Gabapentina: qué es y para qué se utiliza

La gabapentina es un medicamento utilizado en el tratamiento de ciertos tipos de epilepsia. Conoce su función y sus efectos secundarios en este artículo.

La gabapentina es un medicamento utilizado en el tratamiento de ciertos tipos de epilepsia. Evita las crisis y convulsiones características de la enfermedad. Ya que nuestro cuerpo no es capaz de metabolizarlo, por ello se elimina principalmente por la orina.

Actualmente, también lo encontramos para aliviar el dolor asociado a ciertas enfermedades neurológicas. En esta categoría incluimos la enfermedad causada por el virus herpes en adultos y para el síndrome de las piernas inquietas o enfermedad de Willis-Ekbom.

Farmacología de la gabapentina

Farmacología de la gabapentina

Este fármaco altera los niveles de GABA en diversas áreas de nuestro cerebro, aumentándolos. El GABA es uno de los neurotransmisores más importantes y es exclusivo de los mamíferos. Un neurotransmisor es una sustancia que actúa en el proceso de sinapsis o transmisión de información entre las neuronas.

Normalmente, esta sustancia inhibe la actividad neuronal, provocando una sensación de relajación y placer. También estimula la síntesis de la hormona de crecimiento, utilizada para desarrollar y renovar nuestros tejidos.

Los niveles de GABA aumentan cuando dormimos o liberamos estrés. Cuando se altera aparecen ciertas enfermedades o trastornos. Por eso, la industria farmacéutica ha desarrollado compuestos que tienden a aumentar o disminuir la cantidad de GABA para regularlo.

A la hora de desarrollar estos compuestos, se intenta imitar la estructura química del GABA. Esto, para que actúe en las mismas regiones de nuestro cerebro.

Habitualmente la gabapentina aparece mezclada con otras sustancias en el interior de una tableta de liberación prolongada. Se toma por vía oral, procurando no masticarla y siguiendo las recomendaciones del médico.

A diferencia del grupo de medicamentos de las benzodiazepinas, la gabapentina no tiene potencial adictivo. Los individuos que la toman no desarrollan dependencia hacia el fármaco.

Tratamiento con gabapentina

Algunos de los nombres comerciales más comunes son Gabapentin, Horizant y Nuerotin. La duración o efectividad del medicamento suele ser de 5 a 7 horas. 

A la hora de añadir al tratamiento este tipo de sustancia debemos comunicar al médico si presentamos algún tipo de alergia o hipersensibilidad a la gabapentina. Asimismo, informaremos si padecemos alguna enfermedad, tenemos otros tratamientos o, en el caso de las mujeres, si están embarazadas.

Efectos secundarios de la gabapentina

Hasta el momento, este tipo de medicamentos han tenido resultados satisfactorios pero, como cualquier fármaco, puede causar efectos secundarios. Algunos de los más comunes son:

Trastornos alimentarios

La anorexia es uno de los reectos secundarios de la gabapentina

Entre los trastornos de la alimentación que este medicamento puede causar está la anorexia y, en otras ocasiones, aumento del apetito. Los pacientes en ocasiones aumentan de peso ligeramente.

Trastornos emocionales

Hostilidad, depresión, ansiedad, confusión e inestabilidad emocional, nerviosismo y alteraciones en su comportamiento y estado de humor. Además, hay algunos estudios que afirman que, en pacientes epilépticos, aumentan o se incita la tendencia suicida durante el tratamiento.

Trastornos respiratorios

Incluido un mayor riesgo de contraer neumonía, tos, rinitis, faringitis, bronquitis y disnea (ahogo o dificultad para realizar respirar). Existen individuos que también han presentado ciertos síntomas de gripe e infecciones virales.

Vómitos

El vómito puede ser efecto secundario de la gabapentina

La gabapentina puede provocar vómito con o sin náuseas, mareos, fatiga o astenia (sensación de debilidad generalizada a nivel físico y psicológico).

Temblores, dolores de cabeza, espasmos

Además, se puede presentar alteración de la normal articulación del lenguaje (disartria). Estas manifestaciones pueden ser resultado de la hipercinesia o aumento anormal de la función o actividad muscular.

Alteraciones oculares

Entre estas incluimos la ambliopia, pérdida de visión por una disminución en la sensibilidad de la retina. La diplopía o visión doble de los objetos, también puede aparecer en pacientes que usen esta sustancia. Otro caso más raro es del nistagmo, movimiento involuntario de uno o ambos ojos.

Trastornos de la piel

El acné es uno de los posibles efectos secundarios de la gabapentina

Puede causar edema periférico y facial, acné, erupciones y manchas por todo el cuerpo, parestesia (cosquilleo cutáneo, sensación de frío o de calor). El prurito (picor o deseo de rascarse una zona) es usual en este tipo de afecciones de la piel.

Entre otros efectos secundarios están:

  • Problemas de coordinación.
  • Además, incontinencia e impotencia.
  • Leucopenia.
  • Trastornos relacionados con el sueño, tanto insomnio como somnolencia.
  • Enfermedades relacionadas con anomalías dentales y gingivitis.
  • También es común encontrar hipertensión arterial y vasodilatación en los pacientes.

Es importante recordar que este medicamento no se puede tomar ni suspender sin la supervisión de un especialista. Si sufres de epilepsia, un médico debe hacer el diagnóstico e indicarte un tratamiento. Si actualmente estás tomando gabapentina y sufres los efectos secundarios, también debes acudir a una consulta médica.

  • López del Val, L. J., & Santos, S. (2003). Gabapentina en el tratamiento del temblor. Revista de Neurologia. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/S1134-2072(03)75857-5
  • Herranz, J. L. (2003). Gabapentina: Mecanismos de acción en el año 2003. Revista de Neurologia.
  • Wiffen Pj, Mcquay, H., Edwards, J., & Moore, R. (2006). Gabapentina para el dolor agudo y crónico. Cochrane Library.
  • Infac. (2014). GABAPENTINA Y PREGABALINA: ENTRE EL USO Y EL ABUSO. https://doi.org/10.1016/j.cub.2015.11.070