Frexting: ¿sabes qué es?

30 Julio, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Toda mujer necesita sentirse linda, sensual y atractiva con su cuerpo y el estilo que tiene. El frexting llegó para hacer realidad este deseo. A continuación, lo que debes saber del frexting, la nueva forma de interacción entre las mujeres para aumentar su autoestima.

A medida que surgen nuevos avances tecnológicos, surgen nuevos estilos de comunicación. En este sentido, uno de los nuevos códigos que se ha podido observar en las interacciones entre mujeres heterosexuales es el frexting. 

La palabra frexting es una combinación entre friendship (amistad) y sexting (intercambio de fotos sexys). El objetivo es recibir halagos de quien ve la foto (una amiga de gran confianza), para alimentar el ego. 

Dicho en pocas palabras: el frexting consiste en enviar fotos sexys a aquellas amigas especiales, con las que hay suficiente confianza, con el fin de recibir a cambio una opinión agradable y sentirse mejor. Se trata de un nuevo código que tienen las chicas para comunicarse.

Frexting: ¿una faceta homosexual de las mujeres?

Mujer haciéndose un selfie.

El frexting es una práctica que se da entre mujeres heterosexuales que necesitan elevar su autoestima.

Cabe destacar que la finalidad de enviar este tipo de fotos a las amigas de confianza no es solo recibir halagos, sino recibir una crítica constructiva como tal. Por supuesto, esta práctica puede resultar ser un buen ejercicio para realizarse mejores fotografías para las redes sociales. Así, a través del frexting, es posible alcanzar más comentarios positivos en las redes sociales.

Lo mismo sucede cuando salen de compras o deben elegir el mejor vestido para un evento. El frexting les da la oportunidad de lucir ante sus amigas la prenda de ropa que hayan comprado y saber qué tan bien les sienta. Incluso, hasta pueden recibir algún consejo para combinar.

Aclaraciones importantes

Es importante aclarar que si existe alguna intención sexual con la persona a la que se le envía la foto, entonces deja de ser frexting. En este caso, se estaría hablando de sexting, con todas las aristas que ello conlleva.

Las fotos que se compartan en el frexting jamás serán de desnudez absoluta, porque claramente, eso tendría una carga sexual que nada tiene que ver con esta tendencia. Como regla, la publicación que se haga fuera del grupo solo se realiza con el consentimiento de la fotografiada. Si ella no lo desea, queda solo entre las amigas que la vieron.

Lee también 10 consejos para hacer sexting

El lado narcisista del frexting

Mujer haciéndose un selfie.

El frexting alimenta la actitud narcisista de las mujeres. Ellas envían las fotografías y saben que la respuesta será una caricia al ego. Frases como: “Eres la amiga más bella” o “Ninguna luciría ese escote mejor que tú “, son comentarios que esperan recibir. Puede decirse que es una excelente herramienta para recibir todos los piropos necesarios para sentirse la más hermosa.

Si el comentario proviene de un hombre, tal vez no resulte tan creíble. Muchas mujeres desconfían de los chicos que las adulan demasiado, ya que lo más seguro es que tengan otro interés. Para las mujeres que practican el frexting, solo las amigas dicen la verdad con cariño, respeto y sin ninguna intención sexual.

Leer también: Mi círculo de amigas, mi apoyo social y emocional.

Posibles consecuencias del frexting

Estrés

Si la mujer se compromete demasiado con el frexting, comienza a subir sus niveles de ansiedad. Algunas llegan al extremo de necesitar la aprobación de sus amigas para cada ocasión. Por lo tanto, puede convertirse en un comportamiento compulsivo que enferme a la persona y moleste al círculo más íntimo.

Problemas de peso

Las mujeres comienzan a dedicar excesiva atención a dietas para bajar de peso, con el único fin de estar más delgadas que las demás. La idealización del cuerpo empieza a ganar un lugar en las prioridades de aquellas que viven pendientes del frexting. Es entonces cuando los trastornos alimenticios se convierten en los peores enemigos.

Mujeres haciéndose un selfie.

Exposiciones públicas

Tal como le sucede a muchas celebridades, las fotografías podrían filtrarse y salir a la luz. La pérdida de un dispositivo o una amiga enojada son algunas de las causas por las cuales las imágenes se hacen públicas. Como consecuencia de esta exposición, pueden sentirse avergonzadas o tener problemas con sus parejas.

Como en todo movimiento comunicacional, existen personas a favor y en contra. Las grandes discusiones giran en torno a la posibilidad de generar adicciones a las redes y profundizar la idea del cuerpo perfecto. Pero más allá de las diferencias, el concepto y la práctica del frexting están instalados.

Actualmente, mujeres de todo el mundo se alegran cada día al recibir una crítica constructiva y un comentario positivo acerca de su foto. Igualmente, las amigas parecen mucho más fieles con cada comentario.

  • Weiser, E. B. (2015). #Me: Narcissism and its facets as predictors of selfie-posting frequency. Personality and Individual Differences. https://doi.org/10.1016/j.paid.2015.07.007
  • Sung, Y., Lee, J. A., Kim, E., & Choi, S. M. (2016). Why we post selfies: Understanding motivations for posting pictures of oneself. Personality and Individual Differences. https://doi.org/10.1016/j.paid.2016.03.032
  • Murray, D. C. (2015). Notes to self: the visual culture of selfies in the age of social media. Consumption Markets and Culture. https://doi.org/10.1080/10253866.2015.1052967