7 frutas y vegetales anticancerígenos que deberías consumir regularmente

Erika Petit 24 noviembre, 2017
Los alimentos anticancerígenos como tales no existen, pues no evitan, ni curan el cáncer, pero sí pueden reducir el riesgo de desarrollarlo.

Se habla mucho de los alimentos anticancerígenos en el ámbito popular, pero no en la ciencia. En realidad, hasta el momento no ha podido comprobarse de forma fehaciente que algún alimento evite el cáncer. En estricto sentido, los alimentos anticancerígenos no existen.

La alimentación de una persona es una realidad compleja. No solo depende del producto que consuma, sino también de su interacción con los otros alimentos que ingiera, de su estado de salud, su entorno, su genética y demás variables.

Pese a lo anterior, es claro que muchos alimentos que proceden del mundo vegetal contienen fitoquímicos. Estas son sustancias con la capacidad de actuar como químicos en el organismo y, virtualmente, como medicinas.

Aunque se necesitan grandes cantidades de esos fitoquímicos para que el efecto sea observable, lo cierto es que consumiendo regularmente algunos alimentos sí se reduce el riesgo de padecer cáncer. Estas son algunas de las frutas y verduras con esas propiedades.

Frutas que deberías consumir para prevenir el cáncer

1. Piña

Piña

La piña es una de esas frutas que tiene propiedades anticancerígenas, o, de manera más precisa, características que ayudan a prevenir el cáncer. Esto se debe a que posee una enzima llamada bromelina, la cual ataca los tumores.

Según una publicación de National Institute of Health, la bromelina es capaz de destruir el recubrimiento que protege los tumores. Esto facilita su destrucción total. Por eso a la piña se le considera uno de los alimentos anticancerígenos.

La misma publicación señala que la piña contribuye a la reparación y reestructuración celular. Por lo tanto, su consumo habitual permite que las células tengan mayor resistencia frente a patógenos externos y se desarrollen normalmente.

Ver también: 4 trucos para darle mejor sabor a tus vegetales

2. Manzanas

La manzana contiene unos compuestos llamados procianidinas, que son taninos con propiedades medicinales. Algunos estudios sugieren que tales componentes contribuyen a inducir la muerte de las células malignas, de manera natural. Por supuesto, no sustituyen ningún tratamiento para el cáncer.

Así mismo, en la corteza de la manzana hay una alta concentración de triterpenoides. Estos son unos derivados de los terpenos. Se afirma que una de sus propiedades es la ayudar a detener la reproducción de las células malignas, pero hasta el momento no hay evidencias que respalden este dato.

3. Frutos rojos

Los frutos rojos contienen ácido elágico. Este es un compuesto que protege a las plantas contra bacterias, parásitos y la luz ultravioleta. Hay estudios llevados a cabo en Alemania, Japón y Estados Unidos, en los que se indica que al ser consumidos por los humanos, activan mecanismos de protección en el organismo.

Hay evidencias científicas de que el ácido elágico es eficaz para prevenir y combatir ciertos tipos de cáncer. Está presente en las fresas, frambuesas, cerezas, arándanos, moras y grosellas. También en las nueces y en los vinos blancos añejados en barriles de roble.

Vegetales anticancerígenos

4.      Verduras crucíferas

Sarén y brócoli listo para coninar.

Las verduras crucíferas contienen vitaminas, fibra y minerales. Pero se les considera anticancerígenos por unos componentes llamados glucosinolatos. Al masticarlos, estos se descomponen y generan otras sustancias con propiedades medicinales.

Según el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, los glucosinolatos desactivan los carcinógenos e impiden el desarrollo de vasos sanguíneos tumorales. Verduras crucíferas son: rúcula, brócoli, col, repollo, nabo y berro, entre otros.

5. Especias mediterráneas aromáticas

Todas las especias aromáticas contienen terpenos. Estos tienen propiedades antiinflamatorias, antifúngicas, antibacterianas y sedantes. Así mismo, se ha evidenciado que tienen la capacidad para combatir y reducir la proliferación celular de algunos tipos de cáncer.

Un artículo publicado en la revista Oncology Letters reseñó que un tratamiento natural a base de salvia y romero había contribuido a limitar el crecimiento de células cancerosas. Las especias con terpenos son la cúrcuma, perejil, jengibre, pimienta, albahaca, etc.

6. Tomate, pimientos y coles

Deliciosas recetas con tomates cherry.

El tomate, los pimientos y las coles son alimentos que contienen polifenoles. Actualmente se desarrollan varias investigaciones acerca de estos compuestos. Se ha descubierto que una de sus propiedades es la de reducir la progresión del cáncer.

A la vez, los polifenoles generan una importante acción antioxidante, que también tiene efectos positivos para prevenir y limitar el cáncer. Así mismo, los tomates contienen licopeno, el cual es antioxidante. Lo recomendable es consumirlos cuando estén maduros.

7.  Zanahoria

La zanahoria contiene grandes cantidades de betacaroteno, una sustancia antioxidante que protege al organismo de los efectos dañinos que puedan originarse en el propio metabolismo.

Lo que hacen en concreto es reducir los efectos de la oxidación natural en el cuerpo. Es de anotar que la oxidación potencializa la aparición del cáncer. Sin embargo, el exceso de consumo de antioxidantes también incrementa el riesgo de padecer la enfermedad.

Bibliografía

Te puede gustar