La fotoprotección oral para una piel segura

Esta novedad en el ámbito de la salud resulta no solo muy curiosa sino, sin duda, muy interesante también.

La fotoprotección oral es una técnica para protegernos de los rayos UV sin recurrir a ungüentos o elementos externos, lo que vendría a ser la fotoprotección tópica que todos conocemos.

Hasta hace poco las cremas, filtros protectores y gafas oscuras eran nuestros principales métodos de protección frente a la radiación del sol. Sin embargo, el avance de la ciencia ha permitido la creación de nuevas alternativas.

Este complemento contribuye en gran medida a que mantengamos una piel sana, independientemente de la estación del año o de cómo esté el clima.

¿Cómo es la fotoprotección oral?

Capsulas-de-vitamina-E

Los protectores solares vía oral son suplementos alimenticios que aportan beneficios adicionales. Se trata de que nuestra piel enfrente de una mejor forma el impacto de la radiación solar. Su presentación es muy simple: en cápsulas o en pastillas.

Básicamente, se trata de betacarotenos y vitaminas que fortalecen la hidratación y constitución de la piel. Nos ayuda a mantener una epidermis y dermis más saludables frente a la incidencia directa del sol.

Entre sus componentes principales podemos encontrar vitamina E y C, B-caroteno, luteína y un antioxidante potente llamado astaxantina.

Ver también: Cómo hacer un protector solar casero con aceite de germen de trigo

¿Qué es la astaxantina?

La astaxantina es una sustancia antioxidante que favorece principalmente las células de la piel. Se sabe que el uso de esta sustancia en medicamentos tópicos y alimenticios contribuye a frenar la aparición de arrugas.

Este principio activo se consigue en la pigmentación del fitoplancton marino, se encuentra en algunas variedades de microalgas. De hecho, esta sustancia es la que produce la coloración rojiza de las langostas y especies de pescados rojos.

Lo llamativo de este carotenoide en específico, es que al ser liposoluble se adhiere con facilidad a las membranas celulares y por eso protege de forma directa a la dermis y epidermis del envejecimiento cutáneo.

Se conoce que la ingesta de al menos 4miligramos de este antioxidante promueve la elasticidad de la piel.

Producto antiinflamatorio

usar-protector-solar

Además, la astaxantina es un excelente antinflamatorio, propiedad que nos permite a controlar el acostumbrado y molesto eritema solar.

El eritema solar no es más que la irritación de la piel cuando pasamos largo tiempo de sobreexposición a la luz solar. Esto ocurre, por ejemplo, cuando pasamos muchas horas en la playa y nuestra piel adquiere un tono rojizo y nos arde.

Con la fotoprotección oral evitamos que este proceso se desencadene con mayor rapidez. La astaxantina ayuda mucho con la comezón, ardor e hinchazón.

Complemento infalible

Debe quedar claro que los suplementos de fotoprotección oral son un complemento. No se trata de un método de protección capaz de sustituir por completo el bloqueador solar y demás métodos tradicionales de defensa de los rayos ultravioleta.

Su potencial radica en la adecuada nutrición e hidratación de la piel en los momentos en los que más lo necesita.

En el caso de las personas con pieles sensibles, este producto puede proveer de elementos para mejorar un poco la tolerancia a la luz solar. Pero la realización de este tipo de tratamientos nos exige de igual forma utilizar cremas tópicas que nos protejan desde el exterior, en forma de barrera protectora.

¿Cómo se realiza este tipo de tratamientos?

Cómo se realiza este tipo de tratamientos

Todo dependerá del tipo de producto. En su mayoría, los suplementos de fotoprotección oral tienen tres fases de aplicación: preparatoria, de exposición y mantenimiento. Esto indica que los tratamientos comienzan incluso antes del periodo vacacional, cuando aún no nos hemos expuesto al sol.

Durante la exposición, lo normal es que las personas ingieran una o dos pastillas diarias como máximo. En algunos casos, se recomienda ingerir la capsula una hora antes de ir a la playa o demás actividades de esparcimiento.

También se recomienda continuar la ingesta moderada de este complemento nutritivo una vez terminado el periodo vacacional o de exposición. Esto es lo que permitirá mantener un bronceado uniforme y duradero.

Visita este artículo: 6 usos de la vainilla para mejorar la piel y el cabello

El secreto está en la alimentación

Todos los métodos de defensa de la dermis deben ser implementados durante el periodo de elevación de las temperaturas.

Es aconsejable comer alimentos ricos en agua. Además, líquidos y betacarotenos como lo son el pescado, los vegetales verdes, las frutas tropicales y las infusiones. Asimismo, debemos evitar los alimentos difíciles de digerir, como las carnes rojas.

Por último, no debemos olvidar ingerir al menos dos litros de agua por día y evitar la sobreexposición solar en las horas en donde la radiación es más fuerte.