Galletas arrugadas de limón

La ventaja de las galletas arrugadas es que no tienen por qué pesar lo mismo. Lo importante es que tengan el mismo tamaño, pero pueden ser más o menos finas

¿Cómo son las galletas arrugadas de limón? Así como lo has leído… ¡arrugadas! Pero más allá de su aspecto (que no es tan fácil lograrlo) son crujientes, ricas, con sabor cítrico. ¡Perfectas para agasajar a tus amigos o familiares en la próxima merienda!

Receta de galletas arrugadas de limón

Quizás el nombre no te entusiasme mucho, pero no te dejes engañar por las apariencias… son deliciosas. En realidad son unas galletas craqueladas que han decidido llamarlas arrugadas. Una ideal excusa para prepararlas e invitar a casa a quien quieras.

Ingredientes:

  • 120 g de mantequilla
  • 170 g de azúcar
  • 1 huevo
  • La ralladura de 2 limones
  • 10 ml de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 5 g de polvo para hornear
  • 5 g de bicarbonato de sodio
  • El zumo de medio limón
  • 200 g de harina 0000
  • Cantidad necesaria de azúcar glas

Utensilios:

  • Varillas eléctricas
  • Rallador
  • Exprimidor
  • Tamizador
  • Recipiente
  • Paño
  • Molde circular para horno
  • Bandeja para servir

Preparación:

galletas de limon

  • Bate la mantequilla usando varillas eléctricas. Incorpora también el azúcar y continúa batiendo durante algunos minutos. Echa el huevo y la esencia de vainilla sin dejar de remover. Ralla la cáscara y exprime el zumo del limón. Incorpora ambos a la preparación y mezcla un poco más. Reserva por un instante.
  • Tamiza el azúcar, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y la sal. Echa a la mezcla anterior y remueve de forma envolvente hasta lograr una masa homogénea. Pon en un recipiente enharinado por los bordes y tapa con un paño durante 20 minutos para que leve un poco.
  • Pasado ese tiempo forma bolas de unos 25 gramos cada uno. Enciende el horno a 180 °C. Pon las galletas en un molde circular o redondo apto para horno (no olvides engrasar y enharinar antes para que no se te peguen). Reboza con el azúcar glas y cocina durante 14 minutos o hasta que estén doradas. Retira del horno y deja enfriar en la rejilla. Cuando estén tibias ya puedes pasar a una bandeja. Prepara la bebida que acompañará esta tarde tan especial, un café o un té de hierbas con limón son opciones perfectas.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • Consejos: No hace falta que cada galleta pese lo mismo… con que sean de tamaño similar es suficiente. No las dispongas demasiado juntas entre sí en el momento de hornear, porque con el calor y la cocción se expanden bastante y se pueden pegar.

Otra opción para hacer galletas arrugadas… con sabor moka

Algunos conocen esta receta como “crinckles cookies”. Un nombre algo complicado de decir sin confundirse… pero lo que sí es realmente inconfundible es su sabor original y muy rico. Se hacen con nata, cacao y café y son populares en las Navidades de Estados Unidos. ¿Te animas a prepararlas? Sigue leyendo entonces:

Ingredientes:

  • 150 g de azúcar moreno
  • 120 ml de aceite vegetal
  • 60 ml de nata agria
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 210 g de harina
  • 75 g de cacao amargo
  • 2 cucharadas de café soluble
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 150 g de azúcar glas para rebozar

Utensilios:

  • Varillas eléctricas
  • Recipientes
  • Tamizador
  • Espátula
  • Papel film
  • Cuchara para helado
  • Molde circular para horno
  • Bandeja para servir

Preparación:

galletas oreo sin gluten

  • Bate el azúcar con el aceite. Añade la nata, el huevo y la esencia de vainilla sin dejar de remover. Mezcla unos 5 minutos y reserva. Ocúpate de los ingredientes secos ahora: tamiza la harina, el bicarbonato de sodio, la sal, el cacao en polvo y el café. Agrega la pimienta molida. Integra todo muy bien.
  • Junta lo sólido con lo líquido en un recipiente grande y remueve hasta formar una masa homogénea. Cubre con papel film y deja reposar unas 4 horas en la nevera, hasta que esté bien firme. Pasado ese tiempo forma bolas con la cuchara de helados. Redondea con las manos.
  • Dispón en una bandeja engrasada y enharinada. Enciende el horno a 180 °C. Espolvorea con azúcar glas todas las galletas. Cocina durante 10 minutos o hasta que estén algo doradas. Retira del horno y pon en la rejilla para que se enfríen. Si puedes esperar 20 minutos a que se enfríen por completo, mucho mejor… ¡así no te quemarás los dedos o la lengua!

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 30 minutos + 4 horas de nevera.
  • Consejos: En lugar de papel film puedes usar un paño para que la masa aumente su tamaño. Para que puedas redondear más fácil tus galletas, puedes ponerte un poco de aceite o agua tibia en las manos. No las dejes más de 10 minutos en el horno porque de lo contrario quedarán muy duras. El objetivo es que se cocinen pero que el interior esté cremoso.