Fresas rellenas de chocolate

Indira Ramírez Terán 10 marzo, 2015
Al preparar nosotros mismos tanto la crema de avellanas como la mouse de la receta nos aseguramos de que no llevan ingredientes de baja calidad ni conservantes que puedan perjudicarnos

¿Hay un postre que invite más al amor que las fresas rellenas de chocolate? Este platillo es una invitación al disfrute de los sentidos y la celebración.

Las fresas rellenas de chocolate son sencillas de hacer, es un dulce de armado donde se unen perfectamente lo saludable de esta gustosa fruta del bosque y el irresistible sabor del chocolate, producto milenario que desde su origen, goza de una elevada reputación como bebida energizante e incluso se le atribuyen propiedades afrodisíacas.

Esta receta que te traemos, está centrada en la elaboración de distintas cremas de chocolate. Sigue leyendo para que conozcas cómo hacer el ganache, el mousse de chocolate y la crema de avellanas. ¡No vas a creer lo fácil que es hacer estas exquisiteces de la pastelería mundial!

Paso a paso: Fresas rellenas de crema de chocolate y avellanas

Ingredientes:

  • 24 fresas

Para la crema de avellanas:

  • 200 gr. de aceite de girasol u otro aceite vegetal
  • 50 gr. de azúcar pulverizada o edulcorante en caso de que estés a dieta o no puedas consumir azúcar
  • 100 gr. de avellanas tostadas
  • 50 gr. de cacao y/o 50 gramos de chocolate oscuro
  • 75 gr. de leche tibia
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación:

  • Lava las fresas, retira el tallo y haz un hueco en el centro de ellas, donde pondrás luego la crema de avellanas. Corta las puntas de la fresa para que tengan una base y se sostengan sobre sí mismas. Guárdalas en el refrigerador.
  • Coloca la leche tibia en un procesador de alimentos o batidora junto con el azúcar glas.
  • Incorpora en hilo el aceite vegetal.
  • Añade 50 gramos de cacao y el chocolate oscuro, previamente derretido al baño maría o en el microondas.
  • Agrega ahora la vainilla y las avellanas tostadas y molidas.
  • Coloca las fresas en una bandeja y con ayuda de una manga pastelera y una boquilla rizada, rellena cada una de las fresas.
  • Adorna con una avellana o una hoja de menta.

Fresas rellenas con mousse de chocolate

Copa de fresas

  • 24 fresas

Ingredientes para la mouse:

  • 240 gr. de chocolate rallado
  • 2 tazas de crema de leche
  • ½ taza de azúcar glas
  • ¼ de taza de agua
  • Una cucharada de gelatina sin sabor
  • Una cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

  • Limpia y retira el tallo y haz un hueco en las fresas. Corta la punta para que las fresas puedan sostenerse. Refrigera.
  • Derrite al baño el chocolate con la crema de leche, removiendo con una cuchara de madera.
  • En un recipiente vierte la ¼ taza de agua caliente junto a la cucharada de gelatina. Agrega a esta mezcla la crema de leche y el chocolate.
  • Añade el azúcar pulverizado y el toque de esencia de vainilla.
  • Refrigera durante una hora aproximadamente.
  • Con ayuda de una manga pastelera rellena las fresas. A esta mousse podrías añadirle un toque de licor de almendras o naranja.

Fresas rellenas con ganache

  • 24 fresas
  • 100 gr. de chocolate rallado
  • 1 taza de crema de leche

Preparación:

  • Coloca en una olla la crema de leche y llévala al fuego, una vez caliente, pero evitando llegue a punto de ebullición, agrega el chocolate rallado y remueve de forma envolvente, hasta que la mezcla esté sin grumos.
  • Deja reposar el ganache.
  • Con una manga pastelera rellena las fresas con el ganache de chocolate. Decora con una lluvia de maní o hilos de chocolate blanco temperado.
  • Tip: si quieres que la ganache sea más fluida, realiza la preparación con dos partes de crema de leche por una de chocolate. Si por el contrario, deseas una crema espesa, mezcla dos partes de chocolate (2oo gr.) por una de crema de leche (100 gr. o una taza).

Las fresas rellenas de chocolate son un buen postre para sorprende gratamente a tu pareja durante una cena romántica, acompañadas con un rico champán serán un éxito seguro. Es además un postre que no puede faltar en las mesas de dulce (“candy bar”) de las celebraciones.

Te puede gustar