Frutas que protegen y fortalecen tu páncreas

Una buena digestión es síntoma de una buena salud, y para eso no sólo debemos cuidar de nuestro estómago. El páncreas es una parte muy importante que podemos cuidar gracias a algunas frutas.

¿Cómo cuidas de tu páncreas? Como ya sabes, esta glándula es esencial para llevar a cabo nuestra digestión y para producir insulina. Una alimentación sana y equilibrada es fundamental, y es ahí donde las siguientes frutas te serán también de gran ayuda. ¡Descúbrelas!

La importancia del páncreas para nuestra digestión

eje-higado-pancreas

Esta glándula situada detrás del estómago, nos permite sintetizar determinados líquidos pancreáticos que nos ayudarán a digerir con mayor facilidad nuestros alimentos. Gracias a él almacenamos y absorbemos mejor los nutrientes, sin olvidar claro está, que gracias a él producimos además nuestra insulina. ¿Cómo cuidas entonces tú de tu páncreas?

Lo normal es que ni siquiera te des cuenta de su existencia siempre y cuando lleves unos hábitos de vida correctos, y una alimentación lo bastante equilibrada para que tu cuerpo ejecute sus funciones de modo normal.

Ve también: Combate la digestión lenta con preparaciones a base de alóe vera

Pero ¿qué ocurre cuando nuestras digestiones son pesadas, nos notamos hinchados o tenemos un dolor punzante en esta zona? Significa que algo no va bien, y como ya sabes, las enfermedades relacionadas con el páncreas suelen ser complejas y preocupantes, de ahí la necesidad de cuidarnos y de mantener unos hábitos correctos. Aquí te dejamos unas pautas básicas:

  • Evita  el consumo de carnes rojas, embutidos, saladuras, comidas precocinadas…
  • Evita o al menos restringe el consumo de grasas animales como la de la leche. En cambio, las del pescado son saludables.
  • Evita el alcohol y el tabaco.
  • Deja a un lado las harinas refinadas y azucares refinados, ya que con ellos limitamos la correcta función del páncreas.
  • Evita comer mucho en una misma comida, es decir “darnos una cena muy copiosa“, por ejemplo. Siempre es mejor comer pocas cantidades a lo largo de varios momento del día. Tampoco te saltes ninguna comida, en especial los desayunos.
  • Intenta no abusar de los medicamentos, tales como calmantes o analgésicos. Tanto el hígado, como los riñones o el páncreas no los procesan bien puesto que son químicos.
  • Haz algo de ejercicio, disfruta de tu vida y gestiona adecuadamente el estrés y la ansiedad.

Frutas que cuidan de tu páncreas

1. Manzanas al horno con canela

Manzanas

Una recomendación para cuidar de tu páncreas es que consumas frutas hervidas o al horno. Es un modo de reducir los azúcares presentes en la fruta para que así, sean mejor digeridos por este órgano.

Así pues, si sueles padecer problemas de digestión relacionados con el páncreas sería ideal que una vez al día consumieras una manzana al horno con canela. Esta fruta es un gran tesoro de vitaminas, que, combinada con canela nos aporta grandes virtudes digestivas,anti-inflamatorias y regenerativas. No lo dudes, es un postre riquísimo y muy sano.

2. Peras hervidas con canela

Pera

¿Las has probado alguna vez de este modo? Son deliciosas, y como decimos, al hervirlas se reduce también su índice de azúcar y se tolera mucho mejor en nuestro páncreas. La pera, como la manzana se alza como una fruta medicinal que regula nuestras funciones, y protege nuestra digestión y nuestra salud cardiovascular. Y si le añades como decimos esa pizquita de canela, potenciaremos aún más sus propiedades.

3. La piña y la papaya

papaya

Puedes leer también: Desintoxica tu cuerpo con esta dieta depurativa de piña y papaya

¿Qué tal si en nuestro almuerzo nos preparamos una sabrosa ensalada de estas frutas? El hecho de que tanto la piña como la papaya sean grandes benefactoras de la salud de nuestro hígado se debe a que son muy ricas en antioxidantes, y ellos, son los que más pueden ayudar a la salud de nuestro páncreas. Lo fortalecen, curan y desintoxican.

No deben estar excesivamente maduras o tendrán demasiado azúcar. También deben ser siempre naturales, no recurras por ejemplo a los zumos de las tiendas, ya que pierden sus vitaminas originales y es lo que necesitamos para nuestro páncreas.

4. Los higos

higos-secos

¿Sabías que los higos disponen de unas enzimas maravillosas para la salud de nuestro páncreas? Así es. Vale la pena consumir unos cinco higos al día.

Una forma de aprovechar sus beneficios es consumirlos también en su forma seca, siguen manteniendo excelentes propiedades, y los puedes comer por ejemplo por las mañanas. Así conseguirás un remedio excelente para el estreñimiento, son ricos, y combinados por ejemplo con una nueces, se alzan como un tratamiento rico en omega 3, antioxidantes y minerales.

Para concluir, frutas que por ejemplo dispongan de demasiado azúcar es mejor cocinarlas al horno o hervirlas. Pero a su vez, es imprescindible que aportemos al páncreas vitamina C y antioxidantes, de ahí que sean indispensables la papaya y la piña que son seguramente las frutas más digestivas que existen.

Los higos, por su parte, son adecuados por sus enzimas protectoras. Pero no lo dudes, comer frutas diariamente es imprescindible para tu salud. Tampoco olvides comer adecuadamente, prescindir de la comida alta en grasas y hacer algo de ejercicio. Disfruta de tu salud.