables y cordiales no solo nos beneficia a nosotros, sino que también permite que nuestros hijos crezcan en un ambiente mucho más armonioso y saludable

Tener relaciones familiares sanas y armoniosas ayuda a crear un ambiente idóneo donde puedan crecer tus hijos. Está demostrado que aquellas personas que mantienen buenas relaciones en su hogar son más felices.

En todo vínculo familiar puede haber roces o heridas afectivas no curadas que pueden deshacerlo. Sin embargo, nuestra familia nos da sentido de identidad y nos muestra quiénes somos.

Mantener una sana relación con padres y hermanos mejora la autoestima. Por lo tanto, si quieres que tus hijos crezcan en un ambiente sano y con lazos familiares bien constituidos, sigue los siguientes consejos.

¿Cómo fortalecer las relaciones familiares?

Nuestra vida, y por ende la de nuestros hijos, está determinada por todo aquello que nos rodea. Las relaciones en general han sufrido cambios en los patrones que afectan nuestro entorno.

Esfuérzate por enseñar a tus  hijos a vivir dentro una familia con bases sólidas en aras de alcanzar la armonía.

Programa visitas periódicas a tus familiares

Establecer patrones de acercamiento familiar les dará a tus hijos una guía al mundo. Aprenderán de tu experiencia cuando apliques los principios y valores que les enseñas a diario.

Por ejemplo, el acercamiento a los abuelos les ofrece un sentido de lealtad hacia todos los miembros de su familia.

Planifica actividades juntos

El ritmo del día a día a veces nos impide compartir lo suficiente en familia. Dedica un día a la semana para hacer cosas juntos. Salir a caminar, ir al cine o comer un helado ayuda a fortalecer los lazos de unión familiar.

Esto estimula el sentido de unidad en tus hijos. Les enseñas que mantenerse unidos puede ser muy útil ante las adversidades.

Reíd mucho

Puede sonar un poco extraño, pero reír en familia es una de las cosas más hermosas del mundo. Reír es la mejor medicina. Mantener un buen humor, aún ante las dificultades, les enseña a mantener una actitud positiva.

Usa la risa como forma de escape para los momentos de tensión. Reír mucho nos hace una fuente inagotable de amor.

Sé indulgente

Aun con aquellos familiares que te hayan causado algún daño en el pasado. El amor lleva al perdón y todos necesitamos amar y ser amados.

Sentir amor por quien te ha hecho daño no surge de la noche a la mañana. Requiere de mucho esfuerzo y madurez, lo que genera un fuerte aprendizaje. Las familias donde se demuestra amor preparan adultos más equilibrados al mundo.

Trabajad juntos por un objetivo

Pídeles a tus hijos que propongan un proyecto que podáis trabajar en equipo para lograr un objetivo. Por ejemplo, si alguno de tus pequeños quiere ir a algún sitio en particular, deja que distribuya tareas a cada miembro de la familia y supervise su cumplimiento.

Esto lo ayudará a tener un lugar importante en el proyecto y le enseñarás que las familias más fuertes son las que trabajan juntas. Cada familia es un universo en particular. Y si promueves en tus hijos la opción de tomar algunas decisiones también lo motivarás a acatar las reglas.

Mantén el contacto

Postres perfectos para compartir en familia.

Siempre habrá algún familiar que se haya mudado de ciudad e incluso de país. La tecnología nos permite mantenernos cerca de ellos y que nuestros hijos se involucren en esa relación. Sugiérele a tus hijos que les llamen en cumpleaños o fechas especiales.

Manda un saludo grabado aunque no sea una ocasión especial. Con esto tus hijos crecerán viendo que conservar buenas relaciones familiares es un asunto importante.

Escucha más

La mejor manera de fortalecer las relaciones familiares es escuchando más a todos los integrantes.

  • Escucha con el corazón y descubrirás maneras infinitas de acercarte a tu familia para fortalecer los lazos de amor.
  • Cultiva la paciencia y la tolerancia, así tus hijos se beneficiarán de un entorno familiar armonioso.

El aprendizaje significativo que les des a tus hijos puede involucrar a otros miembros de la familia, como abuelos y tíos. Esto le da la posibilidad de percibir distintos puntos de vista promoviendo la tolerancia.

Fortalecer los vínculos con tu familia también proporcionará beneficios a todos los miembros involucrados. Los niños que tienen la fortuna de crecer en un hogar amoroso y emocionalmente equilibrado serán adultos inspiradores.

Esta experiencia les formará en áreas vitales para el desarrollo integral como seres humanos de bien.

Te puede gustar