Cómo fortalecer el sistema inmunitario aumentando el consumo de 7 frutas

Carolina Betancourth 16 septiembre, 2017
Gracias a su aporte de vitaminas y minerales, la ingesta regular de frutas y verduras es una gran forma de mantener nuestro sistema inmunitario fuerte para combatir las infecciones

El sistema inmunitario es una compleja estructura que, uniendo células, tejidos y órganos, permite defender el cuerpo frente al ataque de agentes infecciosos.

Su principal función es detectar los organismos “invasores” para, posteriormente, atacarlos antes de que provoquen dificultades en la salud.

Está compuesto por médula ósea, sangre, líquido linfático y otros fluidos que se encargan de crear anticuerpos para detener la acción de los patógenos.

Entre otras cosas, su buen funcionamiento ayuda a mantener en equilibrio los procesos inflamatorios, disminuyendo el riesgo de enfermedades crónicas.

El problema es que está expuesto a factores que lo debilitan y, producto de esto, se generan afecciones que pueden desmejorar la calidad de vida.

Por esta razón es fundamental promover su trabajo, manteniendo hábitos de vida saludables y consumiendo los alimentos que ayudan a fortalecerlo.

Entre estos nos encontramos con 7 deliciosas frutas que, incluidas en la dieta regular, ayudan a absorber los nutrientes que requiere.

¡Consúmelas!

1. Arándanos

Arandanos

Los arándanos frescos son una fuente principal de vitamina C y minerales esenciales que, al sintetizarse en el cuerpo, fortalecen las defensas para prevenir varios tipos de infecciones bacterianas y virales.

Su inclusión en la dieta estimula el funcionamiento del sistema circulatorio y linfático, removiendo las toxinas que afectan la salud inmunitaria.

  • Disfrútalos frescos en tus ensaladas y desayunos.
  • Prepáralos en jugo natural o agrégalos en tus batidos.

Ver también: Cómo cultivar arándanos en casa y cómo usarlos

2. Sandía

La sandía se destaca como una fruta hidratante y regeneradora que, además de aliviar la retención de líquidos, promueve el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Si bien se compone principalmente de agua, también es una fuente de fibra dietética y vitaminas A y C, necesarias para mantener las defensas activas.

  • Consume una porción de la fruta en su estado natural, o bien, pícala y agrégala en tus ensaladas.
  • Si gustas, licúala y consume su jugo natural todos los días.

3. Granada

Granada

La granada es una fruta antioxidante que, por sus múltiples beneficios nutricionales, se ha considerado uno de los “superalimentos”.

Contiene aminoácidos esenciales, minerales y fibras naturales que, al estimular la limpieza sanguínea, mejoran la producción de anticuerpos.

  • Esta se puede consumir en su estado natural, o bien, preparada en zumos y batidos.

4. Frutos cítricos

Los frutos cítricos son una fuente principal de vitamina C, nutriente que participa en la producción de glóbulos blancos.

Estas sustancias ayudan a formar los anticuerpos que defienden el organismo y, además, mantienen la sangre saludable.

Su absorción inhibe los efectos negativos de los radicales libres del ambiente y crea una barrera protectora contra los virus y bacterias.

  • Se pueden ingerir en su estado natural o añadidos en zumos, infusiones y licuados.

5. Papaya

La papaya

La papaya es otra de las frutas que ayudan a conseguir las dosis necesarias de vitamina C, nutriente esencial para la salud inmunitaria.

Esta fruta, que también aporta fibra y enzimas naturales, promueve la desintoxicación de la sangre y apoya los procesos que segregan los anticuerpos.

Sumado a esto, es un alimento prebiótico, es decir, que fortalece la flora bacteriana del intestino para mantener activos los microorganismos saludables.

  • Consume hasta 2 porciones de la fruta al día, o bien, agrégala en tus ensaladas.
  • De modo opcional la puedes preparar en jugo natural o batido.

Te recomendamos leer: Descubre las increíbles propiedades de la mascarilla de papaya

6. Fresas

Las fresas son deliciosas, versátiles y representan una importante fuente de nutrientes esenciales que le confieren múltiples beneficios al organismo.

Contienen vitamina C y minerales como el hierro, necesarios para una buena producción de glóbulos rojos y blancos.

Su absorción mejora la respuesta inmunitaria ante la presencia de agentes patógenos y, a su vez, ayuda a calmar la inflamación.

  • Consúmelas en su estado natural, o preparadas en jugo.

7. Mango

mango

El consumo habitual de mango es un gran complemento para mantener las defensas fuertes y activas.

Esta fruta contiene vitaminas A y C, además de minerales como el potasio y el magnesio.

Su asimilación en el organismo mejora la digestión y crea una capa protectora contra los agentes perjudiciales como las toxinas y patógenos.

Está recomendada en casos de afecciones respiratorias, ya que es antiinflamatorio y expectorante.

  • Lo puedes añadir en tu dieta por sí solo, en zumos naturales o ensaladas.

¿Con qué regularidad consumes estas frutas? Ahora que sabes cuán beneficiosas son para tus defensas, asegúrate de adquirirlas la próxima vez que vayas al mercado.

Tómalas como parte de tu alimentación regular, complementándolas con una dieta sana y la ingesta diaria de agua.

Te puede gustar