¿Realmente funcionan las sopas para combatir la gripe?

31 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
La "magia" de las sopas para combatir la gripe no solo se encuentra en el buen gesto de ese familiar, sino en todo el conjunto que supone esta preparación en sí.
 

¿Alguna vez te has preguntado si realmente funcionan las sopas para combatir la gripe? ¿Cuántas veces un familiar te ha preparado un caldo para ayudarte a reponer fuerzas? Durante muchos años las sopas se han considerado como una forma de inducir al organismo a recuperar el apetito y el buen ánimo.

La «magia» de las sopas para combatir la gripe no solo se encuentra en el buen gesto de ese familiar, sino en todo el conjunto que supone esta preparación en sí. Desde su consistencia ligera, la combinación de sus ingredientes, hasta la facilidad de su ingesta. Por supuesto, el hecho de que se sirvan a una temperatura tibia hace que resulten agradables.

La temperatura y la cantidad de líquido que contienen las sopas son dos variables clave. Por una parte, el calor reconforta, relaja y brinda cierta sensación de alivio y por otra, el líquido que se ingiere permite hidratar el organismo.

La hidratación es importante en todo momento, pero a la hora de recuperarnos de una gripe, por ejemplo, resulta indispensable. Mediante la hidratación podemos:

  • Evitar que se sequen las membranas mucosas de la boca, los ojos, la nariz, etc., (aliviando así la irritación e inflamación de las vías respiratorias).
  • Facilitar el riego sanguíneo y la producción celular.
  • Proteger y lubricar las articulaciones.
  • Regular la temperatura corporal. 
  • Mejorar la función digestiva.

La humedad viene a ser un componente esencial en la salud del sistema respiratorio. Cuando no está presente, resulta más difícil eliminar la suciedad y expulsar el moco, por lo que las mucosas se resecan, inflaman e irritan, causando malestar.

 

¿Qué es la gripe?

Hombre con gripe y un termómetro en la mano

La gripe es una de las infecciones más comunes en época de otoño e invierno en el hemisferio norte. Se trata de una afección respiratoria de carácter contagioso cuya causa es el virus de la influenza, ya sea tipo A, B o C.  La gripe tiene un período de incubación de 2 a 5 días.

En el caso de los virus de los tipos A y B son considerados los responsables de la mayor parte de epidemias durante el invierno. Mientras, en el tipo C se incluyen enfermedades respiratorias que suelen pasar desapercibidas.

Hay toda una serie de síntomas que nos deben hacer sospechar que padecemos gripe. Los más comunes son los siguientes:

  • Tos.
  • Debilidad.
  • Dolor muscular.
  • Dolor de cabeza.
  • Congestión nasal.
  • Molestia en la garganta.
  • Fiebre alta (de 38ºC o más).
  • Otros: náuseas, vómitos o diarrea.

Prevención

Hombre recibiendo la vacuna contra la gripe
 

  • Evitar el contacto con personas que tengan gripe.
  • Ponerse la vacuna antigripal anualmente.
  • Lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón.
  • Cubrirse la boca al toser o estornudar en el propio hombro.
  • Abrigarse bien.

Tratamiento

Hombre enfermo con una sopa contra la gripe en la mano

Siempre y cuando el caso no sea crónico, se deben tomar las siguientes medidas:

  • Reposar (en la medida de lo posible).
  • Aumentar la ingesta de líquidos (agua, zumos de frutas, y, por supuesto, las sopas para combatir la gripe).
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.
  • Consumir el medicamento prescrito por el médico (si fuese el caso).

Descubre: Las sopas detox no desintoxican tu cuerpo

¿Por qué funcionan las sopas para combatir la gripe?

Las sopas para combatir la gripe se encuentran entre los clásicos remedios de las abuelas y lo mejor de todo es que son aptas para pacientes de todas las edades.

Plato de sopa de pollo
 

Nos referimos en especial a aquellas sopas que contienen pollo, curry, pimienta y ajo. ¿La razón? Estos ingredientes cuentan con excelentes propiedades antisépticas, antivirales y antimicóticas.

Un estudio publicado en el año 2000, por la revista médica Chest, explica que la sopa de pollo tiene elementos similares a los fármacos para el tratamiento de la gripe. Esta carne blanca libera acetilcisteína (un aminoácido que se utiliza para combatir enfermedades respiratorias), esto permite que se aflojen las secreciones.

Dicho estudio mostró que la sopa de pollo inhibe de forma significativa en la quimiotaxis, impidiendo que las bacterias se adhieran. Por otra parte, la sopa de pollo mantiene hidratado y nutrido al paciente.

Ver también: Tratamiento de la gripe

Sopa de pollo

Plato de sopa de pollo

La sopa de pollo no solo es nutritiva y reduce los síntomas de la gripe, también es deliciosa y muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • 2 trozos de pechuga de pollo (300 g).
  • 2 litros de agua u 8 tazas.
  • ½ cebolla blanca.
  • 3 zanahorias pequeñas.
  • 2 patatas medianas.
  • ½ taza de fideos (100 g).
  • 1 rama de hierbabuena (10 g).
 
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  • Pon a hervir el agua en una olla.
  • Corta la pechuga en trozos pequeños.
  • Echa la cebolla y los trozos de pechuga en el agua.
  • Deja hervir y retira la espuma.
  • Añade la zanahoria cortada en pequeñas tiras.
  • Cuando la zanahoria esté lista agrega la patata (ya pelada y cortada) y, deja hervir durante 5 minutos más.
  • Ahora agrega los fideos y deje cocer a fuego lento.
  • Agrega pimienta y sal al gusto y un poco de hierbabuena antes de servir. 

Como ves, es una sopa muy fácil de preparar y ayudará a aliviar los síntomas de la gripe. Además, sirve para recuperar las fuerzas.

  • CDC, C. for D. C. and P. (2014). Types of Influenza Viruses – Seasonal Influenza (Flu). Centres for Disease Control and Prevention.
  • CDC. (2017). Flu Symptoms & Complications | Seasonal Influenza (Flu) | CDC. Centers for Disease Control and Prevention.
  • Payne, D. (2015). Food, farming, and flu. BMJ (Online). https://doi.org/10.1136/bmj.h5768
  • Whelan, E. (2006). Vitamin C the Common Cold and the Flu. Nutrition Today. https://doi.org/10.1097/00017285-197701000-00008