5 frutas fabulosas para equilibrar tus niveles de colesterol. ¡Pon color y salud a tu dieta!

Además de llevar una dieta equilibrada, incluir en nuestro día a día estas frutas puede sernos de gran utilidad para mejorar nuestra salud general y sobre todo para regular el colesterol

El colesterol es una sustancia producida por el hígado imprescindible para nuestra salud. Los niveles de colesterol adecuados son sinónimo de bienestar y de equilibrio interior.

Este es un dato importante que, sin duda, debemos tener en cuenta, porque aún hay personas que relacionan la palabra “colesterol” con algo nocivo o peligroso. La clave es el sutil equilibrio y ante todo, evitar que el colesterol malo o LDL se eleve.

Porque, en ese caso, esta sustancia empezará a acumularse en nuestras arterias para quitarnos, poco a poco, la salud.

Asimismo, otro dato que debemos recordar es que si nuestro cuerpo ya elabora por sí mismo el colesterol justo y necesario, obtenerlo por fuentes alimenticias supone también un peligro.

Tener más de 40 años, sufrir sobrepeso y tener antecedentes genéticos asociados a la hipercolesterolemia hará, sin duda, que tengamos que cuidar al máximo de nuestra alimentación.

Hoy en nuestro espacio queremos proponerte lo siguiente:

  • mejora tus hábitos de vida
  • evita el sedentarismo
  • pon una nota de color y sabor a tu dieta con estas frutas fabulosas.

De este modo, lograrás equilibrar tus niveles de colesterol.

Controlar los niveles de colesterol

¿Sabías que las frutas pueden ayudarte a controlar tus niveles de colesterol? Como lees. Veamos a continuación las mejores frutas para lograrlo.

1. Aguacates

¿De verdad los aguacates van a ayudarnos a equilibrar nuestros niveles de colesterol? Consumir medio aguacate al día y seguir una dieta variada y saludable, ayudará a nuestro colesterol a mejorar en poco más de un mes.

  • Los aguacates son una fuente de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón.
  • Esta grasa se convierte en energía (no se almacena), reduce el nivel de lípidos en nuestro organismo y además, regula el azúcar en sangre.
  • La niacina del aguacate, también conocida como vitamina B3, nos ayuda a equilibrar el nivel de colesterol de nuestro organismo.

Descubre también los beneficios de poner un ajo debajo de la almohada 

2. El pomelo rojo

Pomelo

Si te es posible conseguir pomelo rojo, aprovecha la oportunidad. ¿La razón? Pocas frutas resultan tan positivas a la hora de reducir el colesterol malo.

  • El pomelo rojo sólo será efectivo contra el colesterol si somos constantes. Es necesario consumir medio pomelo cada día en nuestro desayuno. Procura que sea de cultivo orgánico.
  • Según un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, las personas con colesterol alto que no respondían a la medicación, consiguieron reducir sus niveles de colesterol gracias al pomelo rojo.  
  • Las propiedades antioxidantes de esta fruta son, sin duda, muy adecuadas para disfrutar de una mejor calidad de vida por sus efectos cardioprotectores.

3. El zumo de naranja natural

Para comprender por qué el zumo de naranja nos ayuda a equilibrar nuestro colesterol, hemos de hablar primero de los esteroles.

  • Seguro que ya has oído hablar de ellos. Los esteroles tienen una estructura muy similar a la del colesterol. Son un compuesto que se halla de forma natural en ciertas frutas como las naranjas, en algunas verduras, frutos secos, semillas y aceites vegetales.
  • Los esteroles reducen el colesterol total y el LDL.  Si bien es cierto que un zumo de naranja nos aporta una cantidad muy pequeña de esteroles, sirve para elevar el colesterol bueno.

Si bebemos un zumo todos los días y, además, seguimos una dieta adecuada, los resultados se notarán en nuestra próxima analítica.

Descubre también este batido purificador a base de remolacha y zanahoria

4. Fresas

zumo-de-fresas

Las fresas serán saludables y adecuadas para equilibrar nuestros niveles de colesterol siempre y cuando las consumamos de forma natural. Es decir, nada de añadirles azúcar o chocolate.

  • Las fresas, al igual que los arándanos o las bayas (lo que conocemos como frutos del bosque) reducen las lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo).
  • Si tenemos la oportunidad de comer cada día entre 10 o 15 fresas, se reducirán además los triglicéridos, gracias a su acción antioxidante en nuestro flujo sanguíneo.

Aumentar el consumo de frutas de color rojo (como las cerezas, los arándanos, las fresas o las uvas tintas) revertirá directamente en nuestra salud cardíaca.

5. Una manzana al día

Manzana con avena para desayunar, una ensalada de manzana verde con apio y nueces a mediodía o un delicioso zumo natural por la tarde.

Hay muchos modos de incluir una manzana al día en nuestra dieta. Hazlo como más te guste pero, ante todo, sé constante.

La manzana nos ayuda a equilibrar nuestro colesterol debido a la pectina y sus polifenoles (antioxidantes).

Gracias a ellos logramos mejorar el metabolismo del colesterol y reducir las moléculas inflamatorias que cursan con las enfermedades cardíacas.

Te recomendamos leer también “diabetes e hipertensión, ¿qué puedo comer?

Por supuesto, estas frutas por sí mismas no serán suficientes para reducir los niveles de colesterol. Además, es necesario que cuides tu dieta. Sé constante y cambia tus hábitos alimenticios si no son los adecuados.

Algo tan sencillo como dar color a nuestras ensaladas con alguna pieza de fruta o llevar siempre una manzana en el bolso cuando nos asalta el hambre puede hacer milagros en tu salud.

¿Empezamos hoy mismo?

  • Wikipedia, la enciclopedia libre. (Consulta 2018). LDL. Online [https://es.wikipedia.org/wiki/LDL].
  • ACS PUBLICATIONS. (Consulta 2018). Red Grapefruit Positively Influences Serum Triglyceride Level in Patients Suffering from Coronary Atherosclerosis: Studies in Vitro and in Humans. Online [https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf058171g].
  • Josué Gonzalez. (2013). Colesterol. 1. https://doi.org/10.1109/FCST.2015.28