Fortalece tus huesos y alivia el dolor en las articulaciones con esta bebida natural

Carolina Betancourth 29 marzo, 2017
Podemos aprovechar esta bebida como preventivo o como tratamiento. Gracias su aporte de antioxidantes y a las propiedades antiinflamatorias de sus ingredientes conseguiremos cuidar de nuestras articulaciones de forma natural

Los huesos y las articulaciones son los responsables de brindarle apoyo al cuerpo, ya que se conectan entre sí y facilitan la habilidad de movimiento.

La tensión y el dolor que desarrollan de forma recurrente es un problema habitual que, la mayor parte de las veces, se deriva de una respuesta inflamatoria del sistema inmunitario.

Su aparición está asociada con los cambios y el desgaste que sufren debido a la vejez, pero también puede darse en edades jóvenes por alguna lesión o enfermedad.

Sea cual sea el caso, son problemas que reducen de forma significativa la calidad de vida, en especial cuando limitan la capacidad para hacer las tareas cotidianas.

Por suerte, a través de la alimentación podemos brindarles muchos nutrientes esenciales que, tras ser asimilados, contribuyen a fortalecerlos para evitar otros tipos de complicaciones.

En el siguiente espacio queremos compartir la receta de una bebida natural cuya combinación de ingredientes reduce las dolencias mientras mejora su salud.

¡No dejes de probarla!

Bebida natural de leche de almendras, zanahorias y cúrcuma para los huesos y las articulaciones

dolor-de-rodilla

Ver también: Dieta reconstructiva para huesos y articulaciones débiles

La bebida natural de leche de almendras, zanahorias y cúrcuma es un antiguo remedio que se ha aprovechado por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Se trata de un batido rico en antioxidantes y nutrientes esenciales cuya asimilación combate la inflamación y los dolores que afectan los huesos y las articulaciones.

Se destaca por su significativo aporte de calcio, un mineral que ayuda a mantener la densidad ósea en perfectas condiciones.

Además, gracias a su contenido de potasio y magnesio, es un buen aliado para reducir el exceso de sodio que, como algunos lo saben, es una causa de la inflamación de los tejidos.

Beneficios de la leche de almendras

Leche de almendras

La leche de almendras es una de las bebidas vegetales que se recomiendan como alternativa natural para aquellos que son intolerantes a la lactosa.

Contiene calcio, vitamina E y ácidos grasos omega 3 que, al absorberse, ayudan a mejorar la circulación de la sangre y los procesos inflamatorios de los tejidos.

Su inclusión en la dieta apoya el fortalecimiento de los huesos y, a su vez, disminuye la recurrencia de los dolores en las articulaciones.

Beneficios de las zanahorias

Los antioxidantes que contienen las zanahorias son muy importantes en la prevención del envejecimiento prematuro de los órganos de todo el cuerpo.

Sus aportes de beta-caroteno, además de vitaminas C y E, contribuye a mantener los ligamentos y tendones en buen estado para evitar el deterioro de las articulaciones.

Además, es un gran apoyo para la circulación, lo cual es importante para una correcta oxigenación de las células de todos los tejidos del cuerpo.

Beneficios de la cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es una de las especias naturales que más se utilizan en cuanto al tratamiento de los dolores y problemas articulares.

Esto se debe al poder que le confiere la curcumina, un compuesto activo que, además de darle color, actúa como un antiinflamatorio y antioxidante.

Su ingesta regular protege los huesos del desgaste causado por las toxinas y, de paso, crea una barrera protectora contra los efectos negativos de los radicales libres.

Adicional a esto, es una gran aliada para combatir la retención de líquidos, un problema que, a menudo, se relaciona con el exceso de inflamación.

Visita este artículo: 8 beneficios desconocidos del zumo de zanahorias

¿Cómo preparar esta bebida natural para los huesos y las articulaciones?

licuado de zanahoria para la artritis

La preparación de esta bebida natural es muy sencilla y, de hecho, la puedes hacer como preventivo para cuidar tu organismo.

Tan solo asegúrate de elegir los ingredientes de más alta calidad para aprovechar el 100% de sus propiedades.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de almendras (250 ml)
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 3 zanahorias
  • 1 cucharadita de jengibre (5 g) (opcional)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g) (opcional)

Preparación

  • Incorpora la leche de almendras en la licuadora y procésala junto con la zanahoria troceada, la cúrcuma y, si lo deseas, el jengibre.
  • Licúa a velocidad máxima hasta obtener un batido homogéneo y sin grumos.
  • Endúlzalo con una cucharada de miel y consúmelo.
  • Si gustas, distribuye la cantidad resultante para dos tomas al día; de lo contrario, tómalo despacio.
  • Repite su ingesta, por lo menos, 3 veces a la semana.

Como puedes notar, la preparación de esta bebida natural es simple y no te quitará mucho tiempo.

Anímate a prepararla y consúmela de forma habitual para disfrutar de todas sus bondades.

 

 

Te puede gustar